Bebés de bajo peso: el desafío de la lactancia

Hoy vamos a destacar entre la actualidad una noticia que, no hablando directamente de los gemelos, les toca de lleno, ya que muchos de ellos nacen con bajo peso al nacer. Madrid Diario ha realizado una entrevista a la Dra. Lourdes Ibáñez, encargada de una investigación que valora el riesgo cardiovascular en bebés con estas características en el nacimiento, y que destaca la importancia de la lactancia materna en bebés de bajo peso.

¿Has tenido gemelos con bajo peso? ¿Cómo necesita ser su alimentación para ponerse a la altura del resto de bebés? Vamos a analizar la noticia y ver la respuesta a estas preguntas.

Lactancia materna en bebés de bajo peso

Riesgos cardiovasculares en bebés de bajo peso al nacer

Los bebés de bajo peso al nacer son bebés que nacen con un peso más pequeño del que le corresponde. Los gemelos son bebés que ya de por sí nacen más pequeños que los nacidos en un parto único.  La media de peso de un bebé gemelo suele ser de unos 2.500 gramos. Pero a veces sucede que nacen aún más pequeños, y entonces su peso no se corresponde  con el que debería ser para el tiempo con el que nacen.

Tal y como expliqué en este post que dediqué hace unos meses a los bebés nacidos con bajo peso, se considera un bebé pequeño para su edad gestacional al que nace con dos desviaciones por debajo del peso correspondiente a su tiempo de nacimiento, o por debajo del percentil 3. Son estos bebés los que corren más riesgos de salud y a los que hay que realizar un seguimiento especial durante sus primeros años.

El trabajo realizado por el equipo de la Dra. Ibáñez, endocrinóloga del Hospital Sant Joan de Deu, de Barcelona se ha centrado en el estudio de los factores cardiovasculares de riesgos que pueden presentar la población de bebés de bajo peso en los primeros dos años de vida.

El estudio está evaluando todos los posibles marcadores existentes de riesgo cardiovascular, como aquellos que están relacionados con la resistencia a la insulina, y el riesgo a desarrollar diabetes y otros riesgos cardiovasculares.

Entre los bebés nacidos con bajo peso hay un riesgo aumentado de padecer trastornos cardiovasculares y síndromes metabólicos.  Los primeros resultados del proyecto galardonado por Fundación Salud 2000, hablan de una diferencia importante entre los bebés alimentados con lactancia materna y los alimentados con fórmula.

Los datos de la investigación se han recogido de niños alimentados tanto con lactancia materna como con leche artificial y fórmulas enriquecidas especiales para bebés de bajo peso.

De acuerdo a los resultados del seguimiento de estos  estos niños a lo largo de 6 años, Ibañez destaca que  son los bebés de bajo peso que más rápido recuperan su peso los más expuestos a estos riesgos, y que suelen ser los alimentados con leche de fórmula.

Bajo su punto de vista es mejor que los bebés de bajo peso sigan creciendo en su línea, y a su ritmo y contraindica el uso de suplementos o complejos vitamínicos para acelerar su crecimiento, ya que el bebé lo hará cuando sea su tiempo, haciendo una clara advertencia a los pediatras de atención primaria.

Respuestas a la lactancia materna en bebés de bajo peso

Es muy fácil pensar que unos bebés tan pequeñitos necesitan crecer muy rápido. Es posible llegar a la conclusión, de forma equivocada, que los bebés pequeños necesitan algo más que leche materna.Y esto es un riesgo importante. Hay que valorar muy detenidamente las ventajas que tiene especialmente la leche materna para estos bebés.

Si hay bebés que se beneficien especialmente de la leche de su madre son los bebés nacidos con bajo peso.

La alimentación con lactancia artificial de estos bebés usada como “engorde” puede elevar los riesgos de hipertensión arterial en el futuro y de síndrome metabólico. No es necesaria siempre y cuando la madre pueda producir leche suficiente para sus bebés, y sería el último recurso con el que contar.

Puede que hubieras pensado en no alimentar a tus bebés al pecho, pero sinceramente te sugiero valorar de forma temporal acceder a tu leche materna por las enormes ventajas de las que se beneficiarían tus bebés, por lo menos tres meses.  

Sólo con 3 a 6 meses de lactancia materna puedes ofrecer una protección invaluable para la resistencia a la insulina y el síndrome metabólico de tus bebés.

Como es  inevitable comparar a nuestros bebés pequeños con otros nacidos de partos únicos, os voy a dar un dato interesante de una charla que tuve el gusto de escuchar en Ilactation, que hablaba sobre lactancia materna en bebés de bajo peso. Aunque no os lo parezca ahora, un  85% de estos bebés conseguirán la normalidad sobre los dos años y medio. Os aseguro que crecen, doy fe. 

El objetivo de la lactancia materna con estos bebés es conseguir que crezcan a un ritmo adecuado y alcancen el crecimiento infantil normal y la nutrición más óptima, con la mayor protección inmunológica posible.

Lactancia diferida

Como son bebés muy pequeños es normal encontrarse al principio de su lactancia con problemas:

  • Su succión puede ser ineficaz.
  • Pueden cansarse pronto de succionar y quedarse dormidos.
  • Pueden tener dificultades para engancharse por la desproporción entre su boca y el pezón.
  • Por todo ello puede estar comprometida su ingesta si sólo tomaran del pecho.

Por eso casi siempre que puedas protege tu producción con extracción de leche.

La mejor forma de hacerlo es con un programa de extracción poderosa si tienes un sólo bebé o con Hands and Pumping si tienes gemelos.

Esto significa que durante un tiempo estarás centrada en extraerte leche y sólo pondrás a los bebés al pecho para que se entrenen.

El objetivo es proporcionarles con seguridad la leche que requieren con mínimo esfuerzo y de la máxima calidad hasta que tengan fuerza suficiente para poder gestionar sólos el pecho.

Modificación de la composición  la leche materna

Los bebés de bajo peso suelen tener características especiales que hacen que la leche materna a veces necesite ser modificada para poder atender sus necesidades de forma más óptima. Entre estas características destacan:

  • Suelen tener cierta inmadurez intestinal que dificulta la absorción correcta de nutrientes.
  • Tienen poca reservas y poca capacidad de almacenarlas.
  • Tienen problemas para coordinar al mismo tiempo la succionar, tragar y respirar, por lo que no drenan el pecho de forma adecuada.

Esto hace que aunque  tengas una buena producción de leche y/o una lactancia muy activa no alcances a obtener el ritmo normal de crecimiento, que no acelerado.

En estos casos se pueden usar recursos especiales, como la modificación del contenido en grasa de la leche materna.

Esto es posible de forma casera extrayendo la leche del final de las tomas y optando por administrarla de forma preferente hasta alcanzar la normalidad del crecimiento de los bebés.

También pueden dejar en reposo la leche que saques extra y recoger la más grasa que se queda en la superficie para poder darla de preferencia.

De forma más avanzada los Bancos de Leche Materna ofrecen una gran alternativa para poder mejorar la nutrición de estos bebés sin tener que recurrir a la lactancia artificial.  Las leche de madres donantes son sometidas a estudios de composición de la leche materna (contenido en grasa) con el único fin obtener una leche materna hipercalórica.  A este estudio se le llama Crematocrito.

Prevención

Durante este tipo de lactancia no es raro que se presenten dificultades a las que tendrás que hacer frente. Pero es posible adelantarse a los hechos y si conoces la situación del bajo peso de tus gemelos con antelación en los diferentes perfiles biofísicos que se hacen con las ecografías, podrás actuar con antelación.

Nada mejor que adelantarse y saber lo que se puede presentar y cómo solucionarlo.

Contacta con un especialista de lactancia materna para poder identificar todos los riesgos que se pueden presentar tras el parto e informarte de las mejores estrategias para gestionar la lactancia materna de unos bebés tan pequeñitos. Este servicio lo puedes conseguir en Gemelos Al Cuadrado.

Estoy a tu disposición para cualquier orientación en este sentido y acompañamiento. Puedes ver cómo aquí.

1 comentario en “Bebés de bajo peso: el desafío de la lactancia

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: