¿Me puedo producir una mastitis por sacarme leche en los primeros días de lactancia?

Esta es una de las afirmaciones que más frecuentemente estoy escuchando en los últimos tiempos. Que te puedes producir una mastitis por sacarte leche en los primeros días de lactancia. 

Sin ningún tipo de explicación, se está limitando el estímulo eficaz y suficiente del pecho en madres que tienen problemas de lactancia derivados de una succión ausente, insuficiente o ineficaz. 

Por supuesto, nadie se da cuenta, por lo que parece, que hay dos bebés y que se necesita un estímulo eficaz doble para calibrarlo como se merece.

¿Qué hay de cierto en esta afirmación?

¿Hay que asustar a las madres con estas afirmaciones y limitaciones?

¿Puede un sacaleches o extraerse leche en estos primeros días causar tal estrago y producir una mastitis?

Ni sí, ni no.  😉 

Depende de por qué te estás sacando leche y cómo estés gestionando el proceso de extracción. 

Sacar leche no lo haces por placer

Vamos a dejar primero claras las cosas.

No creo que haya una madre que se saque leche porque sí, sin necesidad, por placer. 

Porque directamente, es mucho trabajo extra, y con gemelos, créeme que no te lo puedes permitir sin asumir sacrificios.

Así que nos lo pensamos mucho si tenemos que recurrir a sacar leche, y hacemos todo lo posible por dejarlo así que la cosa se normaliza.

Cuando hay que sacar leche se hace por una necesidad. 

  • estimular el pecho porque el bebé no está contigo en todas las tomas,
  • darle señales de que uno o dos bebés o más, necesitan leche, porque no pueden aún mamar,
  • porque cuando están al pecho no son capaces de hacer una  succión ineficaz…

¿Cuándo no hay que sacar leche?

  • Si el bebe se agarra al pecho.
  • Lo hace bien y hace lo que se espera.
  • Si está con su madre.

No necesitas sacar leche.

Necesitas ponerlo al pecho de acuerdo a su demanda. 

Si no es tu caso, y tus bebés no cumplen con estos criterios, como puede pasar muchas veces cuando han nacido gemelos, hay que recurrir al sacaleches, o las manos, o ambas cosas. 

En muchas ocasiones indican que te saques leches con las manos, pero no con sacaleches

Sí.  Es así. Puede que te digan que no uses un sacaleches, y que solo te extraigas con las manos.

Estoy de acuerdo.

La extracción de leche materna de forma manual, con tus propias manos, es una herramienta que toda madre que va a amamantar necesita conocer.

Es algo así como un elemento imprescindible en tu Equipo de Primeros Auxilios de la Lactancia. 

Usar las manos siempre que se pueda, porque proporciona seguramente más leche calostral que el sacaleches en estos días.

¡Pero no elimino el sacaleches si tengo disponible!

Cuando tienes un sacaleches adecuado a tu disposición puedes acompañar esta extracción para imitar mejor el estímulo eficaz y maduro que tiene un bebé a término sano, y  en este caso dos bebés. 😉 

Se utiliza el sacaleches como complemento un tiempo porque puede ayudar a calibrar el pecho para que produzca lo que necesitan estos bebés.

¿Qué tienes que tener en cuenta para no incurrir en mastitis usando un sacaleches en estos momentos?

Cosas a considerar cuando usas sacaleches en primeros días para evitar obstrucciones y mastitis son las siguientes:
  1. Tipo de sacaleches. No te vale cualquier sacaleches. Algunos pueden ser especialmente traumáticos porque no tienen buen control del vacío y succión. Tienes una explicación sobre los sacaleches en este post.
  2. Tamaño del embudo del sacaleches. Adecuado a tu pezón, que tendrás que medir en su base en vertical. Tiene que entrar el pezón y un poco de areola libremente.
  3. Intensidad de la succión. La adecuada que imite un bebé sano a término. No tiene que doler.
  4. El tiempo justo. Al principio no necesitas mucho. 7 o 10 minutos por pecho para empezar está bien. Valora si se agarran al pecho o no, porque ellos, aunque no sean muy eficaces, algo sacarán. 
  5. No te saltes tomas de extracción. Cuando haya que retirar las sesiones para sacar leche, hazlo  despacio, retirando tiempo de succión de la máquina. Si no te fías, ponte un despertador para recordarte que tienes que sacar cada 2 horas por el día y cada 3 horas por la noche. 
  6. Si el pecho está muy inflamado por la subida de la leche no extraigas sin haber hecho antes un masaje de presión inversa suavizante. Te dejo un vídeo para que sepas cómo se hace, porque es otra herramienta de primeros auxilios de la lactancia materna. 

 

Deja un comentario

3 + 10 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: