Relactación con gemelos, ¿una locura?

Hay demasiada gente pensando que conseguir una lactancia materna exclusiva con gemelos o mellizos es una heroicidad, que los apoyos con suplementos de leche de fórmula para los bebés son casi una norma. Es una pena que las madres de bebés nacidos de partos múltiples sufran de la desconfianza del entorno y esté sometidas a tantas presiones con la lactancia materna. Porque los bebés son pequeños, porque nacen antes de tiempo, se tiene mucho miedo a que no crezcan bien y les falte leche. Lo que pocos conocen es el gran trabajo que supone para estas mujeres  iniciar una relactación con gemelos.  ¿Es una locura intentar recuperar el tiempo perdido con tanto trabajo por delante?

Relactación con gemelos

¿Qué es la relactación?

La relactación es el proceso de recuperación de la producción de leche materna en una madre que dejó de amamantar o disminuyó de forma considerable la cantidad de leche producida  y desplazada por los suplementos de leche de fórmula. Básicamente consiste en aumentar y mejorar el estímulo del pecho y propiciar que los bebés lo hagan, aunque puede hacerse una relactación sólo con sacaleches.

Los inicios de la lactancia materna con gemelos  son difíciles. A veces hay que tomar una ruta diferente para llegar a un destino. No importa las veces que sea necesario desviarse si se llega al objetivo.

En el interior de las madres se inicia un debate interno entre su deseo por amamantar y su capacidad para hacerlo.

La percepción de comodidad puede variar mucho entre las madres. Algunas pueden encontrar que la lactancia mixta es muy cómoda porque han encontrado el equilibrio entre disfrutar del pecho y vivir sin presiones. Y hay madres que se resisten a acabar con una lactancia mixta porque tienen más trabajo y buscan desesperadamente ayuda para poder alcanzar establecer una producción exclusivamente materna.

Hay madres que encuentran un alivio en abandonar el sufrimiento de la lactancia materna (dolor, grietas, incremento insuficiente de peso o percepción de hambre) y otras que sufren en silencio haber destetado y no están convencidas de haber tomado la mejor decisión o buscan una nueva oportunidad.

Salir del hospital con biberones de suplementos de leche artificial es un freno para el establecimiento de la lactancia materna porque los bebés no maman del pecho de la forma suficiente y poco a poco se va disminuyendo la secreción por falta de estímulo y dedicación. Hay una ventana crítica de tiempo para que esto sea posible. Después puede ser más complicado recuperar una lactancia exclusiva y no se sabrá si no se prueba.

Motivos para iniciar una relactación

Los motivos por los que una madre de gemelos desea hacer cambios en la lactancia mixta o artificial pueden ser variados: problemas de salud de los bebés que requieren una alimentación especial, como las alergias a las proteínas de leche de vaca,  o una decisión personal de la madre y el deseo de conseguir su objetivo. Incluso es respetable hacerlo por problemas financieros. La lactancia materna es la alimentación por excelencia de los bebés en tiempos de crisis y emergencias.

¿Por qué es tan dura la relactación con gemelos?

La relactación con gemelos puede ser especialmente dura porque hay una doble necesidad de los bebés – una media aproximada de quince tomas al día en situaciones normales- y ese alto número de tomas que se requieren para satisfacerlas ponen en peligro la integridad física y emocional de la madre.

Si en los hospitales se pensara en el esfuerzo titánico que supone para una madre de gemelos sacarse leche, se pensarían dos veces añadir suplementos de leche de fórmula con tanta alegría. Porque antes de suplementar con leche de fórmula, la madre dispone de leche materna que hay que extraer y que se puede empezar a administrar a los bebés que tengan dificultades para obtener la leche que necesitan, al mismo tiempo que los bebés siguen recibiendo el pecho de forma directa, mejorando cada día la succión.

Para iniciar una relactación es requisito importante que la madre esté bien motivada y reciba información del proceso. El apoyo de la familia y del  profesional de salud y lactancia es una pieza clave en la recuperación de la confianza. Es posible que reciba muchas críticas, que se vea con recelo la idea de la madre y una especie de desafío que resulta hasta egoísta y peligroso. La madre es la que tiene la última palabra, y aunque la relactación sea un tema que necesita trabajo de equipo, es la madre la que toma decisión de continuar.  Nadie puede presionarla en una dirección, ni siquiera en la de relactar. Es ella la que debe querer hacerlo y la que debe tener la motivación.  Factores que aumentan la dureza de la relactación con gemelos son:

  • La dedicación completa y mucho apoyo en el hogar las 24 horas de cada día,  durante toda la semana todo el tiempo que se prolongue el proceso. El acompañamiento requiere la misma preparación para el apoyo incondicional de la madre. A veces no está disponible y la madre no puede acceder al mismo.
  • La potenciación del contacto piel con piel, con cada bebé. Cuanto más tiempo mejor. Esto promueve los mejores momentos para que los bebés succionen. Supone mucha dedicación sólo en este punto.
  • Superar las dificultades que hubieran podido llevar al inicio de la suplementación. Los bebés tienen que engancharse al pecho, y aprender a mamar de nuevo o hacerlo mejor. Algunas dificultades pueden ser muy limitantes y necesitan de un asesoramiento en lactancia especializado.
  • Falta de tiempo para la recuperación de la producción de leche si los bebés no se enganchan o no maman bien aún y la integración de todas las partes del proceso de relactación.

Puede parecer poco realista que una mujer desee hacer una relactación con gemelos ante una situación así de extrema y sacrificada. Es común escuchar comentarios bienintencionados sobre el bienestar que la madre requiere para poder criar a los bebés y la necesidad de aprender a organizar las prioridades. La existencia de opciones normalizadas potencian el sentimiento de que no vale la pena un esfuerzo así cuando se cría igual de bien a un bebé con leche de fórmula, y esto no es verdad, especialmente con  bebés delicados y pequeños.

En una relactación hay mucho más en juego que la leche materna. La madre y los bebés obtienen una recompensa con las tomas directas del pecho y refuerza los vínculos de apego.

La relactación con gemelos no es una utopía, es una realidad que no significa necesariamente una lactancia materna exclusiva, y sí de mayor calidad. Las madres de gemelos o mellizos tienen derecho a probarlo sin ser cuestionadas.

La relactación con gemelos es posible con mucha paciencia y constancia y que no necesariamente implica una lactancia de cantidad, es decir, la consecución de una lactancia exclusiva y la no dependencia de la leche de fórmula. Hay muchos aspectos de la relactación con gemelos que hay que valorar para  no sentirse mal con los resultados cuantitativos. Esto que es la madre y los bebés siempre van a salir beneficiados emocionalmente, ya que la lactancia estrecha vínculos afectivos.

¿Cómo se hace una relactación con gemelos?

 

¡SUSCRÍBETE YA!

Llévate mi regalo de Bienvenida

  • GUÍA ESENCIAL PARA LA MAMÁ DE GEMELOS + WEBINAR "LACTANCIA MATERNA CON GEMELOS"

    portada3dguia PORTADA VIDEO

 

 

1 comentario en “Relactación con gemelos, ¿una locura?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: