Lactancia materna de cuatrillizos

Atrás quedaron los tiempos en los que tener cuatrillizos en nuestro país podía suponer una media entre 5 y 10 partos anuales.

Ahora puedes ver como mucho un par de forma regular en las encuestas del Instituto Nacional de Estadística INE, y también descubres que la cifra de trillizos ha disminuido notablemente.

Los partos de gemelos más o menos se van manteniendo por encima de los 8000 partos anuales.

Esta disminución de los partos de más de 3 bebés se debe a que ahora se controla más la fecundación in vitro y otros tratamientos  para la fertilidad como la estimulación ovárica.

La posibilidad de tener trillizos es de 1 entre 945. Cuando hablamos de cuatrillizos la cifra es de 1 en 17 700. A medida que aumenta el número de bebés a  gestar, disminuye esta cifra, para situarse en 1 cada 156 000 nacimientos.

Si los partos de gemelos son etiquetados de alto riesgo, imagina que los cuatrillizos es mucho más por cada bebé.

En Instagram tengo  una etiqueta solo para ver experiencias de cuatrillizos.

Porque hay muchos. 😆

Son cuentas especialmente americanas, donde el nacimiento de cuatrillizos alcanzó en 2015 la cifra de 228 nacimientos y 24 quintillizos.

Debe de ser que como tengo dos y dos y ahora con la edad se parecen tanto, que me siento casi madre de cuatrillizos.

Pero no. 😉

Soy madre de gemelos y comparada con una verdadera madre de cuatrillizos pues nada que ver. 😆

Hoy el post va por ellas, y sí, vamos a hablar de tres casos de  lactancia de cuatrillizos, que  nos cuentan que es posible y aportan algunas ideas.

Amamantar cuatrillizos:  lactancias de alto nivel

Esto de tener más bebés que pechos ya sí que se presta a muchas más dudas sobre la posibilidad de sacar adelante semejante proeza.

Cuando hablamos de amamantar a cuatro la cosa cambia drásticamente y nos lo vamos a pensar muy bien.

Puedes plantearte darle el pecho a gemelos.

Intentas hacerlo también si son trillizos.

¿Pero qué pasa si son cuatrillizos? ¿Merece la pena el tiempo que hay que invertir?

Pues teniendo en cuenta que serán prematuros y que nacerán muy pequeños incluso que los gemelos, pues es importante sopesar la alimentación con leche materna por los beneficios que tiene para estos bebés.

Otra cosa es la prioridad que tenga cada madre, con sus circunstancias personales, la información que previamente posee de la lactancia y el apoyo que tendrá, no solo en cuestión de la familia, sino a nivel profesional.

Una madre de cuatrillizos para amamantarlos necesita un equipo de profesionales que confié que se puede con esto y estarán dispuestos a todo.

Será una oportunidad única para aprender y superarse. 

Yo te digo que hay casos de madres con cuatrillizos con una lactancia exclusiva y amamantamiento directo.

Es tan posible amamantar a cuatro como hacerlo con uno, dos o tres.

A pesar de que se piense que esto sí es una locura.

Biológicamente y por nuestra condición de homo sapiens, ¡vaya si se puede!

El problema no es la leche de nuevo, sino cómo gestionar los tiempos, porque no dudamos de que haya leche o no.

A mayor estímulo efectivo, mayor producción de leche.

Si como expertos en lactancia materna dudamos de la madre, es más porque no hay suficientes horas ni suficientes manos para atender la demanda y seguramente la madre se planteará hacer una lactancia ajustada a su capacidad y tolerancia. 

De nuevo, el objetivo es amamantar con calidad, no por cantidad.

Tener en cuenta que son familias de altísimas necesidades, que tendrán en muchas ocasiones que acudir muchas veces a consultas por su condición de prematuros, y otras secuelas que puedan haber quedado del parto.

También pueden estar  bajo la presión del crecimiento y desarrollo adecuado de los peques.

Y ya sabéis que no tardan en echarle la culpa a la lactancia. 😉 

 

View this post on Instagram

 

A few days ago i stopped breastfeeding to devote a little more time for myself … This does not mean I’m selfish, I think I gave my best for 10 and a half months for the health of my babies Also gave them the best. I hope I can encourage more women to breastfeed and those who can not do not worry everything will be fine 😜 Hace unos días deje la lactancia para poder dedicarme un poco mas de tiempo para mi… Esto no se significa que soy egoísta pienso que di lo mejor de mi por 10 meses y medio para la salud de mis bebes y darle lo mejor a ellos.. Espero que pueda motivar a más mujeres que puedan lactar que lo hagan y las que no pueden no se preocupen todo va estar bien igual 😜. #quads #quadruplets #godsquad #guticar #lovemyquads #lovetimesfour #todoxcuatro #prolactancia #breastfeedingquadruplets #icandoitsocanyou

A post shared by #GODSQUAD (@ivicardenas) on

Lactancia materna de los cuatrillizos  Sarah, Justin, Amanda y Joshua

En este caso Mead1 nos cuenta la historia de esta madre de cuatrillizos, que  amamantaba a sus bebés la friolera de hasta 34 veces los primeros 28 días.

Aunque la experiencia era agotadora los resultados en términos de evolución del crecimiento eran excepcionales.

Posiblemente es un caso estupendo de inicio y no todos serán iguales.

Esta madre en un principio tenía la idea de alimentar al pecho a dos bebés y a los otros dos darles el biberón.

Como también empezó a sacarse leche, ya que eran prematuros de 34 semanas, se dio cuenta que después de amamantar a los dos primeros, se sacaba 240 ml de leche materna.

Ante esta visión decidió que amamantaría a los cuatro bebés y si lo necesitaba, les daría leche materna extraída,

Comenzó  a darles el pecho directo a dos de ellos al segundo día de nacimiento y con los otros dos al quinto día.

Los controles eran exhaustivos para asegurar lo que tomaba  de leche cada bebé.

Una de las cosas que le recomendaron para poder atender las demandas y hacerlo todo más tolerable fue amamantar de forma simultánea por parejas.

La madre prefirió darles el pecho de uno en uno, lo que es una idea estupenda teniendo en cuenta que bebés tan pequeños necesitan control sobre el agarre para obtener los mejores resultados.

Aparte de la importancia de la madre en el vínculo con cada uno por separado. La madre expresó además, que no lo disfrutaba igual cuando lo hacía simultáneamente.

Si es difícil enamorarse de dos, con cuatro ni te cuento.

Después del alta de los cuatrillizos del hospital y en casa, la madre tenía su protocolo para alimentar a las criaturas, combinando lactancia directa con lactancia diferida de acuerdo a las necesidades y preferencias de cada bebé.

Por supuesto, la ayuda en casa para ella era fundamental y tenía una persona en casa 8 horas al día durante las primeras 8 semanas.

La pareja comprometida como el resto de la familia, controlando de una forma detallada cada día de crianza y lactancia, registros que llevaron hasta los 4 meses.

Cuando los bebés empezaron a poder dormir un poco más entre tomas (unas dos horas), aprovechó para poder aumentar su banco de leche con extracción adicional.

Con todo esto, cada bebé creció dentro de lo esperado. Solo en los primeros  28 días entre 30 y 54 gramos al día.

La madre estuvo amamantando a los cuatrillizos más de un año y se destetaron en edades diferentes a los 12, 15, 15 y 18 meses respectivamente.

Toda una locura que tiene su explicación también.

La ventaja que tenía esta madre es que desde la semana 26 estaba siendo apoyada prenatalmente por un grupo de enfermeras que se volcó en darle recursos acordes con los estudios que llevaron a cabo sobre la lactancia de múltiples y durante el posparto y primeros meses estaba bien monitorizada y seguida por un especialista de lactancia materna.

Cuatro bebés, cuatro placentas, más pecho, ¿más leche?

Otra madre de cuatrillizos, en otro caso que nos cuenta Berlín y col2,  la lactancia materna exitosa era de un año, y  en el momento de la publicación del estudio, aún se mantenía esta lactancia

La madre se lograba sacar unos 540 ml de leche materna cada 4 horas.

Con 6 extracciones alcanzaba unos 3.24 litros de leche.

Uno de los bebés recibía además una leche especial porque no podía tomar leche materna de forma exclusiva al presentar Fenilcetonuria, así que parece razonable.

En un principio existe la posibilidad de que a nivel de desarrollo del pecho la madre parta con ventaja que se tendría que confirmar a través de más estudios.

El crecimiento del pecho parece estar asociado con una mayor cantidad de lactógeno placentario, y hormonas que estimulan el desarrollo del pecho, pero solo se ha visto en animales. No en humanos.

No es una certeza, solo una sospecha que por esto el pecho estuviera preparado para poder producir mucha leche.

Esta madre, que había lactado previamente a otro bebé, tuvo una diferencia sustancial en el tamaño del pecho entre el primero y el tercer embarazo.

Entre medias tuvo una pérdida, en la que también se había constatado mayor crecimiento del pecho.

Mientras que con la primera gestación pasó de una talla 36C a una 38C, con los cuatrillizos pasó de 40C a 44C.  Los autores refieren que esto podría ser el reflejo del desarrollo alcanzado por el tejido mamario en esta gestación.

Las dificultades de un embarazo y parto de alto riesgo puede dificultar el inicio

El último de los casos informados por la literatura científica de una madre de cuatrillizos amamantando, nos deja un valor importante para las futuras madres que quieren tener una oportunidad.

En este caso la madre nos cuenta sobre los factores que para ella fueron decisivos para el éxito de su lactancia.

Por un lado la motivación propia y la convicción de querer hacerlo y rodearse del mejor apoyo para lograrlo.

Y también pudo reconocer las barreras que tuvo en el camino, para que todos tomemos nota, especialmente los profesionales, de cómo atender a una madre de cuatrillizos deseosa de amamantar

Mientras la madre del caso de Mead había tenido una situación clínica muy positiva desde el inicio, la que nos refiere Auer y Gromada3 tuvo un inicio más complicado.

Posiblemente la situación que pudo tener estaba derivada de la complejidad del posparto y los cambios posteriores. Tardó mucho en empezar a ver unas gotas de leche.

A  pesar de todos los factores que interfieren en este caso, la madre se empoderó tras lograr la lactancia materna exclusiva de uno de los bebés.

Viendo este resultado se  acabó animando con el resto de los cuatrillizos, a los que estuvo ofreciendo lactancia materna hasta los 30 meses, salvo a uno, que por causa que no mencionan, se destetó de manera abrupta a los 12 meses.

Fue una situación totalmente imprevista que despertó en la madre la necesidad de replantearse la estrategia hasta hora, pues combinaba lactancia materna con artificial y lactancia directa con diferida.

  • Disponer de una excelente preparación prenatal en lactancia realizada por las autoras que presentan el caso fue el mejor inicio que pudo tener. Por eso yo tengo para las madres de múltiples  una preparación de lactancia así que puedes ver contratar aquí.
  • Tener una consultora de lactancia disponible para empezar a trabajar codo con codo con el equipo multidisciplinar de cada bebé en el hospital, que es lo más complicado de conseguir, si la contratas externa.
  • Por supuesto ese personal sanitario tiene que tener habilidades especiales para el manejo de la lactancia y para poder apoyar los objetivos de la madre y adaptarse a su ritmo, sin forzarlo. 
  • Disposición para tener a la consultora posteriormente en el alta para hacer un seguimiento semanal durante unos cuantos meses.
  • Apoyo del entorno, de la familia. Animando para conseguir los objetivos de la madre.
  • Conseguir apoyo en casa para los cuidados de la familia diariamente el tiempo suficiente.

La madre reconoció sus propias barreras y las autoras indican que aparte de que la succión de los bebés era muy limitada, lo que hacía que todo dependiera de un sacaleches, había algunas otras cuestiones relativas al posparto que podían haber sido determinantes y que siguen investigándose.

Por ejemplo la madre estaba segura que su estado nutricional y la dieta que llevaba entonces no ayudó mucho y todo cambió cuando se replanteó este punto con un profesional.

Auer y Gromada apuntan que mientras que una madre con un solo bebé, aunque esté severamente desnutrida, no tiene afectación casi sobre la cantidad de leche que produce, se desconoce  el impacto que podría tener si esta mujer se enfrenta a amamantar a cuatrillizos.

El mayor miedo al que se enfrenta cualquier madre de múltiples y especialmente alguien que tiene cuatrillizos es que las estrategias que le planteas para poder llevar la lactancia materna adelante comprometan su calidad de vida. 

Hay que apoyar a cada familia con el ritmo que desea llevar, ya que esto es lo que marcara al final la duración de su lactancia. 

Prepara tu lactancia de gemelos, trillizos, o cuatrillizos.

Bibliografía:

  1. Mead LJ, et al. Breastfeeding success with preterm quadruplets. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 1992.
  2. Berlin, C. M. (2007). “Exclusive” Breastfeeding of Quadruplets. Breastfeeding Medicine, 2(2), 125–126.
  3. Auer, C., & Gromada, K. K. (1998). A Case Report of Breastfeeding Quadruplets: Factors Perceived as Affecting Breastfeeding. Journal of Human Lactation, 14(2), 135–141.

 

Deja un comentario

trece + dieciocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: