Razones por las que deberías invertir en una preparación especial para amamantar gemelos

Hoy te doy razones de peso para invertir en tu preparación para la lactancia materna gemelar,  y así puedas coger al toro por los cuernos.

Una de las causas por las que nos encontramos con dificultades para dar el pecho a gemelos es que no hemos tomado en cuenta algo clave: la lactancia no es instintiva para la madre, todo lo contrario, se aprende.

Para que puedas hacer algo en condiciones necesitas antes prepararte para hacerlo, ver cómo lo hacen las demás madres, dentro y fuera de la familia,  y no dejar que la suerte se ponga de tu parte.

¿Qué nos dice la experiencia?

Si nos vamos a las Encuestas de Salud o a las más dedicadas, como la I Encuesta sobre Hábitos de Lactancia Materna realizada por la Global Iniciative for Breastfeeding  sobre  569 madres de niños menores de 2 años, nos vamos a encontrar con datos que reafirman mi postura.

En primer lugar, y algo muy positivo, parece que las madres reconocen amamantar a sus hijos principalmente por los beneficios que proporciona al bebé. 

Cuando son dos, todavía más, porque ya sabemos cómo nacen nuestros gemelos. Antes de lo esperado y más pequeños que la media normal. Las madres de gemelos tienen las mismas intenciones con sus hijos que las de un sólo bebé.

Los beneficios refuerzan la motivación de muchas madres de gemelos para pensar en amamantarlos.

Además, no es lo mismo que se ponga malito un bebé que se pongan dos o más, si tenemos trillizos o más bebés nacidos de un parto múltiple.

La leche materna les protege de las infecciones, alergias y además favoreciendo un crecimiento saludable, armónico,  aparte de la relación maravillosa que se establece al dar el pecho con cada bebé.

Me podéis creer cuando os digo que no hay mejor forma de crear un vínculo con cada gemelo que ésta. Es mucho tiempo invertido en la lactancia.

Merece la pena. 😉 

Si todo el mundo no piensa igual es por falta de conocimiento sobre este punto en concreto: cómo afecta al bebé ser amamantado a nivel de neurodesarrollo y apego. 

Que sí, que no lo pongo en duda. Las madres que no dan el pecho seguramente que me diréis que la conexión con vuestros hijos y que la relación que mantenéis con ellos es tan buena como la de la madre que amamanta.

¿Os habéis parado a pensar por qué? Yo lo suelo contar en mi formación para que quede claro y pongáis los medios para compensar cualquier cosa. Pero tiene que ver con vuestra presencia e inversión parental.

preparación lactancia materna gemelar

Alrededor de un 80% de las madres de gemelos según el I Sondeo de Lactancia Materna de Gemelos que realicé para Multilacta inició la lactancia materna de sus bebés.

Esta cifra es muy parecida a la que se han obtenido en otros estudios sobre incidencia de lactancia materna gemelar.

A pesar de conocer estas ventajas sólo el 18% de  las madres de la Encuesta de Hábitos de lactancia materna amamantan de forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida.

En el caso de gemelos la cifra de lactancia exclusiva al inicio era de un 48% y a los seis meses de un 6.9%.

Las razones que manifestaron las madres en general no continuar con la lactancia materna más tiempo se asocian a una falta de información suficiente de la lactancia materna.

Así que, por todo esto, te dejo cinco razones por las que invertir en prepararte para tu lactancia materna no es una tontería, ni conviene perder mucho tiempo pensando que ya lo tendrás luego.

Te aseguro que tiempo es lo que te  va a faltar.

#1. La lactancia materna  en las madre no es algo innato,  se aprende

Está muy bien que conozcas los beneficios que tiene la lactancia materna para tus bebés y que por esto te animes a amamantar a tus gemelos, porque sabes que además ellos lo necesitan especialmente por si acaso nacen antes de tiempo o pequeños, pero no es sólo eso.

Tienes que saber cómo se amamanta, cómo se da el pecho.

Idealizamos mucho la lactancia materna, lo bonito que es amamantar a tu bebé, y por qué no, qué orgullo dar el pecho a dos bebés.

Muchas veces esto no es así. 😥 

Te puedes encontrar muchos problemas y no suele ser un camino de rosas.

He preguntado a muchas madres qué información han recibido sobre cómo empezar con la lactancia materna, cómo colocar al pecho al bebé, cómo evitar de verdad las grietas y un montón de aspectos prácticos más de la lactancia materna como podría ser por ejemplo la subida de la leche, una obstrucción de leche.

Casi todas me dicen que esto NO se lo han contado. ¿Qué te parece?

Esto es fundamental, si nadie te cuenta todo esto estás vendida después del parto.

No te voy a decir nada más, piensa en ti con un par de gemelos en casa recién nacidos.

Esto se cuenta menos en una preparación al parto normal, porque no hay muchas madres de gemelos en las clases. A lo mejor tienes la suerte de tener dos mamás como mucho.

Y esto contando que por lo menos dediquen dos horas a la lactancia en las clases de preparación y no sólo te hablen de los beneficios que tiene.

#2. Nadie sabe cómo se da el pecho a gemelos ni lo ha visto hacer

En  mi trayectoria acompañando madres de gemelos me encuentro que frecuentemente me cuentan que la gente se atreve a opinar sobre lactancia materna con gemelos SIN haber visto nunca a nadie hacerlo y SIN tener experiencia personal de ningún tipo.

LO QUE NO SE VE, NO EXISTE.

Opiniones que no dejan de ser bienintencionadas, pero que minan la confianza una madre que necesita que sus bebés tomen el pecho más si cabe. Esta gente

  • Sólo ha visto dar biberones a estos bebés.
  • Ha escuchado que es casi imposible que la madre pueda tener leche suficiente para gemelos.
  • Que es muy dura para la madre y que es importante que esté fuerte afrontar una maternidad doble.
  • Que es más fácil ayudarte si das el biberón.
  • Que hoy en día se crían igual de bien porque las leches artificiales son muy buenas. 😯

No es la primera vez que una madre me cuenta que si ginecólogo opina que la lactancia de gemelos es muy dura y que tiene que ser mixta si quieres amamantarlos.

No es que no esté de acuerdo, es que no se han dedicado a buscar a madres que lo hayan hecho más allá del tiempo que dura su atención al embarazo y al parto, y me parece una pena porque las hay, y muchas.

Hay muchas madres dando el pecho a sus gemelos de forma exclusiva y se puede.

No hay más que ver la cantidad de madres en mi tribu y en el grupo Multilacta que han tenido una experiencia con gemelos de lactancia que ni se esperaban.

Tampoco los medios de comunicación nos ayudan mucho.

Las veces que salen las madres de gemelos en la televisión no son precisamente amamantando, aunque yo si lo hice.

Me dio la oportunidad Cristina Tárrega en un programa en Televisión Española hace mucho tiempo ya.

#3. Se ha perdido cultura de la lactancia materna

Antes de que llegaran las leches de fórmula y las madres tuvieran la opción de alimentar a sus hijos con otras leches diferentes, las mujeres de la comunidad, especialmente del entorno de la familia, se encargaban de preparar a las madres para la lactancia materna, y eran un gran soporte porque habían amamantado a sus hijos y sabían cómo se hacía.

Servían de referencia para que las madres engancharan a sus bebés bien al pecho.

Con la cultura del biberón nuestras abuelas empezaron a dejar de amamantar poco a poco porque empezaron a pensar que su leche no era tan buena como la que se estaba anunciando a bombo y platillo.

Se guiaron por orientaciones basadas en la alimentación con leche de fórmula y muchos médicos vendidos, pronto perdieron la información vital para transmitir los conocimientos sobre el amamantamiento.

SIN nadie a quien imitar, está claro que hay que buscar una alternativa para educar  a las madres para dar el pecho.

Para eso han surgido las asesoras de lactancia y consultoras de lactancia materna y los grupos de apoyo físicos e incluso on line.

#4. Falta de información sobre lactancia y conflicto de intereses

La maternidad científica es un movimiento que definió a la madre como una persona sin conocimientos adecuados para abordar la crianza de sus bebés y trajo una guía detallada de cómo hacerlo de manos de profesionales expertos que pensaron que la maternidad era una ciencia.

El espíritu científico de la época hizo que todo lo artificial se considerara mejor que lo natural.

En este movimiento científico las feministas se agarraron al efecto liberador de la lactancia artificial, en un momento en el que además la mujer se había incorporado al mundo laboral y luchaba porque sus derechos fueran reconocidos.

La cultura del biberón se impuso gracias a que además muchos profesionales de la salud sucumbieron a los encantos de esta maternidad científica y empezaron a valorar más la leche de fórmula como algo novedoso y maravilloso creado por la ciencia para el mejor desarrollo de los bebés.

Con las nuevas guías de alimentación basadas en la alimentación artificial la madre empezó a tener problemas con la lactancia materna y a creer que realmente la leche artificial era imprescindible porque no eran capaces de amamantar.

Muchas madres sucumbieron a sus encantos y además perpetuaron la información basada en mitos y prejuicios.

A principios de la segunda mitad del siglo XX algunas mujeres revolucionarias empezaron a recuperar el poder de la lactancia organizando grupos de madres y ofreciendo una atención personalizada basada en su propia experiencia amamantando y en la formación en lactancia materna que habían ido recogiendo.

La recién llegada industria de la leche de fórmula proporcionaba mucha formación continua a los sanitarios financiada por los laboratorios a cambio de recomendar sus leches, una práctica de  dudosa ética profesional.

Los profesionales que hacen esto afectan negativamente al desarrollo de la lactancia materna. (Howard, C y col, 2000).

No podía ser que aquella falta de información o mejor, información SESGADA por CONFLICTOS DE INTERESES, se estuviera cargando tantas lactancias maternas.

#5. Muchas de las cosas que se ven sobre lactancia en general no aplican a la lactancia con gemelos

Cuando hablo para profesionales de la salud suelo contar que la lactancia materna con gemelos es un poco especial, y que aunque la base es exactamente la misma que para la lactancia de un sólo bebé, hay muchas estrategias “habituales” que con una madre de gemelos o más múltiples no funciona.

HAY que ser REALISTA y no generar falsas EXPECTATIVAS.

Por eso yo te traigo nada menos que una preparación para la lactancia especialmente diseñada para  futuros papás y  mamás de gemelos integrada en una FORMACIÓN ON LINE DISPONIBLE DESDE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO DE HABLA HISPANA. 

Y además, si sólo quieres lactancia materna, un taller intensivo. 

Porque os merecéis el mejor inicio posible y porque necesitáis una atención “experta” que cuide mucho vuestras necesidades y opiniones.

preparación lactancia materna gemelar

SUSCRÍBETE
¡Empieza a prepararte ya!

Llévate mi regalo de Bienvenida

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: