¿Cómo ofrecer el biberón de una forma segura y fisiológica?

En otras entradas de la Guía de Lactancia os he hablado de otros sistemas de administración de leche materna extraída o artificial que no confundían con la succión del pecho.  Hoy toca hablar del sistema más aceptado y conocido para dar esta leche, el biberón.

Puedes ver la primera entrada de esta serie donde hablo de la administración de la leche con cuchara y el vasito.

Lo que vas a leer quizás te llame la atención, porque durante mucho tiempo  hemos estado ofreciendo el biberón de una forma determinada a la que nos hemos acostumbrado. Este sistema que hoy te ofrezco te garantizará seguridad al proteger la vía aérea de tus bebés y además, imitar un ritmo más natural y fisiológico.

Ventajas que los padres ven en el uso del biberón

  • Es el sistema  más fácil y cómodo de administrar.

Aunque como ya verás, tiene su técnica, hacerlo de cualquier manera puede ser inseguro y estresante para el bebé.

  • Es una forma rápida para dar leche  y ahorra tiempo. 

Sobre todo cuando se usa de la forma tradicional, con bebé medio tumbado, y biberón inclinado.

El bebé logra tomarse la leche en un periquete porque la leche fluye sin control y el bebé no puede parar de tragar, lo que es muy estresante y puede ser peligroso en niños especialmente inmaduros.

  • Reciben  gratificación inmediata cuando la leche sale de forma instantánea.

Lo que pudiera parecer que es una ventaja, pero realmente no lo es. El bebé se acostumbra  poco a poco a que le entra leche sin esfuerzo y pierden interés en el pecho.

Desventajas principales

  • El uso del biberón está asociado a una duración de la lactancia más corta y a confusión de la succión de la tetina y el  pezón.1,2

El biberón dado a la antigua usanza  no permite controlar el chorro o flujo de leche que sale de la tetina, lo que genera en el bebé una molestia al principio que todo el mundo confunde con ansiedad o hambre voraz.

Da igual qué agujero uses, así lo pones boca abajo, cae solo.

Y esto todos sabemos a lo que lleva. A un destete progresivo del pecho, ya que poco a poco le damos más leche pensando que tiene hambre.

Nada de hambre. 😉 

Lo que le pasa es que no puede controlar tanta leche y tiene que hacer pausas de respiración para comerse todo lo que le entra a caída libre. La fuerza negativa que genera al succionar de la tetina hace que salga más leche.

En resumen, se está medio atragantando. El bebé está estresado. Y no, no exagero. 😥 

Biberón seguro

Claro, el bebé no es tonto, posteriormente  aprende a controlar el chorro de una manera anormal, no le queda otra, así que intenta trasladar al pecho lo que hace con el biberón, ofreciendo entonces la conocida confusión tetina pezón.

  1. Cierra más la boca.
  2. Aprieta la tetina.
  3. Pone por delante la lengua para tapar el chorro.
  4. Pelea con el pecho por una gratificación inmediata.
  5. Puede traumatizar el pezón de la madre.

Por un lado la inclinación del biberón con el bebé medio recostado sobre los brazos de la madre, o en el peor de los casos completamente tumbados, como he visto a algunos bebés, hace que la fuerza  de la gravedad domine el flujo.

Esto tiene muchos riesgos asociados de los que hablaré.

El agujero de la tetina puede ser más grande de lo habitual y acelera la entrada de leche. Aunque sean de flujo pequeño, algunos aún gotean mucho cuando se les pone boca abajo.

  • La lactancia con biberón lleve asociado un elevado riesgo de sobrealimentación y obesidad. Da igual si se usa leche materna o artificial en el tetero.3

Cuando se ofrece el biberón de esta forma, el bebé al acabar siente la necesidad de seguir mamando, porque el  biberón no le permite satisfacer otras necesidades de succión no nutritiva que el pecho satisface.

Puede ser muy confuso, y en la duda de que se quede con hambre, aumentamos la cantidad de leche que ponemos en el biberón, y entonces empezamos a ensanchar de una forma considerable el estómago.

Algunos bebés vomitarán de vez en cuando, y otros de forma frecuente, tienen más tendencia al reflujo.

¿Has visto cómo se queda un globo cuando lo inflas mucho y luego dejas escapar el aire? Puedes hacer la prueba, se queda más grande, no vuelve a su tamaño original.

Es por esto que poco a poco el bebé necesita más leche para saciarse, ya que la saciedad tiene mucho que ver con la capacidad del estómago del bebé en cada etapa.

Y este aumento rápido del estómago es doloroso para el bebé y causa molestias digestivas.

  • Mayor riesgo de aspiración y atragantamiento, mayor riesgo de otitis4b.

En los primeros 3 días de vida los bebés la leche se produce en cantidades pequeñas, se llama calostro.

Es así  porque el bebé no está acostumbrado a tragar fuera del vientre de su mamá lo que ingería dentro del mismo, que era líquido amniótico. Es un medio diferente.

El calostro es denso, para facilitar que el bebé no se atragante. Si tu tuvieras problemas para tragar, no te darían líquido, sino algo más espeso. Pues igual.

Digamos que durante tres días los bebés se estás adaptando, mientras el calostro va aumentando poco a poco.

Si en esos días le ponemos un biberón que le gratifica inmediatamente con más cantidad de la que necesita su estómago ¿qué crees que pasará? 😉 

Si el bebé necesita leche por cualquier cosa en estos momentos, es más útil usar una cuchara o un vasito que usar un biberón.

Si necesitara más tiempo ese  aporte de suplemento, se podría valorar el biberón con un método más controlado y que confunda lo mínimo.

Muchos de nuestros bebés además, no se encuentran maduros totalmente.

Muchos gemelos nacen prematuramente, antes de la semana 37. Su sistema nervioso no es capaz de controlar aún la respiración al mismo tiempo que succionan y tragan. Si se les da el biberón así pueden comprometer su respiración y aspirarse. 4c

¿Has probado a beber tú mismo tumbado?

Cuando no se encuentran bien succionando del biberón muestran señales de estrés, y que no podemos confundir con que se estaba muriendo de hambre. Y tú te sientes fatal porque piensas que no estabas alimentándolo y te sientes egoísta de no haberlo  hecho antes. Desconfías de tu capacidad y te dejas llevar.  😥 

Estas señales de estrés son reconocibles: extienden los dedos de las manos y los pies, fruncen el ceño, abre mucho los ojos como con susto, se le escapa leche de la comisura de los labios, intentar voltear la cabeza a otro lado y quitarse el biberón con las manos empujándolo.

  • Riesgo de maloclusión dental5 y problemas del lenguaje.

Cuándo un bebé mama de la tetina  o del chupete suele colocar su boca de una manera diferente. Está más cerrada y para mover la leche hasta la boca los movimientos que hace con la lengua y su colocación son diferentes.

También los músculos que utiliza son distintos, y eso da lugar a que la boca no se desarrolle de la forma esperada, ya que son justos los opuestos a los que trabaja cuando mama del pecho.5

Si en la lactancia el biberón es predominante, o si es artificial totalmente, el bebé necesita succionar de otras cosas para satisfacer sus necesidades no nutritivas. Los bebés que usan biberón suelen compensar esto con chupetes o en su defecto, chupándose el dedo.

La forma en la que se succiona la tetina no facilita el desarrollo dental y facial del mismo, lo que dicho a groso modo, te llevará en un futuro directamente al odontopediatra y ortodoncista.6

¿Cómo se administra el biberón para que sea seguro?

  1. Siéntate cómod@ y coloca al bebé  incorporado. No tumbado ni sobre el codo.
  2. Haz cosquillas en los labios del bebé para que abra la boca ampliamente y le acercas el biberón de forma que la punta se dirija al paladar.
  3. Intenta que el bebé tome bien profundo la tetina para que la parte alargada llegue a la conjunción entre el paladar blando y duro. Los labios deben quedar abiertos, como evertidos sobre la base de la tetina, que no tiene que ser excesivamente ancha ni estrecha. Lo justo para conseguir una amplitud parecida al pecho y que esté dentro la longitud adecuada de la tetina.
  4. Si estás dando el pecho y el bebé es pequeño, intenta antes darle un poco de pecho y luego usa el biberón. No le des de forma instantánea la leche. Así puedes imitar lo que sucede el pecho con la eyección de la leche (entre uno y dos minutos).
  5. Intenta evitar retirar la tetina cuando el bebé está succionando para poder hacer una pausa. Cuando toque pausar entonces baja un poco el biberón para que no entre leche.
  6. Sujeta el biberón en horizontal, para evitar que la fuerza de la gravedad acelere el flujo sin control. La punta de la tetina tiene que quedar llena, obviamente poco a poco tendrás que elevar un poco el biberón para que esté llena.
  7. Observa cómo succiona el bebé.7 Tiene que ser capaz de succionar, tragar y respirar sin esfuerzos, sin parar de hacerlo mientras traga. Habitualmente lo hacen entre 15 y 30 veces y hacen una pausa. durante esta pausa procura que la tetina quede orientada al paladar, para que el bebé sepa que el sigue ahí, y cuando esté listo volverá a succionar. Observa cómo lo hace tu bebé.  Si ves que el bebé empieza a mostrar algunas señales de estrés que te he indicado arriba, baja el biberón un poco hasta encontrar el ritmo adecuado.
  8. La toma debe durar unos 20 minutos. Si una toma completa es capaz de zampársela en menos de 5-10 minutos el flujo es muy rápido. Si lo hace en mucho más de 30 o 45 minutos, puede ser demasiado lento.
  9. Puedes hacer una pausa en la mitad y cambiar de lado de pecho, para imitar más al pecho.
  10. No fuerces nunca que el bebé se acabe el biberón con movimientos de la tetina en la boca.
  11. No impidas la movilidad de las manos del bebé con rebozos o enfajados, porque es un mecanismo de seguridad que tiene el bebé cuando está estresado y en peligro.
  12. Mantén el contacto con los ojos de tus bebés, háblales.

¿Qué tipo de tetina o biberón usar?

Puede que tengas que probar varias tetinas. Dee Kassing8 habla en su método que sea blanda, no muy firme, que tenga un agujero pequeño, redonda, y una longitud adecuada para alcanzar ese punto entre paladar duro y blando.

Una tetina ortodontica con forma de pintalabios tipo Nuk no es la más adecuada.4 El pecho, NO es así.

¿Tú has visto cómo sale un pezón cuando sale de la boca del bebé y está mamando bien? Pues sale redondo, no con forma de pintalabios ni achatada.

Con estas tetinas el bebé aprende a retraer la lengua hacia atrás y con ella hace una joroba. Cuando mama luego no hace el movimiento como se espera.

El biberón, más bien recto. Hay biberones que tienen formas anguladas. Intenta evitarlos porque la propia leche en la parte más alta hace que caiga más rápido.

Algunos fisioterapeutas recomiendan además biberones que sean anticólicos9 ya que hay  preocupación porque el bebé coja más gases y pueda desarrollar molestias estomacales del poco control de la leche.

Cuando se controla el flujo se evita que esto sucede, ya que el bebé puede controlar su respiración y estamos atentos a regular la altura así que vemos señales de estrés.

Si se da de forma adecuada apenas necesitan expulsar gases, y ellos mismos retiran el biberón cuando ya no quieren más.

Puedes ver dos formas de administrar este biberón. Una de ellas, sin retirar el biberón. Es un vídeo realizado por la IBCLC Victoria Facceli. 

Este otro ha sido grabado por mi colega Alba Padró, IBCLC de LactApp, en este en cambio se retira el biberón para vigilar la pausa.

Bibliografía:

 

1.Righard, L. 1998. Are breastfeeding problems related to incorrect breastfeeding technique and the use of pacifiers and bottles? Birth, 25, 40-44

2.Huang YY1, Huang CM. Nipple confusion and breastfeeding: a literature review Hu Li Za Zhi. 2006 Apr;53(2):73-9.

3.Li R, Magadia J, Fein SB, Grummer-strawn LM. Risk of bottle-feeding for rapid weight gain during the first year of life. Arch Pediatr Adolesc Med. 2012;166(5):431-6.

4a. Wilson-Clay, B, & Hoover, K 2008. The breastfeeding Atlas (4th ed. )Austin, TX: Lact News Press.

4b.Brown CE1, Magnuson B. 2000. On the physics of the infant feeding bottle and middle ear sequela: ear disease in infants can be associated with bottle feeding. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2000 Aug 11;54(1):13-20.

4c.Tully SB1, Bar-Haim Y, Bradley RL. 1995. Abnormal tympanography after supine bottle feeding.J Pediatr. 1995 Jun;126(6):S105-11.

5.Palmer, B. 1998. The influence of breastfeeding on the development of the oral cavity. A commentary. Journal of Human Lactation,14,93-98.

6.Viggiano D . et al. Breast feeding, bottle feeding, and non-nutritive sucking; effects on occlusion in deciduous dentition . Arch Dis Child 89: 1121-1123, 2004

7. Law-Morstatt, L.,Judd, D.,Snyder, P., et al. 2003. Pacing as a treatment technique for transitional sucking patterns. Journal of Perinatology, 23, 483-488.

8.Dee Kassing.  BS, MLS, IBCLC. Bottle-Feeding as a Tool to Reinforce Breastfeeding. J Hum Lact 18(1), 2002

9.Comunicación personal.

Créditos fotográficos:

Foto Manuel Pacheco. Pixabay.

BeeKi. Pixabay.

 

1 comentario en “¿Cómo ofrecer el biberón de una forma segura y fisiológica?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: