Cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna

La lactancia materna ofrece a nuestros hijos el alimento perfecto, además de otras muchas cosas maravillosas más. A nosotras dar el pecho también nos repercute de forma positiva, pero seguramente que has pensado también los efectos negativos que puede tener amamantar a gemelos, sobre todo de tipo estético. Hoy te cuento cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna.

cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna

Nunca he tenido los pechos tan grandes y hermosos como cuando daba de mamar a mis gemelos. Han sido la envidia de todos, para qué lo voy a negar. Creo que no sólo mis hijos disfrutaba de esa visión, también mi marido y yo misma. A nadie le amarga un dulce, cuando te ves bonita, te ves.

Pero cuando el tiempo fue pasando los pechos se fueron quedando cada vez más chiquitos y fueron volviendo a su estado habitual y entonces, ya acostumbrada a verme tan espléndida, me plantee por lo menos dar la sensación de seguir teniendo las tetas grandes.

¿Por qué se nos caen las tetas?,¿ qué tiene que ver la lactancia en ello?, y ¿cómo recuperar el pecho después de la lactancia con diferentes alternativas estéticas y de ejercicio?

El pecho según la etapa de la vida

Nuestro pecho sufre cambios importantes a lo largo de nuestra vida. Se puede decir que no tenemos un pecho totalmente funcional, esto es dedicado a la lactancia materna, hasta que somos madres.

El embarazo y la lactancia materna es un paso previo para completar el desarrollo de nuestras senos.

Al nacer, las niñas pueden tener una ligera tumefacción de las pezones por efecto hormonal. Se inflaman y pueden secretar incluso un líquido que llamamos leche de brujas. Una situación normal y fisiológica que desaparece a los pocos días.

Vuelta a la normalidad, el pecho de la niña no empezará a sufrir más cambios hasta que inicie su menstruación, y entonces todo su estructura interna irá creciendo para conseguir en el futuro una mama nutricia. Se inicia el crecimiento del pecho.

El  embarazo y todos los cambios hormonales que trae acaban de formar el pecho para que cumpla su función principal y el momento del alumbramiento de la placenta y el inicio de la estimulación del pecho por parte de los bebés acaba de pulir la totalidad del pecho.

Cuando se inicia el destete y el bebé empiece poco a poco a disminuir su ingesta de leche, el pecho irá adaptándose  y poco a poco irá retornando a un tamaño normal, aunque activo.

La involución del pecho no se produce hasta el destete final, cuando el bebé deja de mamar y entonces el pecho empieza su recuperación y el retorno a su fase no lactante.

Para entonces puede que ya te hayas dado cuenta que no volverán a ser los mismos, te han quedado estrías, no está tan firme, y parece que le falta chicha. ¿Qué hacemos entonces?

 

cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna

 

La lactancia no tiene  la culpa

Mucha gente quiere echar la culpa del aspecto de los pechos tras la lactancia materna al hecho de haber amamantando y no es  cierto.

Es el embarazo, la edad y los estilos de vida son los verdadero responsables del aspecto final del pecho después de la lactancia materna.

  • Es durante el embarazo cuando se experimenta el mayor crecimiento de la mama, cuando se desarrolla completamente los conductos y se multiplican los acinos mamarios responsables de la producción de leche. El volumen pues se amplía.
  • Durante el embarazo las mamas acumulan tejido adiposo como reserva y el peso de la mama se incrementa. Cada pecho puedo llegar a pesar unos 300 gramos. El peso aumenta.
  • Algunas hormonas, como la relaxina, son responsables de la pérdida de tono durante el embarazo y los tejidos y  músculos que mantienen el pecho sujeto a la pared torácica, se ven afectados. 

Además hay que contar con los antecedentes del pecho  previos a la gestación, el estado de nutrición de la madre, el tabaquismo, la hidratación de la piel, el estado de los tejidos conjuntivos y de sostén. 

El paso del tiempo es quizás el factor biológico que  produce una marcada disminución de los pechos, ya que los tejidos pierden colágeno, que proporciona resistencia.

Por todo estoy y por efecto de la fuerza de la gravedad el pecho se cae,  se estría y pierde firmeza y volumena, lo que se  conoce como ptosis mamaria o pechos caídos.

¿Y entonces la lactancia materna tiene algo que ver?

La evidencia científica sobre el impacto de la lactancia materna sobre el aspecto estético del pecho después del amamantamiento  más actual fue ofrecida en Octubre de 2013, tras un Congreso de Cirugía Plástica y Estética en San Diego.

Allí la Dra. Norma Cruz, cirujana y miembro de la Asociación Americana de cirujanos plásticos, expresaba con rotundidad, que los cambios hacia la laxitud y pérdida de firmeza se experimentaba de forma igual en mujeres con lactancia materna y  sin ella.

En su estudio, “The Effect of Breastfeeding on Breast Ptosis Following Augmentation Mammaplasty,” que evalúa la relación de la lactancia materna en la caída de los pechos en mujeres que había sido sometidas a un implante mamario, concluye que es el embarazo el que afecta realmente al pecho y no la lactancia materna.

Otro estudio similar entre mujers que no fueron sometidas a implantes  realizado por Rinker. B, “The effect  of breastfeeding on breast aesthetics”, afirma  que es el número de embarazos de la mujer los que aumentan los riesgos de ptosis mamaria, siendo la lactancia materna un riesgo mínimo, por no decir no demostrable.

Problemas estéticos del pecho después de la lactancia materna

Los problemas estéticos más habituales a nivel del pecho están relacionados con la pérdida de firmeza o flacidez , la atrofia e hipertrofia muscular, la ptosis mamaria, y las estrías.

Un pecho sin alteraciones previas, con un tono adecuado, y un estado nutricional óptimo, se recuperará tarde o temprano de la lactancia. Y yo lo he podido comprobar.

Evidentemente se han caído, pero no tanto como yo pensaba, han perdido volumen, pero he logrado mantener la firmeza de los mismos y no tienen nada que envidiar a mis pechos de antes del embarazo, y tienen estrías, algo que es inevitable al aumento del pecho originado por el embarazo.

Cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna

Debido a que el mayor problema del pecho después de la lactancia está en la pérdida de firmeza, lo lógico es que reforcemos el tono muscular de los pectorales para poder recuperar parte de la sujeción que hace que el pecho se quede levantado. Esto se puede hacer de diferentes maneras.

Tratamiento Estéticos

Son a los que puedes recurrir en los Centros de Medicina Estética o en Centros de Estética. Algunos pueden ser invasivos. Tienen como objetivo mejorar el aspecto, posición, volumen y turgencia del pecho.

Para el tratamiento de la pérdida de firmeza y descolgamiento del paso de tiempo se puede recurrir a la maxtopsia, que proporciona reafirmación del seno caído cuya piel ha perdido el tono y su elasticidad.

También se puede abordar con tratamientos no invasivos. El tratamiento por excelencia para la flacidez de senos a nivel de centro estético es la radiofrecuencia, ya que influye directamente en la piel, ayuda en la penetración de los productos activos, mejora la nutrición y respiración celular y favorece la estimulación muscular de la superficie.

Luego nos encontramos con otros tratamientos complementarios, como el masaje modelador de senos, aplicado con cosmética adecuada que además puede proporcionar un handicap en la talla del pecho.

La práctica de ejercicio regular y apropiado para fortalecer los pectorales mayores y menores, como Pilates,   son muy importantes, y no podemos olvidar la nutrición de la piel, como elemento fundamental en el cuidado de los pechos, proporcionándole, no solo alimento sino de forma tópica con adecuada higiene corporal y oxigenación, evitando toxinas como el tabaco.

Desde casa es posible también hacer algo, puesto que la economía no está para muchos trotes.

Una de ellas es elegir un buen sujetador, que retrasa el efecto de la gravedad en los pechos y su descuelgue progresivo. El sostén no puede ejercer demasiada presión, por lo que es necesario acudir a un buen especialista que nos asesore.

Un sujetador funcional y maravillosamente precioso y bello que nos haga lucir más guapas y sexy. Yo por ejemplo llevo uno con relleno, porque le cogí gustillo al volumen.

Controlar el peso para que siempre sea el adecuado para nuestra talla. Aumentar y perder peso de forma brusca ocasiona pérdidas de firmeza, estrías y marcas, deteriorándose las estructuras del pecho. Así que cuidado con la dieta y con el tabaco.

Y recuerda lo más importante

La lactancia no le va a perjudicar el pecho.

Trata de disfrutar de ella sin miedo a perder la belleza del pecho. Además mientras amamantas te proporcionarás una protección contra el cáncer de mama acumulable. Cuánto más pecho se de, mejor.

Y además previene el cáncer de útero y de ovario, la osteoporosis y regula mejor los niveles de azúcar en sangre de las mujeres diabéticas.

Y qué me dices de tus pequeños ¡Son los que más agradecerán que los hayas amamantado y seguirán sintiendo amor por esos pechos, como hacen los míos!

1 comentario en “Cómo recuperar el pecho después de la lactancia materna

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: