¿Me van a morder cuando les salgan los dientes?

Tiempo de lectura: 6 minutos

Es posible que pienses que la salida de sus dientes puedan comprometer la integridad de tu pecho cuando mamen, porque pueden empezar a morderte. No te quito razones.

¡Un mordisco es un mordisco, y en el pezón es muy doloroso!

Cualquier madre lactante ha recibido alguna vez uno de su bebé, y ha sufrido una etapa dura esquivando sus ataques de tiburón.

Con paciencia los bebés acaban entendiendo que morder duele y dejan de hacerlo, pero hay que acompañarlos.

Mamar no es morder

Antes vamos a dejar claro que el acto succionar del pecho no contempla el uso de los dientes.

La lengua se encarga de proteger tu pecho de los mordiscos porque se extiende sobre la encía en ese momento y la cubre, impidiendo que se active el reflejo de mordida, que solo se produce cuando se tocan directamente las encías.

En cualquier momento en el que el bebé no está bien agarrado del pecho y se queda más superficial, o cuando el bebé coge el pecho en un momento en el que no había hecho el descenso y extensión de la lengua, la encía se puede quedar descubierta, y entonces se produce esa mordida.

A veces pasa también porque la lengua no logra salir hasta ponerse encima de la encía porque está atada por el frenillo muy limitante. 

Su primer mordisco

Si hasta ahora nunca te ha mordido ninguno, y de pronto han empezado a hacerlo, hay que ver por qué lo está haciendo.

El primer mordisco suele suceder casi siempre sin querer. A veces el bebé ya acabó su toma, pero sigue cogido al pecho. Otras veces se queda dormido y de pronto, al relajarse, ¡zas!

Una vez que recibes el primero, tu objetivo será evitar que vuelva a suceder, porque es doloroso y los bebés necesitan entender los límites pronto, si no quieres tus pezones🤣.

¿Cómo evitar que vuelvan a morder?

  • Si sabes por qué ha sucedido, evita de nuevo ese momento.
  • Si fue cuando dormían, puedes estar atenta a cuando ya casi están dormidos. En ese momento puedes desengancharlos de manera suave. Si se relajan mucho, tienden a cerrar la boca a la mínima que te mueves.
  • Si ha sido durante una toma, generalmente al final, vigila cuándo están perdiendo el interés, remolonean o hacen amagos de hacer tirón. Soltarles y ofrecerles algo diferente que sea interesante. 
  • Cuando te muerden, no es fácil contenerse, así que puede ser que reacciones con un pequeño saltito o grito. A veces esto les asusta y se niegan a mamar de nuevo un tiempo, pero puede que también se lo tomen como algo gracioso y digno de repetir.
  • Después del primer mordisco, dejarles claro que no se muerde el pecho de mamá. Utiliza una voz firme y neutra. No se trata de asustarles, pero sí de que vean que es algo serio, y que es molesto. No se puede hacer daño a mamá, ni al pecho. Si sucede, no hay teta.
  • Algunos pueden ser muy persistentes en dejar de morder, y si uno lo es, el otro puede que le imite y le siga. Tendrás que trabajar con ellos para que abran bien la boca, y hagan un agarre correcto al mamar. Puedes plantearles juegos para que sea divertido. Abrir la boca como un león, hacer el rugido…
  • Ten a mano mordedores frescos para que puedan morder sin problema y aliviarse. Es cierto que la etapa de la erupción de los dientes es difícil para ellos, y esto les facilitará algo que les calme. Si ya han empezado con otros alimentos, algunas veces podrás ofrecer algo de comer que no sea la leche del pecho.

¿Será que es el momento de destetar?

A veces se puede interpretar que como los niños ya tienen dientes, es el momento de destetar.

El destete no es algo que suceda de la noche a la mañana, no es un punto en el tiempo, sino un proceso que se inicia con la oferta de otros alimentos diferentes a la leche materna. Pueden pasar meses y años antes de que llegue la última toma de pecho.

El inicio de la dentición es muy variable entre los niños, por lo que no se puede asegurar que sea un indicativo de que el destete esté cerca. Algunos pueden tener su primer diente a los 6 meses, mientras otros tardan hasta 18 meses. Mis cuatro hijos, por ejemplo. 

¿Cómo has resuelto los mordiscos con tus gemelos?

 

Deja un comentario

tres × 4 =

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.