Mastitis durante la lactancia materna I

La mastitis es una de las dificultades más comunes y complicadas que puede surgir a lo largo de la lactancia materna. Especialmente dolorosa, incómoda y agotadora, está considerada una de las principales causas de destete.
Actualizo este post para introducir nuevos datos sobre la mastitis y para que sea más práctico lo he dividido en dos. Os dejo para una segunda parte la parte del abordaje de la mastitis.
¿Qué es una mastitis?
¿Cuántos tipos de mastitis hay?

¿Qué es una mastitis? 

El término mastitisse refiere a una inflamación que puede estar localizada en uno o varios lóbulos de la glándula mamaria y que puede venir acompañada o no, de infección. 

También se puede definir la mastitis como una disbiosis o alteración en el equilibrio del ecosistema de bacterias que conviven en la glándula mamaria2. 

  • Una mastitis puede estar originada en un agarre incorrecto por mal posicionamiento que causa que el pecho no se drene de la forma adecuada. El traumatismo que ejerce la encía del bebé en un agarre incorrecto inflamaría el pecho.
  • El agarre incorrecto puede llegar a causar una grieta, que sería la puerta de entrada de bacterias.  Las grietas pueden aparecer por problemas con el agarre en si mismos o dificultades del bebé para mamar por causas anatómicas o derivadas del parto.
  • Saltarse tomas o retirar tomas muy deprisa en un destete, puede causar estancamiento de leche.
  • La administración de antibióticos puede desequilibrar la flora bacteriana del pecho y llevar a una mastitis.

La mastitis suele aparecer más habitualmente en el periodo de lactancia y la más conocida es la mastitis aguda.

Los síntomas que presenta la mastitis aguda es un enrojecimiento en una zona del pecho,( en uno pecho o en ambos), que se presenta caliente y en el se puede notar una zona endurecida. Hay presencia de más de 38,5º C y malestar general, tipo gripe, duele el cuerpo entero y puedes presentar escalofríos. 

Pero hay otras situaciones actualmente que sin tener esta sintomatología son  también consideradas mastitis.

Esto retrasa el diagnóstico y el tratamiento, poniendo en riesgo de la lactancia y la salud de la madre. 

¿Cuántos tipos de mastitis hay?

Actualmente hay cierta controversia en la comunidad científica cuando se trata de clasificar las mastitis. 

Por un parte un sector considera que hay tres tipos  de mastitis2 y por otra parte se considera que hay  sólo hay una mastitis y luego hay mastalgias3

Los que clasifican la mastitis por tipos

En la obra de Leónides Fernández y Juan Miguel Rodríguez, “Mastitis, el lado o scuro de la lactancia”, donde se recopila sus investigaciones sobre las mastitis, se  puede hablar de tres diferentes tipos de mastitis según el curso que toman:

  • Mastitis Clínica Aguda, aquella que todo el mundo tiene en mente cuando una madre dice que la padece. La que cumple con los requisitos externos mencionados. En esta mastitis la bacteria responsable suele ser el S. Aureus. 

  • Mastitis Clínica Subaguda,  aquella que sin tener un enrojecimiento de la mama, sí se percibe una induración, y en sus síntomas locales  el dolor es variable que se percibe como pinchazos, agujas que se clavan, ardores hacia dentro de la mama. Suelen ser propiedad de los S. Epidermidis. Otras bacterias streptocóccicas asociadas como el S. Mitis o el S.Viridans también suelen aparecer en los cultivos microbiológicos de la leche materna de las madres con mastitis. Se piensa que es una de las mastitis más frecuente y la más infravalorada e infradiagnosticada. 

  • Mastitis Subclínica. Es la mastitis silente, que se muestra como sibilina,  sin síntomas visibles e indolora porque las concentraciones de bacterias son menores, pero altas. En estos casos es el bebé quien nos pone en alerta porque hace cosas extrañas con el pecho, se pelea con él, llora durante la toma, se muestra inquieto y puede quedarse insatisfecho. Se percibe un flujo de leche disminuido, que podría responder a por qué llora. La inflamación de la glándula mamaria y los biolfilms de bacterias que rodean por dentro los ductos por donde sale la leche dificultan que salga la leche con fluidez. Se puede notar que la leche sale con poca presión, como goteando o escurriéndose, sólo por un caño.

mastitis

Hasta hace relativamente poco que no conocíamos tanto de mastitis humana como ahora.

Y en cambio seguimos sin saber muchas cosas que están por descubrirse.

Mastitis y mastalgias

La mastalgia es dolor mamario.

La corriente de profesionales de la medicina de la lactancia que discuten la clasificación de las mastitis descrita antes piensa que no se puede trasladar la mastitis subagudas de las vacas a los humanos. 4, 5

Ellos piensan que a la luz de los últimos estudios sobre la composición de la leche materna posiblemente esta equiparación está provocando que estos dolores mamarios que presentan las madres estén siendo tratados de la forma incorrecta como infecciones cuando podrían ser mastalgias.

Esta corriente cuestiona el papel que tendrían en estas “mastitis subagudas” el recuento de bacterias S. Epidermidis, S.Mitis o S. Viridans si es patológico o protector, y por eso no apoya el tipo de tratamiento que se propone para resolverlas. 

Para esta parte de los profesionales, mastitis subclínica sigue siendo una elevación del índice de Sodio/Potasio en ausencia de síntomas clínicos.

Para ellos no existe la mastitis subaguda, sólo en la literatura veterinaria referida a los bovinos.

Estas serían mastalgias o mastalgias crónicas (con más de una 1 semana de evolución).

También cuestionan el uso de cultivos de leche para poder diagnosticar la mastitis. ABM 20146

En los cultivos de leche se cuantifica las unidades formadoras de colonias (ufc) que se consideran patológicas. Esto se hace basándonos en los actuales estudios las bacterias que forman parte de la microbiota normal de la leche humana.

Parece que en comparación con otras técnicas para determinar la microbiota de la leche materna, las más actuales de Hunt5 refiere una mayor diversidad de comunidades bacterianas.

Con estas técnicas más sensibles argumentan que no son fiables los valores que se muestran patológicos para diagnosticar una mastitis.

La Dra. Carmela Baeza, IBCLC,4 en su monografía “Dolor en la mama lactante: claves etiológicas y manejo clínico, resume el estudio de Hunt “El equilibro dinámico en la leche materna dependería de la interacción entre sus componentes, y de este sistema con las propiedades de la madre; propiedad genéticas, inmunológicas, fisiológicas, demográficas, y la interacción con el microbioma del lactante.”

En base a esto no está a favor del tratamiento propuesto para la mastitis con probióticos, que podrían estar causando más perjuicio que beneficios.

 

 

Bibliografía

  1. Manual de la OMS sobre Mastitis. http://www.ihan.es/publicaciones/libros_manuales/Mastitis.pdf
  2. Mastitis: El lado oscuro de la lactancia materna. Microbiótica mamaria: de la fisiología a las mastitis. Leónides Fernandez y Juan Miguen Rodriguez. Probioserch.
  3. Diagnóstico y manejo de la mastitis en la madre lactante. Actualización. Jose María Paricio Talayero 
  4. Baeza C. Dolor en la mama lactante: claves etiológicas y manejo clínico (I). En Monografías Clínicas en Lactancia Materna 1. Madrid: Centro Raíces; 2015, p 3-13. Acceso: 20.11.2016]
  5. Hunt KM, Foster JA, Forney LJ, Schütte UME, Beck DL, Abdo Z, et al. (2011) Characterization of the Diversity and Temporal Stability of Bacterial Communities in Human Milk. PLoS ONE 6(6): e21313. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0021313
  6. Amir LH; Academy of Breastfeeding Medicine Protocol Committee.. ABM clinical protocol #4: Mastitis, revised March 2014. Breastfeed Med. 2014 Jun;9(5):239-43.

3 comentarios en “Mastitis durante la lactancia materna I

  1. Una artículo muy completo a la par que interesante… el problema es que como no estes bien informada y asesorada ante semejante problemón acabes dejando de dar el pecho porque es lo que recomiendan la mayorìa del personal de pediatría…
    Soy madre de mellizos desde hace hoy justo 28 días y he tenido una mastitis la cual estoy curando poco a poco y no he dejado la lactancia gracias a gente que sabe más de este tema que yo y que me ha guiado… Y la mastitis como bien comentas derivó de un frenillo tipo 2 que tenia mi hijo..ahora que se le ha cortado veremos si poco a poco no vuelvo a ver mi pecho enrojecido y todos loa miedos que conlleva saber que tienes una mastitis por las posibles consecuencias.
    Me encanta tu blog, enhorabuena.

  2. Una artículo muy completo a la par que interesante… el problema es que como no estes bien informada y asesorada ante semejante problemón acabes dejando de dar el pecho porque es lo que recomiendan la mayorìa del personal de pediatría…
    Soy madre de mellizos desde hace hoy justo 28 días y he tenido una mastitis la cual estoy curando poco a poco y no he dejado la lactancia gracias a gente que sabe más de este tema que yo y que me ha guiado… Y la mastitis como bien comentas derivó de un frenillo tipo 2 que tenia mi hijo..ahora que se le ha cortado veremos si poco a poco no vuelvo a ver mi pecho enrojecido y todos loa miedos que conlleva saber que tienes una mastitis por las posibles consecuencias.
    Me encanta tu blog, enhorabuena.

  3. Me encanta el artículo, ojalá todas las mamás tuvieran esta información a tiempo. Ayer celebré mi noveno mes de lactancia gracias a Juan Miguel y su equipo y a mi matrona q fue la q me puso en contacto con él. Yo tengo mastitis subaguda desde q mi pequeña tenia un mes y ha habido momentos muy duros, pero gracias a los probioticos y a mi grupo de apoyo a la lactancia aun seguimos y espero q por lo menos sean otros 9 meses mas

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: