¿Qué le pasa al bebé que está inquieto tomando el pecho?

Si acabas de ser madre hace poco y estás notando bastante inquieto al bebé tomando el pecho te interesa leer esta entrada y ver si os  reconocéis en alguna situación. Puede ser que el bebé salga y entre del pecho varias veces, que no acabe de estar a  gusto porque parece que le duele algo, incluso te asalta la idea de si será que le falta leche, ya que en ocasiones se pone a llorar. ¿Qué es lo que le está pasando?

Técnica de lactancia inadecuada

En los grupos de apoyo sabemos que es importante que las madres acudan durante el embarazo para poder evitar muchas de las consecuencias que acarrea una técnica inadecuada de lactancia en los primeros días.

Es posible que el bebé no esté cómodo

  • Cuando no succiona en la posición adecuada y su enganche es inestable tiene que hacer enormes esfuerzos para conseguir la leche. Se pelea con el pecho porque no consigue sacar la leche que quiere y llegar a la grasa para saciarse, y es posible que a tí te duela cuando mama. Se siente con poca libertad y se queja porque le contienes. Prueba con posturas más cómodas para tí, como recostada. El bebé se siente más libre para mamar y es más fácil para él engancharse bien.
  • Algunas situaciones típicas durante la toma hacen que el bebé responda de forma que nos parece que se retira. Si tocamos las mejillas del bebé deja el pecho para seguir nuestros dedos. Si le acercamos al pecho desde la nuca el bebé se retira echándo la cabeza hacia atrás, arqueándose. No le gusta que le descentres.

Es posible que al bebé le duela algo

  • Cuando el bebé mala mal por una incorrecta postura o por problemas en la succión intenta conseguir toda la leche que necesita provocando más eyecciones de leche. La leche de las eyecciones es más rica en lactosa y el bebé se sobresatura de ella, fermentando en el intestino y provocando gases y retortijones dolorosos. Revisa la postura y el enganche para corregir problemas. La compresión mamaria mientras el bebé succiona del primer pecho le ayudará a llegar mejor a la leche grasa.
  • Como durante las tomas se activa el reflejo gastrocólico, es posible que el bebé  sienta deseos de hacer caca, pero no lo consiga. Los masajes y la paciencia pueden ayudar a reducir esta molestia.
  • El reflujo provoca ardor a un bebé que toma el pecho pues parte de la leche que toma vuelve por el esófago. Es una situación incómoda que muchas veces se resuelve con tiempo, paciencia y a veces medicación. Visita al pediatra y procura amamantar al bebé frecuentemente y en posiciones erguidas, para evitar el reflujo. No acuestes al bebé hasta por lo menos pasados treinta minutos y evita que esté horizontal, poniendo una pequeña cuña que eleve el cabecero. El porteo beneficia especialmente a niños con estos problemas.
  • Algunos bebés tienen sensibilidad a las proteínas de leche de vaca. Las proteínas pasan a la leche materna y el bebé lo nota. Puede mostrarse  con dolor de tripa y reflujo. Puedes eliminar de tu dieta todos los lácteos y derivados por unos diez o quince días para comprobar si el bebé mejora y toma el pecho más tranquilo.
  • La limitación de las tomas en cada pecho también provoca que el lactante ingiera un exceso de lactosa. Deja que mame bien del pecho primero y se suelte espontáneamente, y luego ofrece el segundo de postre. También puedes comprimir la mama mientras el bebé succiona del primer pecho para que llegue mejor a la leche grasa.

Es posible que el bebé se quede con hambre

  • Sobre todo en los primeros días es importante que el bebé tome de los dos pechos. Aunque sería posible amamantar sólo de uno de ellos, conviene ofrecer los dos para estar segura de que toma la mayor cantidad de calostro posible.  Si no desea tomar el segundo, ya no los hará notar. Ofrecer la lactancia a demanda, frecuente y sin restricciones elimina en casi su totalidad la posibilidad de que el bebé mamando  bien se quede con hambre. Valora que le revisen la toma para descartar problemas de succión.
  • Seguir una lactancia materna a demanda, vigilando las señales de predisposición para mamar, sin saltarse tomas. No restringir el tiempo entre tomas, dejar que el bebé sea su propio reloj.

Problemas con la eyección de la leche 

act-841503_640

Reflejo de eyección retardada o inhibida.

La falta de confianza y el dolor durante la lactancia puede acarrear una inhibición de la oxitocina. La oxitocina es la hormona responsable de la expulsión de la leche y está muy influida por el entorno y las emociones.

Técnicas de relajación, masaje en el pecho de estimulación,  aplicación de calor antes de cada toma, y/o extraer un poco de leche puede ayudar a mejorar el flujo. También puedes masajear el otro pecho mientras el bebé mama del otro para que eyecte antes.

<

Es importante descartar alteraciones funcionales o enfermedades en la madre.

Reflejo de eyección intenso

Algunas mujeres tienen fuertes descargas de oxitocina cuando el bebé estimula el pecho. Esto ocasiona una salida de la leche exagerado e intenso que puede atragantar al bebé, que no pude controlar el flujo de la leche.

Extraer leche materna antes de la toma para reducir el flujo de una eyección intensa y que el bebé tome el pecho más tranquilo. También puedes retirar un momento al bebé y contener el flujo con un paño limpio o en un recipiente hasta que vuelvas a colocar al bebé.

No hay que olvidar descartar problemas de salud maternos.

Problemas derivados del parto

Maniobras que  hayan incomodado al bebé

Es lógico que el bebé desarrolle cierta aversión al pecho y o que ofrezca resistencia para el abrazo cuando ha sufrido durante el parto y el posparto manipulaciones agresivas.

Puede tener una succión más débil o desorganizada si durante el parto se administró a la madre medicamentos.

Todo aquello que relaje a la madre y al bebé, como posturas que permitan el descanso de la madre y el afianzamiento espontáneo del bebé. El colecho, el porteo y el contacto piel con piel en general ayudarán a retornar a una situación normal.

Restos de placenta en el útero o hemorragias 

Si el cuerpo de la madre piensa que aún sigue embarazado, es posible que la glándula mamaria no rinda al  100% y se note poca secreción. Para una correcta producción de leche es necesario que la placenta haya salido por completo. Ante esta disyuntiva el bebé se cansa de mamar del pecho sin que salga lo que necesita. Acude a tu médico y revisa que no haya restos de membranas en el útero.

Las hemorragias importantes durante el parto pueden afectar a la producción de leche temporalmente. Consulta con tu doctor cómo puedes mejorar tu estado. Puede que sean necesarios los suplementos de forma temporal.

Exprimir un poco de leche y chorrearla con jeringa si el bebé es renuente a seguir mamando, para incentivarlo a mamar y seguir estimulando la mama. También se puede usar un relactador si es necesario y hay que administrar suplementos. Para mantener los niveles altos de prolactina hay que estimular el pecho con sacaleches o a mano.

Separación entre mamá y bebé

Cualquier separación es dañina, que dirían las expertas matronas en parto respetado, y  puede llegar a provocar problemas de vinculación entre la madre y el bebé, como que no encuentre la posición y el enganche adecuada y la lactancia se vea afectada. El contacto piel con piel, el colecho y el porteo se erigen en las medidas de apoyo más acertadas para renacer el vínculo.

Problemas con medicamentos y alimentos

Medicamentos

Determinados medicamentos pueden interferir en la secreción de leche y en la actitud de los bebés mamando. Consulta si existen alternativas igual de eficaces sin efectos secundarios. Cualquier duda sobre la medicación que haya recibido la madre se puede consultar en www.e-lactancia.org

Alimentos

Algunos bebés pueden rechazar la leche si la madre ha tomado alimentos que normalmente no toma y de repente desea tomar porque piense que pueden ayudarla con la lactancia materna. Es algo temporal, pero si se repite en más de una ocasión se puede prescindir del alimento en la dieta.

Algunos de estos alimentos que refieren las madres son las coles, las judías o algunas legumbres.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: