Te cuento mi lactancia: Karina Moner

Hoy tenemos en nuestro Te cuento mi lactancia, bajo el hastag #Normalizandolactanciamaternacongemelos a Karina Moner.

Igualmente es madre de una hija mayor antes que sus mellizos y contando con experiencia previa amamantando nadie iba a engañarla.

Sería difícil, pero no imposible.

Tú también puedes contar tu historia. Envíamela con una foto y rellena el formulario de consentimiento para su publicación. La estoy esperando.

Karina Moner

Para empezar te cuento que este fue mi segundo embarazo y a mi primer hija la amamante sin problemas hasta los 2 años y medio (lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses).

Al igual que su hermana, mis mellizas nacieron por cesárea y se encontraron conmigo después de 40 minutos.

Nacieron de 37 semanas y a pesar de la espera se prendieron bien al pecho.

La posición que adopté para hacerlo fue yo acostada y ellas arriba ayudadas por mi esposo. Al principio estaban adormiladas y debía despertarlas para comer.

Con la cesárea tradicionalmente se separa a la madre de los bebés y entonces el primer contacto no se produce hasta más tarde, haciendo perder tiempo importante a los bebés.

Los recién nacidos buscan el pecho de forma muy activa en las dos primeras horas, ya que de ello depende su superviviencia y está inscrito en sus genes.

Después de esas dos horas los bebés caen en un letargo, que puede durar unos horas, en los que descansan y la madre lo hace también.  Cuando están aletargados y no se han despertado del todo, puede costarles mamar.
A veces les costaba prenderse pero yo sabía que iban a lograrlo, con paciencia y tranquilidad logré que comieran bien.  😉

Como si nadie se percatara de mi empeño y dedicacion, 😯 en el sanatorio todas las enfermeras me decían que debía darles biberón con fórmula cada 3 horas….eso sí : antes debia darle el pecho.

Toda vez que alguien afirma tan tajántemente que hay que darles un «biberón» de fórmula cada 3 horas tiene que justificarlo con un diagnóstico certero y basado en la evidencia.

Muchas madres son cuestionadas así en su capacidad al darles teteros de fórmula simplemente por desconfianza.

Preguntar el motivo por el que se oferta y pensar si es necesario. Para ello previamente es necesario que sepas y estés preparada.
Al principio accedí no me acuerdo porqué  (me presionaban para que lo hiciera ), pero al ver que vomitaban todo porque primero le daba la teta.

Cuando se supera el pequeño estómago de un bebé recién nacido normalmente se vomita. Se escupe por una cuestión de sentido común. No cabe.

Sólo hace falta comprobar que maman bien y sacan ese calostro.

Ya que ví que tomaban bien la teta,  decidí no darle más biberones.  :mrgreen:

Cuando avisé a las enfermeras que no necesitaba más biberones fue terrible.

Me presionaban diciendo que no sabia nada, 👿 como si les estuviera haciendo un daño.

Fue feo tener que escuchar recién parida de mellizos, sin dormir y cansada que haces todo mal por amamantar a tus bebas, que por otra parte lo estabas logrando gracias a una gran dedicación.

Al llegar a casa vinieron los controles : me seguían recomendando que diera biberón con fórmula porque eran pequeñas y debían engordar. 

Ser pequeño no es un motivo para suplementar. Los bebés gemelos nacen con un kilo menos que otro bebé que nace solo.

Nacer con 2.000 gr o 2.500 gramos no es motivo para suplementar.

Es muy poco profesional, y además teniendo leche materna antes que fórmula que se puede extraer, que se puede proporcionar si hay un verdadero motivo para suplementar.

Y el biberón no es el método de elección.

Estas lactancias se siguen de manera cercana, y se trata de confirmar que maman bien en todo momento. Y para esto necesitamos personal entrenado, y mamás empoderadas.
Les dije que iba a apostar por la lactancia exclusiva y que estaba dedicada día y noche ( como eran pequeñas y media dormidas las despertaba cada 3 horas y si querían antes a demanda día y noche, hasta me ponía alarmas por las dudas).

A veces sabe más una madre informada y empoderada que un profesional poco formado y actualizado.
Todo esto a pesar de los dichos de que si maman mucho adelgazan por el esfuerzo, a lo que mi marido decia: el ejercicio las hace más fuertes. 😀 

Dicen, más vala maña que fuerza. Y esto aplica. Si los bebés son eficaces, no se cansarán en absoluto.

Y efectivamente, el padre sabía más que el personal. Si maman más, sabrán mamar mejor cada vez.
Las bebas engordaron genial,pero eso no fue suficiente para el sistema de salud: a los dos meses y a pesar de que la curva de crecimiento y peso era ascendente dentro de su tamaño, la pediatra me pregunta porque le estaba dando lactancia materna exclusiva.

A lo que le pregunto porque me hacía esa pregunta.  🙄

Me contesta que con toda esa obsesión sobre la lactancia exclusiva estaban haciendo daño a los bebés y que le diera biberón con fórmula para que engordaron más.

Infantilizadas, ninguneadas. las madres pueden pasar por comentarios de este tipo en muchas ocasiones y se nos olvida que una vez alguien en nuestra carrera nos explicó cómo hablar a los pacientes con el respeto que se merecen.

No es objetivo, no es científico, no es profesional.

Además, se sabe que forzar la subida de peso de bebés de bajo peso puede tener consecuencias de salud futuras que puedes ver en este post sobre el desafío de amamantar a gemelos pequeños para su edad gestacional.
Por suerte para esa doctora soy una persona calmada y no seguí el tema.

Me fui a consultar con una asesora en lactancia del mismo sanatorio para que verificará si realmente estaban engordando poco con lactancia materna exclusiva a demanda.

Y llegamos al fin de nuestra historia: la asesora me confirmó que estaban engordando más que bien en relación con su tamaño. 

Me felicitó y me dio ánimo cómo debería recibir cualquier madre que se dedica a amamantar a sus hijos.

La verdad es que no entiendo como algo tan natural como lo es amamantar se volvió en una proeza.

Algo que una debe defender con uñas y dientes. 

Un derecho que es tanto del niño como de la madre por su salud física y mental.

Amo amamantar a mis hijas y seguir mi instinto me hace sentir plena.

Espero que todas podamos confiar en nuestro instinto y poder interior.

¿Te ha gustado la historia de Karina? ¿Qué opinas?

¿Quieres que tu historia salga en este espacio?

programa de lactancia materna para futuras madres de gemelos
Saca partido a tu poder. Aprende a manejar tu lactancia materna contra viento y marea. Con gemelos se puede. Si tu quieres, te proporcionamos las herramientas aquí.

Deja un comentario

9 + dieciseis =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: