Cómo viajar con gemelos sin morir en el intento

Llega el tiempo de las vacaciones y nos vemos en la necesidad de desplazarnos en coche, avión o tren con dos bebés a nuestros emplazamientos de descanso y disfrute. ¿Cómo viajar con gemelos sin morir en el intento?

La primera vez que nos preparamos para viajar con gemelos nuestros mayores tenían sólo 10 meses y sólo teníamos dos. ¡Cuánto tiempo ha pasado ya!

Y no sé ni cómo nos atrevimos, porque por entonces los niños sufrían continuamente de vómitos por culpa de una intolerancia que se diagnosticó más tarde. Entonces teníamos un precioso Rover 216 Rojo de juventud, no tenía apenas espacio en el maletero y menos para viajar con gemelos. Al final tuvimos que comprar otro coche más familiar y más grande.

Monovolumen cargado para el pueblo.
Monovolumen cargado para el pueblo.

Con hijos siempre se llevan muchas cosas en los viajes, por supuesto nosotros  todo multiplicado por dos. Si no te organizas bien corres el riesgo de llevarte contigo la casa entera, por si acaso,  como un caracol. No es lo mismo irse al pueblo que a un hotelito en la playa. Tampoco irse para una semana que para 15 días o un mes. Por supuesto no es igual ir en coche que en avión o en tren. Y ni punto de comparación irse solos con los bebés que acompañados de la abuela.

Ahora que los niños son ya mayores los viajes son muy distintos. Igualmente nos tenemos que llevar un montón de cosas. Con los segundos gemelos tuvimos que cambiar de coche de nuevo a un monovolumen más grande porque no teníamos dónde colocar las sillas y nos faltaba una plaza.  Ahora nos sobra una en la que siempre que puede se acopla la abuela.

Además de los aspectos organizativos del viaje tendréis que tener en cuenta las necesidades de vuestros bebés y los horarios en los que es mejor salir y si queréis tener compañía durante las vacaciones y aprovechar para descansar y recibir un poquito de ayuda o vivir a vuestro aire sin que nadie os diga que lo estáis haciendo bien o mal.  Os cuento un poco y sacáis vuestras conclusiones.

Logística del viaje

Para viajar con gemelos es necesario tener mucha paciencia, sobre todo. Sólo para priorizar lo que llevas que sea necesario para el día a día ya es un estrés.  Aunque quieras planificarlo hasta el más mínimo detalle y tener previsto todo, no es raro que  surjan sorpresas. Tus viajes ya no serán lo mismo. Siempre sabes cómo te vas, pero no cómo volverás.

Las sillitas del coche

Ya comenté en otro post, que puedes ver aquí, que una de las cosas imprescindibles en las que hay que invertir es en las sillas infantiles  del automóvil. La seguridad lo primero. De hecho según la Dirección General de Tráfico, los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en menores de 14 años. No vale no poner el cinturón porque vamos a la tienda solamente. Siempre cinturones y siempre niños atados. Y nada de exceder las plazas y que os convenzan de que total, para dos km podemos ir apiñados. Cuidado con los desplazamientos cortos.

Revisa bien el montaje de las sillas y siguiendo la Normativa vigente, que por cierto, cambiará en poco tiempo.

Atentos a l@s gemelill@s inquietos que se desabrochan los cinturones y no quieren la sillita. Algunos se bajan las tiras y hasta se las ingenian para desabrocharse. Revisa periódicamente que van con los sistemas correctamente ajustados.

Si no viajáis en coche y lo hacéis en tren o avión pensad en el desplazamiento hasta el aeropuerto y la estación. Muchos taxistas no aceptan bebés sin silla. O te llevas la silla o te lleva un familiar que monte sillitas en su auto, u optáis por el bus o el metro, pero no creo que estéis tan locos como para eso.

La maleta de los gemelos y otros bultos ajenos

Es mejor separar la ropa de los bebés de las nuestras. A no ser que te pase como a nosotros y tengas espacio cero en el maletero,  llevar una maleta especial para los niños y otra para los padres es más útil. Si accedes al viaje en avión o al tren habrá que dividir la maleta en dos secciones y seleccionar lo justo. Aunque hoy los carritos de transporte te ayudan, sólo podrá hacerlo uno, porque el otro seguro que tira de un carro doble.

Depende del lugar donde viajes necesitas más o menos ropa. En la montaña es necesario llevar ropa de abrigo porque suele refrescar. En la playa puedes prescindir de ropa y usar cosas ligeras, como bodies o camisetas, pero puede refrescar. Y todo multiplicado por dos. Si hace calor y necesitas lavar algo se seca rápido, es la única ventaja.

No olvides las toallas, los pañales, bañador o bañadores normales y los artículos de higiene y aseo personal de cada uno en la familia. En la maleta o en una bolsa aparte.

Cuidado si llevas un extra en el coche. Limita su equipaje porque forma parte de las sorpresas.  Y eso que no he hablado de las mascotas.

El botiquín

Si algo no tiene que faltar es el botiquín de medicinas. Lo puedes llevar en la maleta o en la bolsa de aseo personal. También en la bolsa de mano del carro.   Es  imprescindible:

  • Analgésicos
  • Antihistamínicos
  • Biodramina infantil.
  • Pomada para golpes.
  • Cepillo de uñas y jabón.
  • Desinfectante Clorhexidina o povidona yodada
  • Repelente de insectos.
  • Loción calmante para escozor o picores
  • Vendas de algodón, elásticas y tiritas
  • Tijeras punta roma y pinzas largas.
  • Guantes y gasas estériles. Esparadrapo.
  • Suero fisiológico y suero oral
  • Bolsa de frío/calor
  • Bolsas de mareo.
  • Termómetro
  • Teléfonos de urgencias y emergencias
  • Tarjetas sanitarias

Pañales,  alimentos y menaje del hogar

No esperes ir de vacaciones y encontrar estos básicos a precios normales.  Todo lo contrario. A no ser que haya mucha concurrencia y te encuentres el supermercado del barrio en tu zona de veraneo o tengas un nivel adquisitivo adecuado, puedes necesitar más presupuesto.

Por ejemplo en los pueblos los precios son astronómicos.  En el “chino” del barrio está más barato. Carga con un paquete de pañales y  si dependes de un sacaleches lleva repuestos suficientes. Si usas leche de fórmula llévate suficiente, además de menaje necesario y agua mineral para preparar todo. En algunos lugares el agua no sabe igual.

Nosotros no nos libramos de ésto aún. Después del diagnóstico de alergia a las proteínas de leche de vaca teníamos que ir con la dichosa leche hidrolizada, que la pasaba la seguridad social. Había qur llevar suficiente. Ahora que tenemos siempre vamos cargados de bolsas de comida sin gluten. Un problema a resolver si vas a comer fuera. No en todos los sitios encontrarás un menú adecuado que le guste a tu gemel@.

Con el pecho todo es más facil. Solo llevas las tetas puestas y el resto puede comer de vuestra comida. Pero algunos tiran de potitos y también pueden salir caros.

En determinadas circunstancias puede incluso que no puedas llevarte sólo lo justo. Como en viajes en avión o en tren. Aquí difícil llevar mucho.

Cómo viajar con gemelos
Contar historias, chistes o hacernos unas fotos mientras papá conduce

Sillas de paseo y cuna de viaje

Tras dos experiencias con gemelos reconozco que me he vuelto cómoda y friki, si así lo queréis llamar. Sólo el espacio que ocupa el coche gemelar o dos sillitas de paseo ya requiere mirar con lupa el resto de cosas necesarias para el viaje con gemelos.

No quiero recordar mi imagen en el Rover 216. Maletero lleno, yo detrás con dos niños,  en el centro, como una gallina con las piernas subidas sobre un montón de bolsas con comida, pañales, y enseres variados.  Los carros individuales en el asiento del copiloto.

Aprovechando a Elena López de De Monitos y Risas y colaboradora del blog en su especialidad sobre porteo,  dos fulares elásticos dan mucho juego y pueden facilitar las vacaciones si quieres prescindir de los carros.  Puedes aprender a usarlos aquí.

Igual con la cuna. Hay cunas de viaje que apenas ocupan espacio, pero junto al resto de necesarios puede ser otro problema de espacio. Cualquier cama puede ser útil incluso sin necesidad de una barandilla de seguridad.  Adosada a vuestra cama. Y en los hoteles suelen estar preparados.

De nuevo en los casos de viajes en avión o en tren puede que tengas que prescindir incluso del carro, aunque  no suele ser lo habitual.

Cómo viajar con gemelos: la hora de la verdad

Lo más fácil es preparar el viaje. Una vez todo listo empieza la aventura.  ¿Es mejor viajar de día o de noche? ¿Cuántas veces paramos? ¿Qué pasa si perdemos el control de la situación?

Con  la hora del viaje con bebés pequeños te podría dar igual si no fuera por la temperatura.  Si hace mucho calor es preferible salir temprano.  Incluso de madrugada. Esto se hace necesario a medida que se hacen mayores, hasta un límite de edad. A partir de los cinco o seis años es más difícil que se duerman si los levantas pronto.  Por lo menos los míos una vez despiertos ya no se duermen.

Es necesario ser flexible con las paradas que hacemos. Si son muy chiquitines requieren tomas frecuentes.  Esto es ya salud familiar. Hay que estirar piernas y echar un pis. Algunos bebés con el trajín del coche duermen más y puedes reducir el número de paradas, pero no os hagáis los héroes.  Si el viaje duraba antes x horas ahora sumadle por lo menos dos más.

Cargados por delante y por detrás
Cargados por delante y por detrás

Tanto si das pecho como biberones tendrás que hacer un stop si vas en coche.  No puedes quitarte las tetas para amamantarlos desde la silla ni los biberones se pueden dar en marcha y sin control sobre los niños.  Si surgen imprevistos como que se atraganten puedes llevarte un buen susto. En caso de alimentación con fórmula,  el termo listo para la leche preparada correctamente.

En tren o avión llévate ropa cómoda para amamantar con  discreción en la medida que puedas. Ya es suficiente circo para muchos ver un pecho en acción como para ver dos.  En avión valora colocarlos un chupete en los despegues y aterrizajes. Puedes amamantarlos también,  pero puede ser complicado con dos al mismo tiempo,  sobre todo si no estás acostumbrada.

El chupete puede ser un gran aliado en el viaje con gemelos cuando no puedes cogerlos. Los niños más mayores se pueden cansar pronto del viaje aunque sea corto. Puede serte muy útil tener a mano juguetes o cuentos que les entretengan.

Si son más mayores puedes usar vídeos con películas. Carga una dosis de paciencia y de imaginación porque siempre se aburren.  A más edad más interacción tendrán en el viaje con los padres. A mí me gusta hablar por los codos con ellos. A pesar de correr el riesgo de que me hagan callar. Jugamos a concursos, contamos chismes y rememoramos otros viajes.

Especialmente les encanta escuchar nuestras aventuras de pequeños, cuando ni había sillas de automóvil y si tenías más hermanos viajábamos como sardinas en lata.

Los nervios y la ansiedad están a flor de piel y te bombardearán con las típicas preguntas.  ¿Y cuándo llegamos?¿Cuándo se ve la playa? 

O lo que es peor, que empiecen con el “mamá me mareo” o “me meo, me cago”. Esto es para mí demencial.  Se marea uno y se marean todos. Culo veo, culo quiero.

Ten a mano bolsas de mareo, toallas y bebida.  A mí me gusta llevar coca cola para batirla, y aún  recuerdo a mi madre con el limón. Si en la ruta hay muchas curvas valora administrar Biodramina infantil. Tendrás que consultar antes a tu pediatra.

A veces no son l@s niñ@s los latosos. Cuando se acopla un extra como la abuela corres otros riesgos. Mi madre es especialista en acojonarnos. Ve peligros en todo el viaje y parece un radar. Puede querer hacer de pitonisa. Incitan al mareo de tanto nombrarlo. Son una bomba de relojería en el viaje. Lo tienes crudo si le gusta hablar.

En resumen, viajar con gemelos es toda una aventura. Nosotros siempre traemos historias de los viajes. ¿Cuáles son las tuyas? ¿Cómo has vivido tú los viajes con tus gemelos?

2 comentarios en “Cómo viajar con gemelos sin morir en el intento

  1. Juas, Gema, lo que me he reído. Me has recordado el primer viaje (cuatro días a casa de mis hermanas) que parecía que nos íbamos a vivir al polo norte de lo que llevábamos (los “por si acaso” ocupan muchísimo) y el primero después de quitarles el pañal, que paramos tres veces en 20 km, un pis, dos pises, una caca… ¡qué tiempos!

    Sólo puntualizarte que todavía no ha cambiado la normativa respecto a llevar a los niños en el coche. Mientras no se publique el nuevo reglamento, sigue en vigor lo anterior. http://www.race.es/seguridadvial/formacion-race/sillas-infantiles/normativa

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: