Lactancia materna con gemelos o mellizos. ¿Es posible?

Una de las ventajas que tiene la mujer por naturaleza es tener dos pechos con los que poder amamantar  a sus hijos en sus primeros años de vida. Lo normal es que se utilicen para sólo un bebé, pero con la lactancia materna con gemelos o mellizos las madres utilizamos las dos mamas al mismo tiempo para alimentar a nuestro@s  niñ@s sin que ello suponga que falte leche para ninguno.

Esto se ha hecho siempre. 😉 

lactancia materna con gemelos
“Mujer amamantando gemelos” Autor Kathe Kollwitz Berlín – Alemania

La Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y la Asociación Española de Pediatría recomiendan que lactancia materna sea exclusiva hasta los seis meses de vida y luego se continúe amamantando junto con otros alimentos hasta por lo menos dos años, y después seguir todo lo que quieran madre e hijos.

Esto no es sólo para las madres de un sólo bebé,  es igual en una lactancia materna con gemelos o mellizos.

Razones para pensar que no podemos

Hay muchas razones para pensar que no podrás amamantar a dos y afirmar que la lactancia materna con gemelos o mellizos no es posible:


  • Hay más de un bebé, y cada bebé tiene su personalidad, temperamento, características y  necesidades.
  • Como cualquier lactancia se ofrece a demanda y sin restricciones, y son dos demandas, el doble de tetadas, sobre todo en las primeras semanas hasta que aprendas a darles el pecho a la vez.
  • Aproximadamente la mitad de los mellizos nacen de forma prematura y son inmaduros, pequeños y más delicados. Pueden tener dificultades para mamar bien y ponen a prueba nuestra capacidad biológica.
  • Estas dificultades para conseguir la leche ellos solos requieren poner en marcha mecanismos de compensación que requieren invertir tiempo extra en sacarnos leche.
  • Los partos gemelares pueden complicarse, requerir más instrumentalización y/o cesárea, que está asociado a mayor riesgo de separación, estrés o preocupaciones que dificultan el vínculo de apego entre el binomio formado por madre y bebés, ya de por sí difícil por su condición múltiple.
  • Tu recuperación posparto es más lenta y parece que nunca llega, puedes tener complicaciones de la salud posteriores que requieren atención.
  • También los bebés pueden necesitar más atención médica y dedicación.
  • Estás sometida a comentarios no solicitados,  aunque sean bienintencionados, que minan tu confianza.
  • Además somos potenciales consumidores de fórmula y el objetivo diana de los fabricantes de leche de fórmula. Nadie te  cuenta lo difícil que es retomar la lactancia cuando se ofrecen biberones “innecesariamente”.
  • Y para rematar hay pocas referencias a gemelos amamantados, y lo normal es verlos con biberones.

Desmontamos los mitos alrededor de la lactancia gemelar


Que los gemelos necesitan siempre suplementos de  leche artificial para que crezcan satisfactoriamente no es cierto, porque  la madre de gemelos está preparada biológicamente para poder suplir la demanda de dos bebés.


Si los puedes gestar, los puedes amamantar. Hay pocas excepciones biológicas.



Sólo hace falta echar un vistazo para ver  cómo funciona tu pecho y  el mecanismo por el que produce y secreta leche.


Una estimulación doble y eficaz de los gemelos o  mellizos consigue poner a su disposición  el volumen de leche necesario  ya que por un lado tus niveles de prolactina se mantienen muy altos por una frecuente demanda y por otro lado tu cuerpo se ha preparado para producir para dos (lactógeno placentario).

Incluso cuando hay más de dos bebés se produce leche de forma proporcional a la triple estimulación. Es pura matemática. Saint y col, 1986

La base de tus dudas no son si puedes realmente  producir toda esa leche, sino si serás capaz de superar los obstáculos que rodean al parto de gemelos y la alta demanda de los gemelos sin perder el control.

El problema mayor que te encontrarás es la Falta de Tiempo.

Aunque pienses que la lactancia materna es algo muy natural, aunque pienses que no es un misterio, necesitas prepararte para la lactancia materna con gemelos o mellizos a conciencia para creer.

La formación prenatal que hayas recibido es decisiva para poder confiar en tus capacidades y habilidades.


Te proporciona  elementos con los que abordar las diferentes situaciones que pueden presentarse en este tipo de lactancias.



Desde Gemelos Al Cuadrado a tu disposición una completa  Preparación Prenatal con gemelos.


Cómo afrontar la lactancia materna con gemelos o mellizos


No te voy a engañar, porque en las primeras semanas vas a tener que enfrentarte a dos demandas diferentes de forma separada hasta cogerle el truquillo a cada uno de los gemelos.



Esto puede  llevarte al borde del agotamiento  si no tienes ayuda y en ocasiones,  a la desesperación porque haces todo lo posible por conseguirlo y los resultados pueden no ser los esperados, entre ellos que puedas disfrutar de amamantar y estar cómoda.



¡Todo el día con la teta fuera puede generarte un completo de vaca lechera!


Más realista que yo no creo que encuentres a nadie. 😉 



He visto muchas madres y cada una con una lactancia diferente y todas con un punto común: el factor tiempo.


La lactancia materna con gemelos o mellizos da mucho trabajo porque en esas múltiples e interminables tomas se invierte la mayor parte del del día, pero sin la lactancia materna también la inversión parental es tremendamente grande.

Hay momentos que necesitarás para descansar, para ducharte o para comer y no sabrás de dónde demonios sacarlo. Aquí entra en juego la calidad de tu experiencia: no dudes en replantearte toda la estrategia si no estás cómoda cómo lo estás  haciendo, porque esto no es un fracaso.

  • Sinceramente lo principal para rascar minutos al reloj para poder tener más calidad en esta vivencia “maravillosa” puede ser tranquilamente la ayuda en casa.  Este apoyo no es un lujo, es una necesidad en toda regla. Cada vez que veo una madre de gemelos luchando por establecer y mantener su lactancia  y no veo a nadie a su alrededor para sostenerla  me pongo a pensar en todo lo que se podría hacer para evitar esta soledad y abandono. No se valora el trabajo de la madre cuando amamanta.

Una madre con gemelos nunca debería estar sola los primeros 3 a 6 meses, por lo menos. Es un sacrilegio.

  • Hablando de tiempo, la lactancia materna con gemelos pueden llevarte de 16 a 24 tetadas al día si se recurre definitivamente a una lactancia individual. Y digo definitivamente porque hay madres que por mucho que lo intentan no se hacen a amamantar a dos a la vez. Seguro que te han contado que se puede amamantar a dos bebés a la vez, ¿verdad? Puede parecer complicado, y se requiere un poco de paciencia y  habilidad, ya que también nuestros  bebés son más pequeños y muchos nacen antes de tiempo pueden presentar dificultades al principio. Si quieres ver cómo se hace puedes leer nuestro artículo sobre posiciones de lactancia simultánea.

Solo hay que ser un poco egoísta y no tener mucha vergüenza para pedir ayuda, porque así puedes tener más cerca este objetivo de amamantar a gemelos.

Cuando eres madre de gemelos no hace falta hacerse la heroína.

¿Dónde encontrar ayuda?

El término ayuda es muy amplio.

No es sólo una ayuda física en casa, sino emocional.

No sólo proviene de la familia, sobre todo del padre de los gemelos, también de quien te cuida en tu hospital, en tu centro de salud, de todos los amigos y conocidos, de los políticos en los que  has depositado tu confianza para llevar a cabo una buena labor legislativa que proporcione medios de apoyo para las familias con necesidades, y sobre todo, con necesidades especiales.

Destacamos a nivel físico y emocional:

  • La familia. Es mucho más fácil cuando los abuelos y familiares viven cerca y todavía tienen edad y salud para hacerlo. Si no trabajan todavía quizás pueden turnarse para poder estar con vosotros por un tiempo. Porque solamente la pareja para ayudarte puede ser poco,  y necesita tanta ayuda como tú que vas a amamantar.
  • Ayuda externa. Es un recurso muy fácil de encontrar, aunque puede ser complicado si no hay recursos económicos para contratarlos. Aparte de las escasas ayudas para partos múltiples que te va a dar el estado, es muy útil recurrir a los familiares y amigos que no saben qué regalar a los padres para el nacimiento. Quizás pueda dar para contratar algo por unas pocas horas.
  • Amigos, vecinos y el resto de la comunidad. Todavía queda gente buena que puede hacerte la compra, la comida, o proporcionarte unas horas de compañía.
  • Los grupos de apoyo a la lactancia materna y a la crianza. Son además gratuitos.
  • Profesionales de la salud, asesoras o consultoras de lactancia-IBCLCs. Todos pueden apuntalar contigo las bases de tu confianza  y seguridad.

PREPARACIÓN A LA LACTANCIA

MATRÍCULA 2017 ABIERTA

 Créditos Fotografía: Foto de Juanma Benito. Lactancia de Rómulo y Remo.

 

15 comentarios en “Lactancia materna con gemelos o mellizos. ¿Es posible?

  1. Hola Victoria

    pues para gemelos normalmente se desarrolla la glándula de tal forma que se prepara para tener más leche. ES una cuestión relacionada con la cantidad de hormonas en la placenta. Parece que cuanto mayor o más número de placentas, más cantidad de lactógeno placentario y más desarrollo. Si tras el parto les das a demanda y sin restricciones y maman de forma efectiva, no habrá problemas, ya que el resto del desarrollo se produce tras la expulsión de la placenta y la succión de los bebés. A doble estimulación, doble producción.

  2. Hola Gema, mis mellizos tienen ahora un mes y estoy enloqueciendo con la lactancia. El parto fue difícil y uno de ellos estuvo tiempo en la UCI de manera que amamanté solo a uno. Ahora, una vez en casa he intentado la lactancia a demanda con los dos y aunque se sacian ambos, creo que no puedo sostenerlo por mucho tiempo dado que tengo otro niño de 2 años y estar todo el día en la cama o el sofá no es muy viable. Por otro lado ahora mismo estoy con mastitis (con antibioticos y antinflamatorios).
    Te queria preguntar qué otras combinaciones con mellizos, seria una opción darles pecho pero no a demanda? cada 3 horas? como se gestiona una lactancia diferida?
    Agradezco la ayuda!!!
    un abrazo,
    Marina

    • Hola Marina

      Primero déjame felicitarte, porque ya es un mes de lactancia y con todo lo que has pasado ya con las idas y venidas al hospital, sacarse leche, cuidar al mayor. Menudo trabajo!!!!. Algunas madres incluso se enfrentan a un alta escalonada, y además tienen que lidiar con dividirse para ofrecer lo mejor a ambos bebés. No sé si es tu caso, probablemente. Que hayas escogido amamantar a tus hijos es sin duda una gran decisión y con un poco de ayuda espero que puedas encontrar tu lactancia y disfrutar de ella, viendo a tus hijos crecer felices. Claro que hay otras opciones.

      Sólo me imagino tu situación:dos bebés tan pequeños y un mayor de dos años debe ser una tarea titánica. El mayor no deja de ser todavía un bebé que necesita de muchos cuidados y atenciones, y los pequeños necesitan tu leche para crecer lo mejor posible y disminuir los riesgos de enfermedades. Vas a necesitar no sólo mucha ayuda en casa, sino también mucha paciencia y humor, porque hay momentos para todo. Si en cualquier momento necesitas echarme una llamada o whatsapp, no lo dudes. 636 09 63 51

      Es fantástico que los bebés respondan tan bien a la lactancia a demanda y que crezcan bien. Pero estas realmente agotada y sobrepasada por la situación familiar, el hecho de que el mayor también necesita su tiempo. Se vuelve a confirmar que más que un problema de leche, es un problema de tiempo.

      Además comentas que estás con una mastitis, que está siendo tratada. Parte del tratamiento de la misma, aparte de los antibióticos y antiinflamatorios prescritos, está que el pecho se vacíe bien y que puedas descansar y hacer cierto reposo. Arriba te indico que la ayuda la vas a necesitar, pero no ya por el cuidado de los bebés y el mayor, sino por tí. Eres muy valiente al enfrentarte así a todo esto.

      Una mastitis es como te habrán dicho, una inflamación de la glándula mamaria que puede derivar en una infección. El origen puede ser variados, pero muy frecuentemente es un vaciado del pecho que no ha sido efectivo porque los bebés no han sido capaces de estimular el pecho por su tamaño o inmadurez, o por una posición en el pecho. Otros factores pueden deducirse de la historia de cada mamá, su embarazo y parto. No estaría mal poder evaluar la succión de cada uno de los bebés. Imagino que lo habrán hecho, y por lo que comentas, se muestran saciados al pecho.

      La lactancia a demanda es la opción que facilita mejor el crecimiento de los bebés, ya que son ellos los únicos que saben cómo está todo dentro. Cada madre es diferente de otra, unas tienen un vaso más grande, otras un vaso más pequeño, y su grifo puede ser de más calibre que el de otro. Y esto los únicos que lo saben son los bebés, marcando el tiempo que están al pecho en cada toma, y cada cuánto quieren tomar.

      Una lactancia con horario supone que entiendas cómo funciona tu pecho, porque puede que en algún momento quieras forzar la situación a un horario y no salga como lo deseas. Si sabes por qué sucede puedes ajustarlo hasta que des con el horario que sea compatible. Será cuestión de probar y probar y ver qué tal funciona.

      De momento puedes hacer un registro diario de las horas a las que toman los bebés para ver qué horarios están haciendo de forma natural. Pasado el mes la producción es más o menos estable y se puede ver el ritmo que llevan los bebés, aunque no es una garantía de cumplimiento. Si ves que pueden estar haciendo cada tres horas, prueba a hacerlo y controla al mismo tiempo el peso de los bebés y su estado general. Si el crecimiento es adecuado y además no se quejan y el estado general es positivo estupendo, pero si algo falla es posible que tengas que hacer un ajuste.

      Sobre la lactancia diferida tienes una entrada en la guía que puedes ver aquí.

      El tiempo lo tienes que gestionar tanto para extraerte leche como para administrarla. Lo ideal y que esperan los bebés es que seas tu quien le de el biberón con tu leche.

      Cuando la lactancia está ta establecida los tiempos entre tomas no son tan importantes. Puedes distribuir las sesiones de extracción como prefieras siempre que hagas el número de sesiones que necesitas para conseguir el volumen adecuado para los bebés. Puede variar entre 8 y 12 tomas, pero hay estudios que hablan de una media de 15 sesiones.

      Cuando empiezas con una lactancia diferida te vas dando cuenta de cuáles son los mejores momentos del día para sacarte leche, así que así que tengas establecidos los mejores momentos, puedes programar las sesiones en esas horas o concentrarlas ahí. Las noches son todavía importantes, así que es posible que te tengas que sacar por lo menos dos veces, siempre que el resto del día hagas el resto de sesiones que quedan y no te las saltes.

      La duración de las sesiones puede variar, pero entre 15 minutos y 30 está bien, con un sacaleches doble para ahorrar tiempo. Además ha técnicas que mejoran la extracción de leche y los resultados.

      Después de tener un programa para la extracción de leche tendrás que organizar las horas de los bebés. Si observas tu registro puedes hacerte una idea de qué momentos pueden ser, pero como digo, no es una garantía, ya que hay situaciones en las que los bebés pueden pedirte que no son por hambre, sino por otras necesidades. Con la lactancia directa es fácil responder a ello, pero con la lactancia diferida no tanto.

      Hay madres que no hacen una lactancia diferida todo el día. Igual solo lo hacen por el día y por la noche dan el pecho directo. En este caso utilizar un biberón, como el Calma de Medela, que no confunda mucho a los bebés y una forma de administrarlo concreta, para evitar que hagan la toma en menos de 5 minutos.

      Habitualmente los biberones se tienden a dar con el bebé en el codo del brazo, colocándolo de forma oblicua, de tal manera que el chorro cae muy rápido y los bebés pueden tener dificultad para tomarlo. Aunque se acostumbran, no es una forma fisiológica de ofrecer el biberón y tiene riesgos de sobre alimentación, porque el bebé aparte de succionar para comer, también necesita succionar para otras cosas. El método kassing se ofrece con el bebé incorporado, cerquita de mamá, con contacto visual y el biberón en horizontal. La madre controla si lo sube más o lo tiene que bajar en función a cómo succiona el bebé, para que sea pausado y natural. Así un biberón se da en el mismo tiempo que se daría el pecho, más o menos. Se usan tetinas con agujero pequeño, redondas, no con forma anatómica, y con una medida de unos 18 mm. La base de la tetina puede ser ancha o estrecha, lo que prefieras, pero la ancha proporciona un punto más fácil para que el bebé haga la eversión de los labios como hace con el pecho. Porque se trata de que el bebé coja la tetina como hace el pecho, de forma asimétrica, con la tetina dirigida a la nariz, tocando los labios antes, para que abra bien la boca y se pueda meter dentro como lo haría el pezón.

      Si necesitas algo más puedes conectarte mañana con el grupo on line, y te lo explico visualmente. El grupo lo puedes ver en la sección de servicios. Si te animas mándame un whatssapp y te envío el enlace de mañana 1 de Julio, que es a las 18 horas de España.

      Un saludo

      Quizás necesites preguntarme más, no dudes en hacerlo.

      No me comentas la edad que tienen tus bebés y a qué semana de gestación nacieron. ¿Cómo fue el parto? Dices que difícil, me hago más o menos una idea, pero todo lo que puedas contarme puede ser de gran ayuda.

      • Hola Gema, disculpa por contestar tan tarde, no es facil encontrar momentos ahora mismo.
        Muchisimas gracias por tu respuesta, y sobretodo por el tiempo dedicado! desafortunadamente el dia del grupo online no podia conectarme, cuando es el proximo? me encantaria estar.
        En relación a la lactancia, decirte que lo que he empezado a hacer es intentar dar de mamar a los bebes (que tienen 1 mes) cada dos horas (siempre que me lo permitan, si veo que alguno se pone muy nervioso y no se calma con el paseo, cantar, bailar… le doy pecho) y luego a las 7 de la tarde les doy un bibe con el cual duermen 3 horas que me permiten estar dedicada exclusivamente al mayor. Aunque la verdad esto es solo la teoria porque a la practica los tengo encima todo el dia menos la toma de la noche, que si que me ha permitido, tal y como habiamos planeado, poder pasar rato con el mayor (muy importante y necesario para el bienestar familiar…).
        Sigo extrayendome leche en la toma que no toman pecho y cuando acaban de mamar para intentar no bajar la produccion. De todas maneras tengo la sensación de que hay momentos que se quedan con hambre, no se si puede ser que se hayan acostumbrado a la sensación de saciedad que les deja el biberon y con el pecho tengan algo de frustración en este sentido?

        En relación al parto: era la semana 38+5, los dos mellizos cefálicos, el primero nació con 3.170kg i el segundo con 3.200kg. Mi embarzo sin complicación alguna, tengo 31 años y tuve a mi primer hijo hace 3 años en un parto vaginal sin problemas.
        Esperabamos un parto vaginal tranquilo y así fue con el primer mellizo, que nació tras 12 horas de dilatación en un expulsivo rápido. La comadrona intentó no dejar girar al segundo gemelo y lo acompaño hacia el canal de parto, no se sabe porque no descendió como se esperaba, decidieron hacer unos forceps, los cuales tambien fallaron y en ese momento vieron bradicardias del niño, con lo cual decidieron una cesarea de urgencia. El bebé nació sin respirar y para atenuar los daños lo pusieron en hipotermia durante 3 dias. Al tercer dia lo recalentaron de nuevo y le hicieron resonancia, parece que no ha habido daños y no tendrá secuelas.
        Durante el tiempo que él estubo en la UCI el otro cogió un enterovirus, con lo cual tambien lo ingresaron…
        Bien, el caso es que estubimos 15 dias con los bebes ingresados, ahora uno ahora el otro, en distintas ucis, haciendo turnos para que ninguno de los bebés estuviera nunca solo. Yo sacandome la leche que no tenia para ofrecerla al segundo, que aun no comía y tuve la suerte de que muchas mamás me hicieron llegar leche suya para que ninguno de los dos tuviera que tomar formula.
        Todo ello evidentemente fue muy estresante y retomar el vinculo con ellos no esta siendo nada facil, además, teniendo la referencia de la experiencia con mi primer hijo, que fue de enamoramiento profundo, con ellos la demanda extrema de uno y otro junto con el estrés que tuve y la falta de apego por la cesarea y el trauma, hacen que esté siendo un poco dificil gestinonarlo todo.
        Durante el embarzo tenia claro que queria hacer lactancia materna, ahora tambien lo tengo claro, es importante sobretodo porque han estado muy débiles, pero tambien me doy cuenta que no lo estoy disfrutando y que a ratos se me vuelve insostenible. No estoy segura de que la formula que estoy probando sea la mejor, aunque es cierto que a nivel teorico, responde a lo que necesito.
        Muchas gracias por leerme.
        Intentaré ponerme en contacto contigo via telefonica cuando tenga un momento Gema.
        un abrazo,
        Marina

        • Hola Marina

          tu relato me ha conmovido mucho. Madre mía, menuda historia y estás aquí con estos preciosos bebés y una hija maravillosa que está aceptando a su manera compartir así a su mamá. Quiero que sepas, que cualquier decisión que tomes será seguro la mejor, porque todo lo que has hecho hasta ahora lo ha sido. Elegir amamantar a gemelos ya es una decisión muy seria, tiene implicaciones importantes. De por sí ya la maternidad es algo que nos cambia la vida, nos pone patas arriba, nos acaba reinventando, nunca sabemos qué podemos llegar a hacer por nuestros hijos.

          Habrás comprobado como la maternidad doble es mucho más que eso, y aderezado con una maternidad previa. Guau.

          Te gustaría no tener que tomar una decisión equivocada, renunciar a parte de la lactancia materna para poder alcanzar una lactancia de calidad. Esta pregunta nos la hacemos muchas madres de gemelos en algún momento, sin tantas cosas a sopesar. Puede que necesitemos más tiempo del que pensamos.

          Como dice K.K. Gromada, esto es como un viaje en el que hay una ruta muy fácil y directa, pero que tiene también vías alternativas que tiene también caminos de retorno a la ruta principal. Es posible en algún momento desviarnos de la ruta ligeramente para probar otro camino hasta la meta, solo por ver qué tal es y si puede servirnos de descanso. Porque es un viaje largo y pesado a veces. No es malo de vez en cuando tomarse un respiro, una pausa, decidir incluso no amamantar por un día o una semana mientras nos extraemos leche, si eso supone que podemos gestionar un poco de tiempo para arreglar otros problemas que en ese momento tenemos.

          Teniendo herramientas para poder regresar a la ruta, todo se puede hacer. Esto nos hace humanos, no somos súper madres, eso es un mito. Una mujer perfecta que puede con todo y que asume desde el principio su decisión sin doblegarse a nada. Eso no existe. Necesitamos ayuda, tiempo, un respiro de vez en cuando…

          Dices que te preocupa que puedan estar confundiéndose un poco al introducir un biberón, porque no se quede saciados. Te hablé del Método kassing por eso. Porque puedes reducir ese riesgo con ese sistema de administrar el biberón. Proporciona tiempo al bebé para poder succionar más que de forma nutritiva, también afectiva.

          Te leo hablar sobre el tema del vínculo y me siento un poco identificada. Ese sentimiento extraño pos cesárea, después de que ha mediado además una separación, teniendo además una comparación como un parto vaginal con su poder oxitocínico. Esto realmente es algo que duele mucho y que poca gente comprende. Y es una espina que cuesta sacarse, conozco muchas madres que lo siguen sufriendo esto, incluso yo después de 16 años, es algo que no logro quitarme de la mente.

          Es maravilloso que hayas acogido la lactancia de tus gemelos porque gracias a esto es que nos reconciliamos de alguna manera con nuestros hijos y con nosotras mismas, y aunque se decida algo diferente, con una lactancia más fisiológica también es posible compensar muchas cosas y lograr una lactancia de éxito.

          Es normal que ahora mismo no estés segura de nada, ni de lo que has decidido. Los altibajos a los que estamos sometidas son muy grandes, aún estás recuperándote de tu parto. ¿Qué te parece mirar hasta ahora lo que has hecho? ¿Has visto la cantidad de cosas que has hecho por ellos, cómo estás consiguiendo sacar ese tiempo tan valorado para tu mayor? Esos 15 días de arduo trabajo y dedicación…a mí me pareces maravillosa.

          Estaré encantada de hablar contigo cuando quieras, y bueno, el grupo lo tengo el primer viernes de agosto. Aunque lo he puesto a las 11 horas esta vez, no sé si tendré que cambiarlo a la tarde, pero seguro es ese día.

          Mientras te dejo el grupo de crianza y lactancia en facebook por si quieres pedir orientación a otras madres. Es un tema que recientemente hemos tocado.

          Un abrazo enorme

          Gema

  3. marina, que campeona!!! yo tuve mellizos prematuros uno ingresado el otro no y te entiendo en lo de ir y venir de la UCI casa hospital sacar leche…. en fin! pero teniendo otro de 2 años ya es lo más! yo he podido dar pecho con esfuerzo y cansancio, y por si te sirve de idea, para descansar lo que hemos hecho algunas veces es que el padre le de bibe (de mi leche o fórmula, según se pueda) a uno de los bebés durante la noche No siempre al mismo, vamos alternando En fin, mucho ánimo y felicidades!!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: