Tipos de sacaleches

La extracción de leche materna entre las madres de gemelos es una práctica muy habitual. Para obtener leche materna podemos usar sacaleches o hacerlo con nuestras propias manos. Ya hable de cómo sacarse la leche de forma manual en esta entrada, y hoy te cuento qué sacaleches tienes a tu disposición para poder hacerlo de forma mecánica y más cómoda.

¿Tengo que tener un sacaleches para el momento del parto?

Esta es una de las preguntas más habituales en la Formación  para lactancia de las madres de gemelos,  y en los grupos de apoyo incluso antes de que pensemos en los tipos de sacaleches que son mejores.

Mi respuesta es siempre la misma. 😉

No es necesario ni obligatorio porque tampoco sabemos qué situación te encontrarás en el momento del parto y en la mayoría de los hospitales se cuenta con sacaleches adecuados para poder atender esta necesidad si surge.

Es poco probable que dispongas de un sacaleches para tí sola, pero en las Unidades Neonatales hay sacaleches de calidad hospitalaria que son compartidos por las mamás ingresadas o con bebés ingresados de forma segura y algunos prestan sacaleches si te vas de alta antes y tienes a los bebés ingresados.

¿Qué tipo de sacaleches escoger?

En el mercado existe una gran variedad de sacaleches que puedes comprar, alquilar o tomar prestados pero el hecho que estén a la venta no significa que todos sean los más apropiados para tu caso, así que esta sí es una pregunta que me gusta aclarar, porque puede marcar la diferencia.

Los sacaleches son dispositivos de tipo médico.

Sirven para emular la succión del bebé y producir un estímulo adecuado que permita drenar el pecho en profundidad y mantener tu producción de leche y aumentarla progresivamente de acuerdo a tus necesidades.

El mecanismo que utiliza el bebé para obtener leche es complejo y requiere de una coordinación adecuada para que sea efectivo. Puedes ver cómo lo hace en esta entrada de la Guía de Lactancia.

Lamentablemente, no en todos los países hay un órgano que controle y  regule específicamente este tipo de dispositivos, ya que los efectos secundarios de su mal funcionamiento o el uso que se le da pueden ser nocivos.

En EE.UU lo hace la FDA. En España podría ser el REAL DECRETO 1591/2009, de 16 de octubre, por el que se regulan los productos sanitarios (BOE núm.268, de 6 de noviembre). (En vigor a partir del 21 de marzo de 2010)

Hay que preguntarse muy bien si de verdad necesitas un sacaleches y si puedes prescindir de él.

Básicamente el bebé realiza una succión y ordeño, es decir presión negativa y presión positiva.

Cuando extraemos leche con el sacaleches lo que hacemos es una succión que introduce el pezón en el túnel de un embudo o copa. Le falta el ordeño, el movimiento interno de la lengua que hace variaciones de presión y eleva el pezón contra el paladar duro.

Los sacaleches no son aparatos que se hayan inventado ahora. Las madres se han sacado leche por años, primero de forma manual y luego con aparatos.

Si quieres ver una breve historia visual de ellos, aquí te cuentan en 18 imágenes, cómo han evolucionado hasta nuestros días.

El sacaleches más antiguo data de la edad antigua en Grecia, y estaba hecho de cerámica, parecía una aceitera y servía tanto para dar leche al bebé como para sacarse leche.

El tipo de sacaleches que puedes usar depende de varios factores, pero principalmente:

  • Del motivo por el que necesitas sacarte leche. No es lo mismo hacerlo para hacerlo para iniciar el estímulo desde cero con gemelos prematuros que hacerlo porque te vas a trabajar. Ni será igual si te vas a sacar leche de forma puntual o si tienes que sacarte leche en todas las tomas.
  • Depende de la edad y situación del bebé.  No es igual para un bebé recién nacido que para uno de varios meses, y si es un bebé a término o que presenta dificultades para mamar. No es igual para un bebé que para dos bebés.
  • El estado de la madre. Una mamá con problemas en las manos no podrá usar un sacaleches que requiera manejo manual.
  • La situación financiera o facilidad de acceso de la familia.

Requisitos del sacaleches

Los sacaleches deben cumplir una serie de requisitos:

  • Ser fáciles y  cómodos de usar.
  • Fáciles de limpiar.
  • Seguros, sin posibilidad de contaminación.
  • Atraumáticos, que no dañen el tejido del pecho.
  • Relación calidad/precio efectiva. Hay sacaleches muy baratos que tienen desventajas a valorar.  Algunos pueden ser caros, pero se amortizan rápidamente por su eficacia.
  • La disponibilidad en el mercado del tipo de sacaleches adecuados.
  • La existencia de un servicio técnico que pueda atender las necesidades de recambios y arreglos.
  • Eficaces estimulando el pecho y drenando la leche todo lo que la mamá se puede “vaciar”.

¿Qué tenemos en el mercado de sacaleches?

En el mercado hay de todo, sacaleches baratos, caros, de calidad  o extraordinarios. Si haces una búsqueda por Google seguro que te vuelves loca pensando cuál es mejor para usar con gemelos.  Y en eso estoy, en explicarte si de lo que hay para tí en caso de gemelos es factible o no uno sacaleches u otro.

Vas a encontrar sacaleches para comprar, para alquilar y hasta en el mercado de segunda mano tendrás una oferta de todo tipo. Si ya eres suertuda 🙄 , igual alguien te puede prestar un sacaleches, asumiendo los riesgos y haciendo los ajustes necesarios para que sea sobretodo SEGURO y EFICAZ.

SACALECHES MANUALES

Sacaleches de bocina

Es el sacaleches en menos uso por su efecto traumático en el pecho y el riesgo de contaminación que ofrece.

Se parece al claxon de una bicicleta antigua, y tiene una parte que ahora es de plástico, pero en los primeros modelos fueron de cristal.

sacaleches de bocina

Son incómodos porque además hay que estar vaciando todo el contenido extraído y recogido en el pequeño receptáculo inferior.

La contaminación es más alta ya que es difícil de limpiar, sobre todo la parte de forma que se aprieta, en donde se cuela casi siempre leche.

Por desgracia es el sacaleches que se reparte en algunos hospitales aún, y se sigue vendiendo en farmacias y otras tiendas on line. ¡Y todos pensando que era una pieza de museo! 😥 

Con gemelos no es la mejor opción para sacarse leche, pero yo te cuento que en mi caso fue mi salvación. Puedes leerlo aquí. 

El modelo inicial ha sufrido variaciones dirigidas a disminuir el riesgo de contaminación. En lugar de ese receptáculo de leche que forma parte de la pieza inicial, se le añadió un recipiente aparte que luego se podía usar con una tetina y en ocasiones llevaban hasta un tubo hasta la pera de goma desde donde se apretaba.

Sacaleches de pera o bocina modificada

Yo tuve uno de estos de Chicco en mi primera lactancia. Por supuesto no es el sacaleches de elección tampoco, más cuando tu producción depende de la eficacia del estímulo y por cantidad de leche no quieres encontrarte con una mastitis, que es lo que me pasó a mí.

No dejan de ser sacaleches que no producen un vacío adecuado y además de la contaminación o el dolor que causan, pueden aumentar el riesgo de obstrucciones y mastitis.

En todos los casos la succión es unilateral, sólo de un pecho.

A su favor tienen como te digo, que si no hay otra cosa y no sabes sacarte leche y es lo que te dan o para lo que te llega, son los más baratos económicamente y no necesitan electricidad.

Sacaleches de Cilindro

Son sacaleches con dos piezas en forma de cilindro que se inserta una en la otra y el material del que están hechos de plástico.

En el Hospital Santa Cristina con los gemelos mayores fue el sacaleches que me dejaron cuando me fui de alta para poder sacarme la leche de mis hijos.

El cilindro interior  acaba en la copa extractora, que se adapta al pecho.  En el otro extremo tiene una junta de goma o nylon.

sacaleches NuK cilindro

El otro cilindro exterior es el recipiente donde se acumula la leche y donde después se puede acoplar la rosca de la tetina.

Solo hay que mover el cilindro exterior hacia atrás un poco para crear una succión suficiente y evitar que exceda de 3 cuartos de su tamaño, ya que puede crear hasta 220 mm/Hg de presión. Está provisto de marcas que te indican el grado de succión.

Es fácil de usar y de limpiar, y de bajo coste. No requiere electricidad.

Si eres diestra y le imprimes un ritmo adecuado puede dar muy buenos resultados.

No te permite sacar leche de ambos pechos a la vez.

Sacaleches de palanca

Los sacaleches de palanca tiene un sistema de liberación de la succión accionado con la mano.  Está conectado a un recipiente de plástico que puedes utilizar para luego administrar la leche que te sacas.

Es fácil de limpiar y suele ser seguro frente a la contaminación.

No requiere de electricidad y algunos pueden adaptarse a un mecanismo de motor y convertirse en sacaleches eléctricos.

sacaleches avent

Sólo hay que apretar y soltar la palanca para hacer el trabajo de succión y requiere de cierta destreza para imprimir un ritmo adecuado.

Si tienes la mano pequeña puede que no sea tu sacaleches, ya que hay que tener una mano más bien larga para hacer todo el trayecto de apretar y liberar sin soltar el sacaleches.

Si tienes problemas con la mano, como el Síndrome de túnel carpiano o alguna que otra discapacidad que afecte a la movilidad manual, no es tu sacaleches de elección.

Sólo ofrece una succión unilateral, y si quieres hacerla doble tendrás que comprar dos sacaleches.

Son de los sacaleches que más encontrarás en el mercado de los sacaleches manuales.

SACALECHES ELÉCTRICOS

Entre los sacaleches eléctricos puedes encontrar de los que van conectados a la red y los que además llevan pilar o baterías.

Son los más cómodos de usar porque hacen casi todos el trabajo de forma automática.

Todavía quedan algunos semiautomáticos, en los que hay que hacer una obturación con el dedo en un agujero situado en la zona superior accesible con la mano cuando sujetas el sacaleches.

Yo utilicé uno de la casa Kittet, alquilado, que me dio un excelente resultado, hasta que lo cambié por la piltrafilla del Chicco de Bocina modificado. Fue mi ruina en la lactancia.

sacaleches kittet

Este tipo de sacaleches tienen más riesgos en comparación con los automáticos porque tienes que ser muy diestra en el ritmo imprimido en tapar y levantar el dedo.

Tienes desde sacaleches personales, que puedes comprar y dedicar para uso exclusivo tuyo a sacaleches más robustos como los que tienen en el Hospital, que aguantan más trote y tienen una vida útil mucho más larga.

Sacaleches usados con  batería o pilas

Estos sacaleches son eléctricos y el suministro por baterías permite que te lo puedas llevar en el bolso cómodamente. Son muy manejables y no muy grandes.

La pega de este tipo de sacaleches es que dependiendo de la pila, puede ser más efectivo o no. Con baterías, curiosamente, hacen peor su trabajo.

sacaleches Saro

Además la succión del aparato no es siempre uniforme y mantiene el mismo vacío. A medida que se descargar se hace menos efectiva.

Si vas a sacar leche para tus gemelos, puedes sopesar para qué. Si es para ayudar en el inicio de la lactancia con bebés flojitos o que tienen dificultades mamando, sería mejor optar por enganchar el extractor de leche a la red, aunque para algo puntual te puede servir.

Puedes encontrar sacaleches sencillos y dobles, con los que ahorras tiempo de extracción y además aumentas la cantidad de leche obtenida.

sacaleches Evenflo

Estos sacaleches, en comparación con los manuales, tienen más riesgo de contaminación. Principalmente porque tienen sistemas abiertos que permiten el contacto de la leche con el motor.

La mayoría cuenta con ajustes para la intensidad de la succión y algunos de los ciclos.

Sacaleches eléctricos conectados a la red

Son más eficaces en la succión porque pueden mantener el ritmo de los ciclos de succión programados. Muchos hacen el trabajo sólos, y además son ajustables en ciclos de succión e intensidad del vacío.

Aunque todos son muy parecidos en general, cada uno tiene un matiz que le hace especial.

De los que personalmente he podido utilizar, sólo Ameda ofrece un sistema al sacaleches eléctrico personal con sistema cerrado, una válvula de silicona interpuesta entre el tubo y la copa. Es el Ameda HygieniKit™.

sacaleches Lactaline Ameda

En los Medela, que es la estrella en sacaleches en medio mundo, sólo el FreeStyle y el Swing Maxi disponen ahora de un sistema cerrado de seguridad parecido, en este caso es una membrana de disposición diferente.

sacaleches medela

Además cuenta con un sistema de extracción en en dos fases, que imita los cambios en el ritmo de succión que hacen los bebés.

Sacaleches hospitalario

En España también tenemos disponible Sorevan, que tiene unas válvulas anti-retorno de silicona que impiden ese contacto con la leche y la contaminación. Dispone de dos fases de succión también.

Sacaleches Sorevan

Estos sacaleches ofrecen muy buenos resultados en cantidad de leche obtenida y en comodidad.

Tienen copas o embudos de diferentes tallas para poder usar con pechos de diferente morfología o tamaño y mejorar la experiencia de la extracción, aunque vienen por defecto con un tamaño estándar.

¿Qué pasa con los sacaleches de segunda mano o prestados?

Con la llegada de los gemelos la economía se resiente y es fácil que si tienes la necesidad de sacarte leche para establecer tu lactancia no puedas recurrir a un sacaleches adecuado.

  • Algunos Hospitales prestan sacaleches al alta de la madre para acometer los días de ingreso de los bebés y que puedas traer leche fresca para tus gemelos.
  • Algunos Centros de Salud pueden disponer también de algunos equipos para prestar a la madre si tiene problemas como obstrucciones o mastitis, porque para aliviar una ingurgitación mamaria es mucho mejor usar una extracción con las manos y el masaje de drenaje linfático.
  • En la familia o entre los amigos siempre hay alguna madre que ya no usa sacaleches, o incluso el propio Grupo de Apoyo de Lactancia puede tener sacaleches de diferente tipo para poder dejarte.
  • Por ultimo se puede conseguir un sacaleches más barato de segunda mano, usado relativamente poco o no.

El problema de estas prácticas es:

  1. los kits para extraer leche son accesorios personales e idealmente intransferibles.  Cada madre tendría que tener el suyo o los suyos propios.
  2. Son sistemas abiertos de recolección. Salvo el personal de AMEDA, y los dos de MEDELA mencionados, el resto de los extractores de leche  personales no disponen de esas membranas en las que no hay contacto con la leche materna y el motor, que hagan que se puedan contaminar los nuevos usuarios.
  3. Con el tiempo estos sacaleches personales pueden perder eficacia porque como casi todos los aparatos, tienen una vida útil limitada, o tienen piezas rotas o desgastadas que hace falta sustituir.

En resumen, el riesgo es que tengas que invertir al final dinero en adquirir repuestos o comprar un kit nuevo. El riesgo biológico al compartir un accesorio personal sigue existiendo, pero es una decisión  final personal que sólo tu puedes tomar.

Con el sacaleches  no basta

Puedes tener el mejor sacaleches y no tener los resultados adecuados. Un buen sacaleches no exime de una buena asesoría de lactancia y  atención para su uso y para la optimización de los resultados con él.

Antes de adquirir un sacaleches, contacta conmigo y hablamos de tu situación y estudiamos qué puede ser mejor en tu caso y cómo alcanzar tus objetivos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: