La historia de María y sus mellizos: la edad no es un problema.

Como os prometí os voy a ir contando experiencias de mamás que han querido compartir con todos sus vivencias de maternidad y lactancia materna de gemelos. Hoy les traigo la historia de María, a la que la vida le ha demostrado que la edad para amamantar no es un problema.  

La primera vez que me contactó María tenía 15 semanitas de gestación y estaba tan sorprendida por la llegada de sus gemelos como agradecida, ya que tenía 45  y sólo esto ya le hacía cuestionarse si no sería un problema en el futuro.

María esta vez quería hacerlo lo mejor que pudiera, ya que en su experiencia como madre de otros tres hijos, en dos ocasiones no amamantó y en el último se quedó con ganas de hacer una lactancia materna exclusiva.

Con muchas ganas y mucho apoyo de su marido y su familia María se puso en contacto conmigo y estuvimos intercambiando mails, ya que nos separa un gran océano  a ambas.

¿Y qué me preguntó María? Pues muchas cosas, pero solo al principio me dejó estas que creo que muchas os sonarán:

  1. ¿Es posible la lactancia exclusiva con gemelos?
  2. ¿A mi edad, podre producir la suficiente leche?
  3. ¿Es mas fácil darles al mismo tiempo o uno por uno?
  4. ¿Debo tomar algún complemento para producir mas leche al ser 2 bebés?
  5. ¿Como cuánto tiempo podre estar dándoles pecho casa día? ¿Que tan agotador podrá ser?

A muchas de estas preguntas puedes encontrar respuestas en mi Guía de Lactancia, y por supuesto, si quieres prepararte a conciencia, tienes que hacer mi preparación a la maternidad y lactancia “Qué esperar si vienen dos”.

Después de meses con nuestros mails, llegó el momento y llegaron sus mellizos. Yo no he sabido de ella hasta ahora, realmente ha estado bien ocupada. En cuanto ha sacado un tiempo nos ha enviado este relato que quiere que comparta con todos, especialmente pensando en las mamás de más edad.

Te dejo con su relato. Espero que lo disfrutes.

La edad  para amamantar no es un problema

¡Buen día a todas!

Mis bebes nacieron el 7 de Abril, los tuve pasaditas las 38 semanas, jamas me imaginé poder aguantar tanto, pero lo logramos, ya te imaginarás la barriga gigantesca que tenía al final. 😉

Los bebes venían en cefálica desde hace unas semanas por lo que me dieron reposo absoluto para evitar movimientos y se diera el parto vaginal.

Mi doctora me recomendó algunas técnicas de inducción del parto naturales para evitar medicamentos, como ya ni podía caminar en los últimos días por el tamaño de la barriga fue lo que menos pude hacer.

Utilicé la estimulación de los pezones de la que ya me habías hablado desde 4 días antes del parto.

Los partos múltiples suelen finalizar en muchas ocasiones por orden médica entre la semana 37 y 38, dependiendo del tipo de gemelar. La inducción al parto habitual suele ser dolorosa y no exenta de riesgos y algunas madres ante una programación del parto prefieren poder hacer algo que estimule el parto espontáneo.

Había quedado que me iban a ingresar al hospital el día 6 estuviera o no en labor de parto para evitar complicaciones y si no había avances me inducirían con oxitocina, así que desde la noche del día 5 empecé con la estimulación de manera más continua, fueron alrededor de 6 sesiones de 1 hora durante unas 14 horas.

El método que use que me recomendaron era de masajear el pezón, exprimir un poco de calostro seguir masajeándolo y ponerlo en agua caliente un minuto y estar alternando durante una hora.

Me funciono bastante bien ya que a las 2 de la tarde rompí aguas y tenía contracciones cada vez más continuas.

Nos dirigimos al hospital toda la familia, llegamos y ya me empezaron a monitorear a los dos bebés.

Checaron que todo marchara bien, aunque apenas tenía 4 cm, pero desde que llegué al hospital todo se volvió un poco mas lento.

En 3 horas avance solo un centímetro y las contracciones aunque eran muuuuy dolorosas ya no eran tan seguidas, volví con la estimulación, me intentaron ayudar con un extractor pero después de 1 minuto no lo aguantaba y cambie a la manera manual otra vez.

Las contracciones regresaron más continuas a los pocos minutos. A las 9 de la noche tenía 7 centímetros y ya me relajé un poco.

A las 11 y media ya por fin alcance los 10 centímetros y empezó la agonía,  jaja. Me dieron muchas ganas de pujar, me puse en posición y empezamos a pujar, pero no había avance.

Más de 30 minutos y nada,  que no salían. 😕

Ya no podía mas, mi doctora me dijo que por los años que habían pasado desde mi último parto era normal y era como si fuera madre primeriza.

Pero bueno seguí insistiendo ya las 12:09 por fin nació mi niña. Me la pusieron en el pecho mientras sus hermanos le cortaron el cordón umbilical y después de 12 minutos de descanso regrese a la acción y a las 12:26 nació mi niño.

Tenerlos a los dos sobre mi pecho hizo que todo valiera la pena. 😀 

Como te había contado mis hijos estuvieron en todo el proceso de parto, jamás se salieron ni siquiera el pequeño y los 2 mayores vieron todo el proceso y como nacían sus hermanos.

El pequeño mejor se quedó de mi lado pero se asomaba a veces a ver también.

Igual mi hijo A estuvo pegado de la doctora y no paraba de hacerle preguntas.

Los 2 estaban perfectos con pesos de 2.850 F, y 2.650 L.

Salimos al día siguiente a la casa.

La lactancia la iniciamos y mantuvimos por unos días uno por uno, pero al durar cada bebé 40 minutos mínimo por cada toma y mamando cada 2 horas literalmente pasaba 20 horas al día amamantando los primeros 4 o 5 días.

Ya después empecé a intentar con los 2 a la vez y con la ayuda de mis hijos y mi esposo para que los acomodaran ya vamos muy bien aunque a veces todavía les doy de mamar por separado ya casi siempre son los 2 a la vez.

Uso mucho la posición de rugby y acostada, no se si en tu experiencia me pudieras recomendar alguna otra que te fuera útil en los primeros meses.

En realidad no hay ninguna postura más cómoda que otra, depende de cada madre, pero las más usadas son las de rugby, porque deja las manos más libres y la acostada para poder descansar y tomar pequeñas siestas.

También estoy usando el sacaleches que te había comentado, es excelente no me ha dolido para nada y funciona muy bien.

Actualmente produzco más o menos unos 160 ml de los 2 pechos, lo hago unas 2 veces al día, para descansar un poco y que mis hijos mayores les den de comer a los bebés.

También te quería preguntar si es normal que a sus casi 2 meses hagan de 10 a 12 tomas diarias a veces un par más, están muy bien de peso, pero se me hacen muchas, aunque no creo que no produzca suficiente leche y maman bien.

No hay un número de tomas correcto, sino una media de todos los bebés, entre 8 y 12 veces cada uno. El mito de que con el tiempo las tomas se espacian y se reducen es eso, un mito. Todo depende de la anatomía de cada mamá y de cómo se ha iniciado la lactancia y la eficacia de las tomas. Si cada bebé mama de forma correcta y eficaz, y sube de peso regularmente, es su demanda y hay que respetarla.

En fin, espero que la lactancia siga por mucho tiempo, y quiero decirte que tú has sido parte importante de que este funcionando tan bien al darme los consejos y mas que nada la confianza de que aunque ya sea un poco mayor podía lograrlo.

También quiero decirte que si le puedo ayudar a alguien de edad “avanzada” que te pida ayuda, estaría contentísima de ayudar. Así mismo,  si quieres poner mi caso en tu web, con todo gusto.

Quiero dar las gracias a María por su generosidad al compartirnos sus inicios en la lactancia materna y mostrarnos que incluso cuando ya habías pensado que no serías madre, la naturaleza no te abandona y te proporciona las herramientas suficientes para amamantar incluso a pares.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: