Necesito leche materna: ¿lactancia solidaria o inducida?

A veces tengo necesidad de hacer una entrada pataleta.  Sabes que me apasiona la lactancia 😉 y que soy gran defensora y lactivista. Igual a veces puedo sonar un poco talibana, pero entiéndeme. Algunas veces tengo que decir las cosas claras, y hoy toca. La rabieta de esta vez está relacionada con la necesidad de algunas madres de buscar leche materna, así que voy a hablarte de la lactancia solidaria y de lactancia inducida.

Con el médico hemos topado

Cuanto haces asesoría de lactancia escuchas  historias de madres de todo tipo y temática. Algunas experiencias pueden dejarte conmocionada  pensando en todo lo que se podría haber hecho en ese caso y no se hizo, o todo lo que podrías ofrecer a  la madre si tiene ganas de explorar soluciones.

En ocasiones estas madres te cuentan cómo confiaron en sus  médicos de confianza para tratar su problema de lactancia particular. Para mí es muy conflictivo, porque la mayor parte de las  veces lo que te cuentan dice mucho del nivel de conocimientos que tienen los profesionales sanitarios de la clínica de la lactancia y del amamantamiento.

No me gusta tener que cuestionar a ningún médico, pero casi siempre te sientes obligada a  decirle a la madre que su médico no está actualizado y que la evidencia científica desmonta muchas de sus indicaciones. El entregarle esa información y que la discuta con su médico es el paso siguiente, lo que a veces es toda una aventura.

Pero hay casos en los que realmente no sabes qué hacer, porque no hay suficiente evidencia a respecto. Es lo que suele pasar cuando alguien te llama desesperado buscando leche materna para algún familiar con cáncer,  porque han escuchado que otros pacientes lo han utilizado en la terapia contra esta grave enfermedad cáncer. ¡Qué no harías por tus seres más queridos!

necesito leche materna

Tratar el cáncer con leche materna

Me pareció una razón tan válida como cualquier otra para pedir leche materna. Lo más  habitual es que la madre te cuente  que no dispone de leche suficiente,que lo ha intentado todo para aumentar su producción sin éxito y no desee alimentar al bebé/niño  con leche de fórmula, o que por un tiempo no puede amamantar a su hijo porque necesita tomar un medicamento o tratamiento contraindicado totalmente por un tiempo determinado.

No soy yo quién para juzgar el uso de la leche materna pero ante situaciones tan cargadas de emociones hay que dejar claro que la leche materna no cura el cáncer de momento, aunque  me encantaría que lo hiciera.

Sí sabemos que tanto amamantar como ser amamantado reduce el riesgo del cáncer de mama  y otros cánceres como el de ovario en la madre o las leucemias en los niños.

También sabemos por investigadores suecos de la Universidad de Lund de las propiedades de una proteína llamada HAMLET, que induce la muerte de células tumorales. Ellos fueron los que propusieron por primera vez explorar en esta línea para hallar un tratamiento contra el cáncer.

Hay experiencias de gente que utilizando la leche materna como tratamiento paliativo para luchar contra los efectos adversos de la quimiterapia o para mejorar la respuesta inmunitaria han tenido buenos resultados. Pero hay que ser prudentes, todo esto está en pañales aún y requiere de mayor investigación.

Esta mujer había tratado de buscar leche materna porque hacía tiempo que había destetado a su último bebé y no pensaba que hubiera otra forma de conseguir leche materna que no fuera en un Banco de leche, al que no tenía acceso porque normalmente la oferta es poca para tanto bebé pequeño y prematuro.

Si no cumples los criterios te ves obligado a buscar en un circuito paralelo al oficial.

Mi compañera y consultora de lactancia Alba Padró, ha recibido muchas preguntas de personas solicitando leche por este motivo y explica muy bien en qué consiste realmente el tratamiento paliativo con leche materna, así que si quieres saber cómo es puedes verlo en su entrada en Espacio Lactancia.

Padró se basa en la obra de la Dra. Odile Fernández, que  requeriría de unos 400 ml diarios preparados de una forma especial. Mi compañera Pilar Rodríguez, enfermera y asesora Multilacta y autora de Pilar Maternidad, explica en esta entrada sobre el tratamiento y te da unos consejos.

Más complicado que conseguir para todos los días estas cantidades de leche de otra madre es el control de la calidad de esa leche, ya que como sabes, la leche materna es un tejido vivo como la sangre a través de la cual se pueden transmitir enfermedades infecciosas.

Debido a la gestión que había que llevar a cabo para conseguir esa leche y el apoyo que hay que tener para continuar con el tratamiento en todos los entornos, la madre recibió por mi parte información sobre la posibilidad de que fuera ella la que le proporcionara la leche materna a su hijo a través de una inducción de la lactancia y así toda la era suya. 

La madre recibió la noticia emocionada, porque como muchas personas, no saben que una mujer puede producir leche de nuevo después de haber dejado de amamantar hace años o incluso sin haberlo hecho nunca ni haber estado embarazada. A esto se le llama  lactancia inducida.

Si recuerdas otras entradas, este proceso es parecido a la relactación, de la que puedes leer algo en esta entrada. Es muy utilizada en situaciones de emergencias y crisis cuando no se dispone de otro forma segura de alimentar a los bebés lactantes,  bien porque hayan destetado o porque sus madres hayan fallecido.

La expliqué cómo se suele llevar a cabo el proceso y se fue dispuesta a consultar con su pareja, y el oncólogo, algo que me pareció totalmente lógico. Ya había leído opiniones de otros especialistas y no me pareció que fuera a rechazar la propuesta.

En lugar de felicitar a la madre, el médico le dijo que “inducir la lactancia materna provocaba cáncer” y que “la mujer que dona leche materna sólo busca beneficios económicos“. 😯

Por supuesto no todos los oncólogos son tan atrevidos para afirmar cosas que pueden asustar y minar la confianza de la madre de esta manera. Hay que tener ganas de tocar mucho las narices para decir esto con tanta alegría.

No digo que sea mentira  que  se comercie con la leche materna, porque sé que ocurre en algunos países, pero generalizar sin conocimiento que las madres que donan leche a otros bebés o a personas que lo necesitan es sólo por interés es totalmente injusto.

Lo que me parece menos serio aún es  quien lo dice tiene autoridad de un oncólogo.

 “El riesgo de cáncer de mama disminuye 4,3% por cada 12 meses de lactancia materna, además de 7% por cada nacimiento” **

Un oncólogo debe saber mucho de cáncer, es su obligación, pero también lo es estar actualizado y saber de lactancia materna, sobre todo teniendo en cuenta que el amamantamiento es precisamente una de las medidas preventivas del cáncer por excelencia, y de la que se habla muy pocas veces, lamentablemente.

Vamos por partes.

Lactancia solidaria

El intercambio de leche entre madres sin mediación de un Banco de Leche Materna se llama Lactancia Solidaria. Es una práctica que se remonta a tiempos inmemorables.

Recibir leche de otra madre para alimentar o tratar a un bebé, niño o enfermo (incluido los adultos) es una cuestión de elección sopesada de forma responsable con información.

Teniendo en cuenta que la leche de fórmula también tiene sus riesgos, todavía no se conocen casos de transmisión de enfermedades por consumo de leche materna entre particulares, pero conviene estar al tanto de todos los posibles riesgos porque especialmente en niños prematuros y de bajo peso o enfermos, los efectos de la leche materna no tratada son graves.

La lactancia solidaria  requiere de una delicada gestión de la selección, recogida y procesamiento de la leche materna siguiendo lo mejor posible los estándares de seguridad de un Banco de Leche.

La propia Asociación de Bancos de leche Materna en España advierte que recurrir a la donación de leche entre particulares conlleva los riesgos potenciales de transmisión de enfermedades infecciosas y no se sabe con certeza el verdadero riesgo al que se exponen los bebés con las leche de otras mujeres.

No sólo se trata sólo de las posibles infecciones transmisibles a través de la leche materna, como el Citomegalovirus, la hepatitis C o el SIDA, sino de otras sustancias que el donante puede haber estado tomando como medicamentos o sustancias tóxicas como drogas.

Si en los Bancos de leche un pequeño porcentaje de las muestras que llegan tienen que ser descartadas porque muestran unos niveles de contaminación bacteriana que desaconseja su utilización en pacientes más delicados como bebés pequeños, prematuros o enfermos, podemos pensar que entre particulares esto puede suceder de forma más frecuente.

De hecho se han llevado a cabo estudios sobre muestras de leche que madres han compartido y se han detectado en ellas carga bacteriana y tóxicos que hacen que esa leche no sea apta para el consumo de bebés y pequeños, sobre todo.

En el circuito de la donación de leche materna solidaria o altruista hay un posicionamiento  contra la comercialización de la leche materna y por eso no se promociona. 

En cambio se anima a que las madres puedan compartir la leche en condiciones de seguridad y se reivindica de alguna forma un poco más de interés por ella y más investigación.

Actualmente hay Bancos de Leche Materna que tienen una parte de leche destinada a estos tratamientos. El  objetivo es que las mujeres se animen a donar y que las reservas aumenten para poder destinar a todos los pacientes.
Así lo expresa la propia Odile Fernández.

“Es necesario concienciar y apoyar a las madres a que donen leche materna para promover la creación de más bancos de leche en España y que bebés y personas enfermas puedan acceder a sus beneficios”. O. Fernández en entre vista para el Mundo.

Puedes ver su experiencia en este vídeo.

La lactancia inducida

En los países desafortunados donde suceden cada día desgracias y desastres, las autoridades sanitarias con competencia reclaman con toda legitimidad que las mujeres usen sus pechos para lactar a todo aquel bebé que lo necesite.

Algunas empresas todavía alardean de donar litros y litros de leche artificial para ayudar contra el hambre de los más pequeños creyendo que su gesto favorece su salud y nutrición. Bien saben que no están en lo cierto y que detrás solo hayansia viva“.

Todas las madres somos susceptibles nodrizas ante situaciones de urgencias y emergencias. En los protocolos que se utiliza para  inducir la lactancia se comenta que una mujer en proceso de relactación o inducción de la lactancia esté en una situación de riesgo para su salud. Eso solo parte de los prejuicios.

Cuando planteé en mi casa que iba a relactar a mis gemelos mi madre se me echó encima y me dijo que aquello podría ser malo para mi salud, no fuera que me provocara un cáncer. Pero eso me lo dijo mi madre, que no sabe de lactancia, no un oncólogo, que es un médico y tiene que saber de qué va todo esto.

La inducción de leche consiste básicamente en la extracción regular de leche materna hasta conseguir establecer la producción de leche. Puedes ver cómo lo hicieron algunas madres adoptivas, como África, que te lo cuente en la página de mi amiga Pilar Martínez.

¿De dónde ha sacado el oncólogo que inducir la lactancia provoque cáncer?

La inducción de leche más completa requiere en ocasiones de una tratamiento hormonal externa, y es esta situación donde se debe valorar si hay riesgos para la mujer utilizarlos con el fin de conseguir mejorar el desarrollo del pecho.

Entre las hormonas necesarias para el desarrollo de la glándula de una mujer que nunca ha estado embarazada están los estrógenos. Los niveles altos de estrógenos se han relacionado con mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero en situaciones normales, la hormonación no es necesaria, y con la extracción regular de leche materna con un sacaleches adecuado la madre puede conseguir un volumen de leche considerable.

¿Es razonable ante esta información decir a la madre alegremente que la inducción de la lactancia produce cáncer? Definivamente no.

1 comentario en “Necesito leche materna: ¿lactancia solidaria o inducida?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: