Tus derechos como madre de gemelos durante una cesárea: sugerencias para incluir en tu plan de parto.

Casi el 70% de las madres de gemelos podría estar pariendo a sus gemelos por cesárea. Estos son los datos que yo pude obtener de un pequeño sonde con 123 madres.

Si eres una de las madres que ha dado a luz así, es posible que te hayas dado cuenta de que no solemos tenemos las mismas oportunidades que las madres que dan a luz a un solo bebé, y menos cuando se trata de una cesárea.

Como madre de dos parejas de gemelos, y habiendo vivido dos cesáreas, sé a ciencia cierta lo diferente que podría ser una cesárea de gemelos cuando se respetan los derechos del nacimiento.

¿Por qué tenemos menos derechos cuando vamos a parir a nuestros gemelos?

Yo siempre soñé a lo grande cuando me quedé embarazada de gemelos. Pensaba, ilusa de mí, que si podía gestarlos, los podría parir. Y me imaginaba el parto, grandioso, idílico, recibiendo a mis bebés, colocándoles sobre mí, sintiéndome una diosa en ese momento.

Por desgracia, no fue así.

En el momento de ponerme la etiqueta de alto riesgo, todo se acabó. Y que te pase la primera vez que tienes gemelos, vale. Pero que te pase la segunda vez, cabrea mucho, en especial cuando dedicaste tiempo a hacer un plan de parto específico para la cesárea también. En el año 2005 aquello del plan de parto era “una moda” y me hicieron poco caso, yo estaba vulnerable, y me advirtieron de que mis hijos empezaban a mostrar discordancia de peso (300 gramos de diferencia, en comparación con el kilo que se llevaron sus hermanos mayores).

Después de mi primera experiencia con la cesárea, tuve un tiempo de debate interno intentando explicarme a mi misma qué había fallado, si podría haber hecho algo para que todo fuera diferente. Recopilé toda la información que pude, pensando en que no me volviera a pasar (aunque no fuera con gemelos).

La vida quiso traerme de nuevo a gemelos, y esta vez me preparé para que no ocurriera lo mismo. Hice mi plan de parto, me entrevisté con el personal, y aun así, mi experiencia fue peor. De nuevo, me he pasado años pensando cómo podría haber sido todo distinto.

23 años después, soy consciente de que la cesárea ha permitido que, como me decía hace bien poco una comadre en la Tribu de Gemelos al Cuadrado, pudiera tener a mis hijos conmigo vivos y sanos, porque esto no ha sido siempre así.

Así que agradezco tener a mi disposición esta alternativa para parir y paso página, aunque esto no significa que no sea crítica, porque para mí ha sido muy largo el proceso de duelo por la pérdida de mis partos soñados y tengo legitimidad para poder reclamar esos derechos del nacimiento que no me fueron aplicados y que a todas nos pertenece.

Quiero que cualquier madre de gemelos que salga de una cesárea pueda hacerlo satisfecha de la atención recibida, y pudiendo recordar este momento como algo maravilloso y alegre.

Es desafortunado que en algunos lugares la cesárea parezca ser la única opción considerada para el nacimiento de gemelos. Esta percepción refleja una falta de comprensión y respeto hacia nuestras necesidades y deseos individuales.

Peor aun, teniendo que ser una cesárea, es cruel que se pase por alto que eres una persona con derechos. Existe una Ley de Autonomía del Paciente que te permite participar de las decisiones médicas en lo que se refiere a tus cuidados, y también en el momento del parto, aunque sea una cesárea. Tampoco el hecho de que tengas un parto de alto riesgo, no exime al sistema de garantizarte las mejores condiciones para este gran momento.

Se da la circunstancia de que las familias con nacimientos de gemelos o más múltiples tenemos unos derechos y necesidades especiales.

Por lo tanto, lo lógico es tener unos cuidados especiales de los que nos atienden a lo largo de la vida.

Y estos se tienen que ofrecer sin discriminación alguna, realizando las adaptaciones oportunas para poder satisfacer esas necesidades sin comprometer la salud de madre y bebés.

Los derechos y necesidades de los nacimientos múltiples están recogidos por International Council of Multiple Birth Organisations (ICOMBO), que es una organización internacional que defiende nuestros derechos. En la declaración actualizada del 2022, ICOMBO indica:

El derecho a un manejo adecuado del embarazo y parto múltiple.

Destaca la necesidad de atención al momento y modo de parto de los partos múltiples teniendo en cuenta la corionicidad, la amnionicidad y las posibles complicaciones.

También indica que las familias con hijos múltiples necesitan educación y asistencia especializada para promover y fomentar el vínculo (con sus gemelos).

Es decir, que no podemos ser ser discriminadas por el hecho de estar embarazadas de gemelos y de que el parto pueda complicarse.

Esa etiqueta de “alto riesgo”  NO PUEDE borrar de manera automática este derecho a formar parte de la toma de decisiones y reclamar un nacimiento respetuoso y digno para tus gemelos.

Una cesárea no es una cirugía cualquiera, porque se hace para facilitar el nacimiento de tus hijos sin riesgos, cuando existen complicaciones que hacen la vía vaginal incompatible.

Y el nacimiento es un MOMENTO SAGRADO.

Obvio, vas a necesitar unos cuidados especiales, porque te abren el abdomen, nada menos.

Un primer gran paso se dio al realizar estas cirugías sin dormirte por completo, para darte la oportunidad de poder ver el nacimiento de tus hijos, pero qué tal verlos cómo nacen?

Hacen falta muchas cosas más. ¿De qué nos quejamos las madres que hemos pasado por una cesárea “tradicional”?

  • De no poder contar con la compañía de nuestra pareja o acompañante elegido.
  • De que se lleven a nuestros bebés y nos separen de ellos por horas.
  • De no poder realizar contacto piel con piel con ellos, porque no hay espacio suficiente en la mesa de quirófano.
  • De que nos tengan maniatadas todo el tiempo.
  • De que nos dejen ver ni siquiera la salida de nuestros hijos de nuestro vientre.
  • De la falta de sensibilidad del personal…
  • De no poder tener antes una prueba de parto vaginal o esperar a que el parto se desencadena de manera espontánea.

Es justo que seamos tratadas con el mismo respeto y dignidad que cualquier otra madre durante el embarazo, parto y postparto. 

Es vital que tengamos acceso a profesionales capacitados y especializados en el cuidado de gemelos y partos múltiples, que sean también sensibles a nuestra realidad.

Una atención médica integral, que sea capaz de adaptar los recursos y protocolos de atención para satisfacer nuestras necesidades específicas y garantizar una experiencia segura y positiva para nosotras y nuestros bebés.

Si bien la cesárea puede ser necesaria en algunos casos con gemelos, es importante que el procedimiento se adapte de manera que sea una vivencia maravillosa y memorable.

¿Qué puedes incluir en tu plan de parto y lactancia si vas directo a cesárea?

¿Es posible que nuestro parto se inicie de forma espontánea, aunque tenga que ser una cesárea?

Siempre que sea posible, cuando la cesárea sea necesaria, se puede esperar a que nos pongamos de parto si no hay riesgos, y beneficiarnos de las hormonas naturales del parto (oxitocina natural en especial), que son muy importantes para el reconectarnos con cada uno de nuestros bebés una vez hayan nacido.

Todas estas hormonas hacen que nuestros bebés puedan estar en un buen nivel de alerta en su nacimiento.

Reclamar estar acompañada por la persona que se desee.

Al igual que en un parto vaginal, en una cesárea también es posible poder disponer de un acompañante, que puede ser tu pareja y otra persona de tu elección, que te pueda dar la mano y proporcionar tranquilidad.

Estamos viendo cómo, incluso aunque el parto no vaya a ser por cesárea, al trasladar el expulsivo de la habitación de dilatación al quirófano, se impide a la madre estar acompañada, por razones como la falta de espacio.

Mientras no sea una cesárea urgente, y que requiera máxima atención y foco del personal, el acompañante puede estar con la madre en el quirófano, tanto para un parto vaginal como para una cesárea sin complicaciones.

Confirma que esto es posible en tu centro y reclama tu derecho para garantizarlo en el momento de la cesárea.

Hacer valer que somos uno de los protagonistas en la cesárea

La cesárea no es una cirugía cualquier, es especial porque se trata del nacimiento de nuestros hijos, y esperamos que, por lo menos, alguien pueda narrarnos cómo transcurre la operación, y nos anticipe qué pasará a continuación.

Es tan sencillo como eso, y no pone en peligro la vida de nadie. Nos tranquiliza saber qué se hace en cada momento, y qué significa que sentir tal o cual cosa en la cirugía.

Nos acerca a nuestro parto, nos permita visualizar el proceso, sentirnos partícipes.

Como es posible que te hayan puesto por delante una barrera para evitar que veas el campo quirúrgico, puedes incluir que cuando llegue el momento de la salida de los bebés, puedas verlo.

Yo recuerdo a mi anestesióloga de la primera cesárea contándome lo que iba pasando, y se lo agradezco infinito. En comparación con lo que me hicieron con la segunda cesárea, en la que solo me gritaron, y no tuvieron ningún tipo de sensibilidad y empatía.

Incluso podemos solicitar que, el momento de la salida de nuestros bebés, podamos verlos nacer de nuestro vientre. Incluso, en algunas cesáreas, se ha permitido que los bebés salgan ellos mismos, primero facilitando la salida de la cabeza, y luego dejando que salga el resto del cuerpo, como si estuvieran en un parto vaginal. Se han denominado cesáreas naturales.

Puedes ver un ejemplo de cesárea con salida suave aquí.

Puede que no te guste la idea de verte las tripas abiertas mientras te hacen la cesárea, pero para muchas, el poder saber cómo ocurrió todo, no solo relatado, sino con nuestros ojos, nos ayuda a reconectar un poco con la experiencia del nacimiento y sanar algunas heridas emocionales, como sentirte menos madre por no haber parido de manera natural.

No creo que dejen a un fotógrafo entrar a grabar, pero tampoco la pareja sería la persona ideal para hacerlo. Yo preferiría que estuviera a mi lado, y que grabara algún auxiliar con el móvil, sabiendo dónde se puede colocar en el quirófano sin estorbar.

Cero separación, contacto piel con piel y lactancia materna (si es lo que deseas)

En una editorial de Acta Pediatra, Andrew Whitelaw escribe “Contacto piel con piel para todos los recién nacidos”, destacando en la revista de Agosto de 2023 la guía Skin to skin contact after birth: Developing a research and practice guideline, publicada por Kajsa Brimdyr y colaboradores, que concluye:

El contacto piel a piel inmediato, continuo e ininterrumpido debe ser el estándar de atención para todas las madres y todos los bebés (a partir de 1000 g con personal experimentado si se necesita asistencia), después de cualquier modo de nacimiento.

Se ha demostrado que retrasar la atención rutinaria no esencial en favor de un contacto piel a piel ininterrumpido después del nacimiento es seguro y permite la progresión de los recién nacidos a través de sus comportamientos instintivos.

Tener a disposición en el quirófano a personal entrenado que pueda ayudarnos a poner a los bebés en contacto piel con piel después de nacer es un derecho.

Esto supone que habrá que hacer algunas modificaciones para que sea factible (y que se hace, no te quepa la menor duda, para muestra, un botón, hace poco en mi hospital de referencia).

Por ejemplo, mi comadre Ruth Abonjo, luchó como una fiera para que en su hospital de referencia en Pontevedra cambiara el protocolo para aceptar una cesárea humanizada, donde pudiera estar acompañada por su pareja y tener este contacto piel con piel.

El primer parto gemelar respetado por cesárea de Pontevedra (algo que no deja de ser triste, dada la evidencia científica que existe sobre la cesárea humanizada).

Y esto ha sido posible porque una madre, con un par de ovarios, se atrevió a denunciar la discriminación que sufrimos las madres de gemelos en el parto en general, y en particular, cuando además concurre una cesárea.

La Plataforma Loita o ha hecho posible.  

Ya ves, ni el tipo de parto, ni siquiera la edad gestacional con la que nacen nuestros bebés, tendría que ser un problema para disfrutar del contacto piel con piel, que tiene enormes beneficios durante la cesárea, tanto para la madre, como para los bebés.

Para la madre, ayuda a controlar sus constantes, la mantiene más relajada, ya que permite que se secrete oxitocina con los efectos positivos que esto tiene en la involución uterina, disminución del sangrado, y facilitando la salida del primer calostro. Al final, todo repercute en una mayor satisfacción y mejor percepción del nacimiento.

Para los bebés, todos los beneficios del contacto piel con piel que conlleva, en especial, la regulación de su temperatura, otras constantes vitales, control del llanto, y el acceso inmediato al pecho, y a todas las bacterias de la piel de la madre, que son con las que se tienen que poblar.

La lactancia materna puede ser más difícil iniciar con dos bebés en la mesa de quirófano, pero el solo hecho de estar ahí, promoviendo oxitocina y prolactina, ya hace mucho más fácil que cuando estés más relajada en tu habitación, puedes enfocarte en tu lactancia de otra manera. Ahora estarás en modo supervivencia.

Tu pareja o tu acompañante, y el personal entrenado para ello, pueden ayudarte en este bonito momento para ayudar a los pequeños a llegar al pecho y mamar.

Garantizar analgesia suficiente en el postoperatorio

No creo que en cualquier cirugía mayor de abdomen se dejara al paciente sufrir con el dolor, y le proporcionaría toda la analgesia que fuera necesaria todo el tiempo posible. No sé por qué, para las mujeres sometidas a cesárea, esto debería ser diferente.

Hace poco escuché a una anestesióloga Elena Casado hablar sobre esto en su cuenta de Instagram. Lo puedes ver aquí.

Hace apenas una semana y media nacieron los bebés de una de mis comadres, a las que he tenido el placer de poder preparar y acompañar. Sus dolores después de la cesárea eran muy incapacitantes, no podía moverse, y tenía que amamantar a sus bebés. Lo hizo como pudo con todas las molestias, pero en la segunda noche, a alguien se le ocurrió que ya no necesitaba la analgesia que le estaban dando por vena, y se la retiró, para darle solo oral.

Pasó una noche horrible, y teniendo que amamantar a dos bebés, en un momento en el que se han despertado después del letargo, y querían mamar a tope (la segunda noche es mortal). Tardó mucho más tiempo en hacer efecto la analgesia, y que ella pudiera hacer algo más con su lactancia.

Así que, que no te racaneen una analgesia “adecuada” a tus molestias en un momento en el que se te pide, al mismo tiempo, estar pendiente de alimentar a dos bebés.

Que no tengas que “mendigar” tampoco que vengan a ayudarte a colocar a tus bebés al pecho (ojo, no a la vez, que en esto insisto mucho, porque todo el personal se empeña en que las madres de gemelos empiecen a amamantar con dos bebés en el pecho, sin haber antes amamantado nunca a un bebé). Los dolores y las molestias pueden hacerte complicado ya solo poner a un bebé al pecho.

@gemacarcamogonzalez Lo que no te han contado de la cesárea con gemelos (parte 1). #cesáreagemelar #embarazogemelar #gestarcriaryamamantaragemelos ♬ sonido original – Gemelos al Cuadrado
@gemacarcamogonzalez Cosas que no te habían contado de la cesárea de gemelos (Parte II) #cesáreagemelar #embarazogemelar #gestarcriaryamamantaragemelos ♬ sonido original – Gemelos al Cuadrado

En conclusión

Para resumir, las madres de gemelos, merecemos ser tratadas con empatía y respeto en uno de los momentos más sagrados de nuestra vida: el nacimiento de nuestros hijos.

Nuestros pequeños merecen ser recibidos en un entorno amoroso y respetuoso, independientemente de las circunstancias de su llegada al mundo. Si necesitas apoyo para poder realizar tu plan de parto por cesárea, recuerda este documento donde se explica cómo hacer el contacto piel piel.

Si quieres solicitar que tu cesárea sea humanizada, Comadrona en la Ola tiene esta carta modelo colgada en su web.

Sigamos luchando por nuestros derechos como madres de gemelos y exigiendo un cuidado de calidad que reconozca y respete nuestras necesidades individuales.

Juntas, podemos lograr un cambio positivo en el sistema de atención médica y garantizar un futuro más seguro y respetuoso para todas las madres y sus bebés.

Deja un comentario

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

16 DE MARZO DE 2024

17 P.M Madrid-España

Desde 19,99 euros