La cesárea de gemelos: la llegada del cuadrado gemelar

Hoy te cuento un poco más de nuestra experiencia con los partos de gemelos. Esta segunda parte está dedicada al nacimiento de mi segundo par de gemelos. Si tuviera que resumir en un palabra su nacimiento sería decepcionante. En esta ocasión la cesárea era ya un hecho casi desde el principio.

La primera la puedes ver aquí.

 cesárea de gemelos

Quería una nueva oportunidad

Mi lucha durante todo el embarazo fue conseguir que los médicos probaran algo diferente. Durante mucho tiempo estuve planeando un parto vaginal y recibiendo apoyo de El Parto es Nuestro. Hice un plan de parto, lo presenté en atención al paciente en la Maternidad de O`Donnell.  Pero nadie lo leyó ni lo tomó en consideración.

Sólo si eran pequeñitos y estaban de cabeza, podrían nacer de forma vaginal, pero mis hijos no podían ser de nuevo pequeñitos, tenían que tener un mejor peso que sus hermanos, era necesario.

Otros médicos empezaron a amedrentarme avisándome del riesgo de ruptura de mi útero si se probaba un parto vaginal. Me llamaron cabezona y en la última consulta  dos doctoras aprovechando mi miedo por el peso me llevaron a su terreno. Una cesárea programada.

Me solicitaron una ecografía de urgencia casi buscando una discordancia de peso. Llorando y con rabia accedí a la cesárea programada por miedo.

Esos días los pasé rezando para que se desencadenara el parto de forma natural, pero fue imposible. Simplemente no era el momento. Contaba 38 semanas, debí suponer que era la fecha límite, pero nadie fue claro al respecto.

Pedí una entrevista con el jefe del servicio de Fisiopatología Fetal que me llevaba, resistiéndome a aceptar aquel final dramático para mí. Me recibió en su despacho pero no  preocupó de leer mi  plan de parto.

Simplemente me repitió que si yo quería perfecto, parto vaginal, pero bajo mi total responsabilidad. Acepté al ver la cara de mi marido. Tenía miedo. 😥 

Cesárea programada

Ingresé para cesárea programada el 20 de Abril.

Quise ponerme finalmente el enema para no tener problemas después de la cesárea, ya que llevaba tiempo un poco estreñida.

Me hacen una ecografía y descubrimos que uno de los gemelos se ha dado de nuevo la vuelta y está de nalgas. El primero sigue en cefálica.

Al final la  cesárea primera fue una bendición comparada con ésta.

Tristemente el proceso fue un cúmulo de despropósitos, comentarios poco afortunados y preocupaciones puestas en otro objetivo.

Se preocuparon porque no cedí a hacerme una ligadura de trompas.Ya tengo suficiente con dos cesáreas, mi marido se hará una vasectomía, si quiere.”

Una de las cosas que peor se lleva en una cesárea es estar impedida. No te puedes mover apenas, te tienen atados los brazos y te monitorizan las constantes vitales.

En esta ocasión usaron una epidural raquídea, y fue muy diferente a la anterior.

Enseguida me noté nada de cintura hacia abajo, y no percibí la cantidad de cosas que noté con los primeros gemelos en la cesárea como los tirones y estiramientos, pero sí que noté como una maniobra de Kristeler, que hicieron sin avisar.

Me entró el pánico y lloré pidiendo que alguien me diera la mano.

Sacan a uno de los gemelos. Se produce entonces una situación muy grotesca, porque yo pienso que según me queda la tripa el bebé que han sacado no es el que estaba presentado en cefálica y pienso que se han equivocado, pues les cambiaron los nombres de acuerdo a lo que yo les había dicho en un principio.

Cosas de la vida, en el bautizo el sacerdote los bautizó con los nombres que originalmente tenían dentro de la panza de mamá. 🙄

El estrés de nacer por cesárea

El sonido del aspirador me dejó traumatizada. A diferencia de los primeros gemelos, estos nacieron sin llorar.

Sólo pude hacerlo cuando les quitaban los restos del líquido. Lloran con ganas, muy enfadados y yo también lloré, porque pensé en la mierda de  bienvenida que les ha dado la vida.

La escena siguiente fue un tira y afloja con el matrón, que se empeñaba en que yo tuviera rayos x en los ojos para ver a mis hijos a la distancia que estaban de mí.

No comprendo por qué las mesas de observación están tan alejadas de la madre en los quirófanos donde se hacen cesáreas todos los días.

Finalmente, como era de esperar, el jefe de Fisiopatología fetal me engañó.

No era verdad que podría amamantarles allí, fui una ilusa al pensar que podía ser cierto. Se me parte el alma de pensarlo porque era de justicia, para mi y para mis hijos.

A la situación de recuperación le añadimos la tensión de pensar en lo que podrían estar haciendo en planta y si mi marido sería lo suficientemente valiente para defender el derecho de sus hijos a ser alimentados sólo con leche de su madre.

Los efectos de la separación

Como en muchos hospitales aquel no era la excepción.

Por regla general llevan a los bebés con el padre (que ya es una suerte), y a la mamá la dejan en la Sala de Recuperación posquirúrgica.

Lo que cuento a continuación no son más que efectos de la separación que se produce entre la madre y el bebé y no iniciar la lactancia materna.

  • Falta de contracción uterina y hemorragia. Es la primera  consecuencia en la madre, ya que al no mantener a los bebés piel con piel y permitir el inicio de la primera hora de forma precoz. Ponerme a mis hijos al pecho habría evitado todos estos sinsabores, pero cállate Gema….cállate. Casi cuatro horas de separación y aumentando los riesgos de que les administren un biberón de leche de fórmula o de glucosa. Como consecuencia me tuvieron que poner Metergyn, que un medicamento que favorecer la contracción uterina.
  • Posibilidad de desinterés en mamar. Ambos bebés se prendieron al pecho a pesar de que se habían perdido la primera hora de oro. Cualquier separación puede afectar al inicio de la lactancia, ya que el bebé después de las dos primeras horas entra en un periodo de letargo del que puede tardar en despertar mucho. A pesar de que los bebés habían estado tranquilos en las ultimas dos horas, el contacto piel con piel les hizo despertar, sobre todo gracias a que no habían recibido leche de fórmula ni suero glucosado.
  • Posibilidad de hipoglucemia de los bebés y presión para dar leche de fórmula.  La batalla para dar el pecho empezó en el momento en el que las enfermeras avisaron que los bebés podían tener una bajada de azúcar. La hipoglucemia es una buena escusa para meter un poco de leche de fórmula, pero tanto mi marido como yo insistimos muchos en ambos lugares que no tenían el permiso para darles nada que no fuera leche materna, y esta vez era una prohibición tajante y muy clara. Finalmente tras cuatro horas pude amamantar a los gemelos, eso sí, de uno en uno.

El inicio de la lactancia materna después de una cesárea te lo cuento en otro post, pero te adelanto que no, no es verdad que después de una cesárea la leche tarde más en subir, así que no, no tienes por qué aceptar un biberón de otra leche que no sea la tuya si los bebés clínicamente lo requieren, y antes de dar leche de fórmula hay que agotar todos los cartuchos.

12 comentarios en “La cesárea de gemelos: la llegada del cuadrado gemelar

  1. Hola Gema! Soy Perla de México, lei un poco aqui en tu blog, si que la pasaste dificil con los doctores que no te escucharon ni respetaron tu decision. Yo tambien soy mama de gemelos y aca en Mexico ni siquisiera te dan la oportunidad de decidir, me dijeron cesarea y programada, gracias a Dios pude llegar a la semana 38 y no hubo necesidad de cuidados neonatales para mis hijos. Al leer tu experiencia con el anestesiologo senti mucha empatia, yo tambien sufri porque me aplicaron mal la anestesia y casi me duermen por completo pero no me deje, yo queria escuchar su llanto y sentirlos de inmediato. Te mando un saludo y me imagino cuan feliz has de ser con esos hijos! Un abrazo, bye bye.

  2. La verdad es que me ha puesto la piel de gallina leer tu relato.
    Yo estoy esperando mellizos, y después de la “decepción” del parto de mi primer hijo, que fue prematuro, todo muy rápido y el posterior ingreso de mi pequeño yo salí muy contenta del Hospital La Paz, donde me ayudaron tanto psicológica, como físicamente a recuperarme de todo. No sé si tuve suerte de dar con un equipo excepcional, pero durante el mes que “estuvimos” allí, hasta que mi peque cogió los deseados 2,200 kg. nos mimaron y cuidaron como nadie. Yo tenía intención de dar pecho, pero me sentía deprimida, fueron las enfermeras las que se encargaron de que, a pesar de que el bebé estaba ingresado, me despertara cada 3 horas y me sacara leche con el sacaleches que tenían en planta para así estimular la producción. Después continué la tarea en casa para intentar darle lo mejor.

    Al enterarme de este nuevo embarazo, lo primero que pensé fue pensar en volver allí donde me habían tratado tan bien… y encima tratándose de dos.
    Estoy decidida a darles el pecho, hasta mi último aliento, pero claro, sé que todo tiene sus límites. Con el primero me saqué la leche hasta que cumplió 9 meses y ya no pude más. Con dos, la tarea será más difícil, espero conocerte en alguno de esos talleres que preparáis!!!

  3. Hola Blanca

    cuando un hospital no tienen unos protocolos de lactancia y parto con los que todo el personal se mueva al unísono, es normal encontrar gente para todos los gustos. Yo di con personal que no fue muy sensible y poco crédulo con el tema de la lactancia materna. Personalmente se que el turno de la mañana es mejor que el de la tarde, pero esto es de oídas, de comunicaciones personales con otras mamás. Igual ese dia encuentras a alguien que es una maravilla y al dia siguiente hay otro que no conoce bien el tema. Hacen su trabajo asi, porque estan convencidos que conocen del tema, pero no es así. Por suerte en el Gregorio Marañón tengo a gente conocida que es personal excelente. Se necesita mas gente como ellos.

  4. Mi parto fue igual, decepcionante. Yo estoy en Chile y a pesar de que traté de preveer todo eso tuve que entregarme a una cesárea y exactamente los mismos problemas que tú pasaste, ahora lucho para que las niñas agarren el pecho.
    SAludos

  5. La lactancia se promueve, pero en el caso de una cesárea hay que tener en cuenta de que la madre también tiene que recuperarse, además que no todas ya tienen leche inmediatamente posterior al parto, es por ello que al o los bebés se les apoya con leche de fórmula o solución glucosada, precisamente para que no se les baje el azúcar (que lo menciona varias veces arriba). Yo preferiría que a mi bebé le dieran un poco de leche de fórmula o solución glucosada que tener después un bebé con secuelas o muerte por hipoglucemia. El apego vendrá en cuanto la madre se recupere, cuestión de horas (tampoco es que les quiten la lactancia para siempre).

  6. Querida Yadira

    es cierto que la cesárea acarrea una peor recuperación para la madre, pero también se conoce el efecto estimulador de oxitocina de la lactancia para controlar un exceso de sangrado, por lo que se convierte en casi una herramienta de primeros auxilios en el parto. De hecho Hospitales como el 12 de Octubre de Madrid ha propuesto y practica ya la cesárea humanizada donde la madre puede lactar y estar en contacto piel con piel con la madre durante el resto de la intervención, consistente en la extracción de placenta y cerrado de la herida.

    A mi me hubiera encantado que me hubieran dejado a mis hijos encima de mi mamando porque me podría haber ahorrado dos horas de recuperación innecesaria porque se los llevó el papá.

    Por otro lado, todas las mujeres tienen leche después del parto. El calostro es leche materna, rica en inmunoglobulinas. Se produce en pequeñas cantidades, dado que el estómago de nuestros bebés tiene el tamaño de una canica al nacer, no es necesaria cantidad mayor de leche. Luego se modifica en su composición y en cantidad, pero es leche. Quien te diga que la madre no tiene leche al parir, no tiene buenos conocimientos.

    También los niveles bajos de azúcar son normales en los recién nacidos, por ello se recomienda que los bebés se pongan al pecho precozmente y de forma frecuente, porque la leche se digiere muy rápido y porque su estómago es pequeño, y entre tomas no saca cantidades como las que se dan en un biberón. Si te das cuenta más arriba menciono que el hecho de que a mis hijos les pincharan no correspondía nada más que a una pataleta del personal sanitario, porque yo los amamantaba frecuentemente, los tenía pegados a mí y de hecho, a los tres días ya estaban recuperando peso.

    Otra cosa es que haya casos en los que la medición de la glucemia y los antecedentes maternos sugieran que es necesaria la aportación de glucosa. No se puede generalizar.

    No es cuestión de preferir que les den suero glucosado o leche de fórmula, es cuestión de ser profesionales y actualizarse en lactancia materna, formarse de forma adecuada para no asustar a las madres. A mi como asesora te aseguro que no se me caen los anillos cuando tengo que recomendar un suplemento por una razón obvia y de peso, pero no por diagnósticos realizados de forma incorrecta. Siempre hay que valorar si la deshidratación y el estado del bebé es el que corresponde a un suplemento de glucosa o de fórmula. Esto daría de por sí sólo para un post.

    Con respecto a si la separación de unas horas tampoco es tan importante, sí que lo es. Cualquier separación entre la madre y el bebé es innecesaria. Si la madre no está disponible para dar el pecho o para dar ese apego, es la figura paterna o de otro familiar el que debería hacerlo porque el bebé lo necesita. No es que bloquee la lactancia por completo, pero si afecta mucho a los inicios, por ello siempre recomendamos que se acuda a los grupos de apoyo a la lactancia para poder revertir estas situaciones de forma óptima.

  7. Ay Gema! Que triste que tuvieses que pasar por todo esto… Imaginaté la cantidad de mamás que lo pasan y no están formadas como tú, saben lo justito sobre lactancia y sobre el parto. Quizá precisamente por eso ellas no se den tanta cuenta del mal que muchas veces nos hacen los “sanitarios”…
    Una pena de verdad, la cantidad de lactancias fracasadas, y preciosos momentos que se pierden y no vuelven! Pero sabes que? Gracias a personas como tú que explicas tus vivencias en el blog, ayudas como asesora de lactancia y acompañas a las mamás en esos primeros días esto va a cambiar. Seguro!
    De verdad que muchísimas cuando nos quedamos embarazadas no pensamos en elegir un hospital respetuoso con la mamá, con la lactancia, con los niños… Yo desde luego ni lo pense! Es que no piensas que estas cosas puedan pasar…
    Asi que hay que informarse desde antes e intentar, por lo menos intentar, cambiar un poco las cosas.

  8. Hola,

    Desde mi experiencia hace ya casi 8 meses como madre de mellizos, coincido en que en la mayor parte de hospitales y centros de salud, no se promueve la lactancia materna, sobre todo cuando se trata de gemelos/mellizos. A mí tb me hicieron una cesárea, aunque en mi caso no fue programada sino por fracaso de inducción (no dilaté). Si ya de por sí tuve un sentimiento de impotencia por no poder “ayudar” a mis hijos a nacer, a ello se sumó que uno de ellos se quedó ingresado en neonatos por una hipoglucemia. Yo no sé si después de semejante mal trago mi cuerpo y mente se bloquearon pero lo q es cierto es que no me subió la leche hasta una semana después del parto. Tal fue el sofocón con la frustración de no tener leche, que hasta me pusieron un medicamento ( no recuerdo el qué exactamente para la eyección). Después de una noche con fiebre por fin pude darles algo de calostro y posteriormente la poca leche que tenía. Y digo poca, porque a pesar de ponerlos al pecho continuamente no se saciaban con lo que mamaban y me veía en la tesitura de darles un biberón por encima. De esta forma, la lactancia mixta duró 3 meses. Y a día de hoy, tengo la sensación de no haber hecho todo lo posible por instaurar mejor la teta. ¡Ojalá hubiese podido! Aunque soy de la opinión de que no todo el mundo tiene la misma cantidad de leche, las cosas como son…

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: