¿Se quedan con hambre mis bebés?

Es habitual escuchar esta pregunta a las madres que amamantan. Da igual si tienen un bebé o si tienes varios a los que amamantar, como nos sucede a las madres de gemelos o mellizos. La simple idea de que nuestros hijxs pasen hambre nos preocupa mucho, especialmente cuando estamos frente a bebés que son más pequeños por regla general y que además pueden ser prematuros.

Además, no es raro que los propios profesionales se obsesionen con el peso de los gemelos  y se olviden de cómo conseguir una buena evolución  de una forma adecuada y respetuosa con la lactancia materna, lo que implica, por supuesto, que estén formados y entrenados en el abordaje de dificultades en el amamantamiento.

La idea es que si alguno de nuestros bebés tiene un problema para subir de peso se busquen los motivos reales y no se ceda fácilmente a la administración de leche de fórmula, que dicho sea de paso, no es la solución casi nunca y tiene sus riesgos.

Es decir, no echar la culpa a la mínima de cambio al pecho, porque es muy injusto para las madres, que enseguida se autoculpan por no saber, no ser capaces, no poder, y se sienten presionadas constantemente como si tuvieran que sacar buena nota en cada revisión como si fuera un examen.

La madre del vídeo que te comparto hoy, y que es uno de la serie de vídeos que he iniciado en el Canal de Instagram de Gemelos Al Cuadrado, es madre de mellizos que como muchas, empezó suplementando con fórmula por indicación médica.

¿Está recibiendo suficiente leche?

En primer lugar vamos a dejar claro de qué forma puedes identificar que los bebés están recibiendo leche materna suficiente a través del pecho, que como sabes, encima no está milimetrado.  😆

  • Los pañales que moja con pis Por lo menos 5 o 6 al día claritos.
  • Los pañales que mancha con caca. Por lo menos menos 2 o 3 de unos 2 cm de diámetro, de color amarillo mostaza y semilíquidas con grumos.
  • El peso. El bebé recupera su peso después de los 5 días aproximadamente. Primero pierde de forma fisiológica, hay un par de días más o menos estancado y luego sube a razón de entre 20 y 30 gramos al día. Con gemelos puede ser aceptado también entre 15 y 30 gramos y hay que considerar el parto como elemento que pueda haber interferido en la adquisición del peso.
  • El estado general del bebé. Tiene que estar hidratado, las mucosas húmedas, la pies elástica, sin hundimiento ni de ojos ni fontanelas. Cuando llora lo hace de forma vigorosa.
  • Se despierta para mamar frecuentemente, tanto como cada hora, para mamar unos pocos minutos.

¿En qué casos es necesario suplementar (no interrumpir la lactancia materna?

En algunos casos está justificado el uso de suplementos de leche a los bebés al mismo tiempo que se mantiene el amamantamiento. 1

Puede ser que esté motivado por la situación de los bebés:

  • A los bebés les ha bajado el azúcar muy por debajo de los valores normales.
  • Hay signos clínicos y de laboratorio que indican que el bebé está deshidratado y no está recibiendo suficiente aporte de leche. Al mismo tiempo se valora de forma adecuada las posibles dificultades de lactancia que se están presentando para superarlas y que no vuelvan a recurrir.
  • Los bebés se ponen amarillos  debido a un tipo de ictericia neonatal causada por  falta de ingesta de leche a pesar haber intervenido de forma adecuada para corregir las dificultades.
  • El bebé no hace caca o hace caca muy poco, sin observarse cambios en la misma, siendo aún de meconio al quinto día, justo cuando la caca ya debería ser amarilla o mostaza.
  • A pesar de que la madre tiene leche, el bebé no es capaz de transferir la leche bien, por lo que es necesario por un lado mantener la extracción de leche y la producción y por otro asegurar la alimentación del bebé.

Puede estar motivado en la situación materna:

  • Hay casos en los que la subida de la leche (lactogénesis II)  se retrasa de verdad, y el bebé no está tomando leche suficiente por ello.
  • Un caso de retraso habitual de la subida de la leche es porque hayan quedado restos de placenta dentro que hacen pensar al cuerpo que hay un bebé aún dentro, por lo que no se pone en marcha en mecanismo de producción copioso de leche. Hace falta retirarlos para que funcione todo apropiadamente,
  • La madre no tiene suficiente tejido mamario productor de leche o también llamada Insuficiencia glandular primaria que ocurre en menos del 5 % de las mujeres. Se manifiesta por un pobre desarrollo mamario durante el embarazo y señales mínimas de lactogénesis.
  • Patología o cirugía mamaria que ocasiona hipogalactia.
  • Dolor intolerable durante los periodos de alimentación que no se alivia con ninguna intervención. Este dolor dificulta el drenaje adecuado del pecho, por lo que el bebé no recibe leche del pecho por obstáculo hormonal y por falta de puesta al pecho.

Y por último, puede que sea necesario simplemente porque hay una separación entre la madre y el bebé que dificulta el amamantamiento directo. En este caso hablamos de una lactancia indirecta o diferida. 

¿Tiene que ser suplementación con leche de fórmula?

La indicación médica de una suplementación se debe realizar siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, , esto, es, justo del documento Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño2 , en el que se indica claramente, el orden de prioridades a la hora de suplementar en el caso de que sea necesario.

  1. Leche materna fresca extraída de la madre.
  2. Leche materna de otra madre, bien sea una  nodriza sana o, idealmente, de Banco de leche materna que ofrece total seguridad.
  3. Sucedáneo de leche materna, idealmente ofrecido en otro medio diferente al biberón, en función de la circunstancia. En este punto, además, podría dividirse en Sucedáneo de leche materna  de inicio estándar o  para prematuros (si los bebés pesan menos de 1500 gr)3.

Decir que además, hay otro documento estupendo a disposición de cualquier profesional, donde se recogen los casos en los que está contraindicada la lactancia materna4, por lo que es necesario el uso de sucedáneos de leche materna sí o sí.

¿Qué no indica que les falte leche?

Si los bebés hacen pis, caca y suben de peso adecuadamente, y sólo toman el pecho, no hay razones para pensar que les falta leche y no hay que ofrecer. Estas son las más habituales.

  • Es que mis bebés no aguantan las 3 horas. Pedirle al bebé que aguante 3 horas es pedirle cosas casi imposibles. La lactancia es a demanda, y la demanda en bebés pequeños es muy frecuente. Hay que alimentarles cada vez que se despierten y estar pendientes, si son muy pequeños de que lo hagan frecuentemente, y estaríamos hablando cada casi cada hora.
  • Es que mis bebés se despiertan mucho por la noche. La mayoría de los niños por lo menos hace dos o tres tomas por la noche. Además sus ciclos de sueño son cortos, de 50 a 60 minutos, y no puede encadenarlos al principio, necesita despertarse para comer y seguir estable.
  • Así que les pongo en la cuna o el carro lloran. EL bebé no es tonto, y sabe que fuera de su hábitat, tu pecho, está inseguro, desprotegido y a merced de “depredadores”. Es parte de su instinto de supervivencia. No está preparado para hacerlo porque es inmaduro por mucho tiempo más. Para él no hay nada que tenga sentido si no es desde el punto de vista que le ofreces en el pecho.
  • Se meten las manos en la boca constantemente. Aunque al principio es una señal que indica disposición para mamar, con el tiempo el bebé se descubre sus manos y las explora a lametazos y succiones, así que no siempre va a indicar que tiene hambre, sino que le que encanta chuparse las manos.
  • El pecho se me quedó blando. El pecho después del rodaje inicial llega un momento que se acostumbra a la intensidad de la demanda y se queda blandito. Esto no es señal de que no hay leche, sino que ha habido un buen estímulo y drenaje del pecho. Se suele notar especialmente a los 3 meses de lactancia (crisis de los 3 meses).
  • Les doy un suplemento y se lo toman como si no hubiera un mañana. Pues sucede que tenemos que un estómago que puede ampliar su capacidad de forma importante, generando una distensión que puede ser dolorosa y molesta para los bebés. Además, se lo das en biberón sin control alguno y se puede tomar lo que les eches, pero no por hambre, sino por necesidad de succionar y por falta de control por el método. La capacidad del bebé es realmente pequeña, no te dejes guiar por las latas de fórmula o lo que toman otros bebés.

 ¿Cuándo detectar que quieren mamar?

Se llaman señales de demanda y las tienes explicadas en este post que puedes leer aquí.

¿Cuánto es normal que mamen para quedarse saciados?

Los bebés saben autorregularse si están succionando de forma adecuada. La mayoría se suelta espontáneamente del pecho. Otros con dificultades pueden estar más tiempo enganchados y no se sueltan. A estos últimos suele hacer falta ayudarles un poco con compresión mamaria para que succionen más leche.

Según los datos proporcionados por la Neurociencia, los bebés pequeños se alimentarían cada hora durante apenas unos pocos minutos. Habitualmente el patrón no es este, incluso sabiendo que la lactancia es a demanda.

Suelen observarse patrones de lactancias con tomas de 10 a 30 minutos cada más tiempo que una hora. Más bien entre 2 y 3 horas.

La mayor parte de las ocasiones esto sucede así porque no atendemos a las llamadas de atención del bebé para mamar y no confiamos en su capacidad de tomar leche en tan poco tiempo y que sea suficiente.

Los bebés de partos sencillos suelen tomar de los dos pechos, y algunos prefieren hacerlo de uno solo. Entre los gemelos puede haber bebés que necesiten sólo un pecho o de ambos. Normalmente si se adjudica a cada bebé un pecho, aunque se alterne o se rote, el bebé tiene leche suficiente. Y siempre hay uno que puede tomar sólo de uno o necesitar de ambos, porque los dos pechos no tienen que ser iguales y tener diferencias en su capacidad.

Te dejo el vídeo que compartí con motivo de esta consulta. Si te ha parecido interesante el post y crees que puede ayudar a otra mamá no dudes en compartirlo y opinar.

 

 

¿Se quedan con hambre?
Más vídeos en el Canal de Instagram TV de Gemelos Al Cuadrado.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. GUÍAS DE PRÁCTICA CLÍNICA EN EL SNS MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD. Pg 50.
  2. Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño
  3. La alimentación del lactante y del niño pequeño .Capítulo Modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud.
  4. OMS. Razones médicas aceptables para el uso de sucedáneos de leche materna. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: