Gemelos con bajo peso al nacer

El bajo peso al nacer suele ser algo normal entre los gemelos. Cuando el mismo está por debajo del adecuado para su tiempo real los bebés son pequeños para su edad gestacional.

gemelos con bajo peso al nacer
Discordancia de peso entre gemelos

Cuando contaba con 34 semanas de mi primera gestación una ecografía revelaba que mis niños gemelos eran más pequeños de lo que les correspondía para su edad gestacional.

Algo común entre los bebés nacidos de parto múltiple que comparten placenta –monocoriales– y que puede preocupar a otros padres como me pasó a mí.

Aunque esta situación no es considerada una enfermedad, puede comprometer potencialmente la salud de los bebés, por lo que son vigilados atentamente durante su infancia.

Cómo se diagnostica un bebé pequeño para su edad gestacional (PEG)

Para entender mejor todo vamos a empezar hablando de percentiles y de tablas de crecimiento.

Estas curvas se utilizan para evaluar el desarrollo de los niños en función de unos valores de referencia establecidos de antemano como normales para niños de la misma edad y sexo.

El resultado de estas medidas se expresa en percentiles.

Actualmente las tablas que tenemos de referencia para medir el desarrollo adecuado de los bebés son las elaboradas por la OMS, que están realizadas tomando como punto de observación a bebés alimentados al pecho.

Al ser tablas realizadas con bebés amamantados, permiten obtener una evolución más natural del bebé.

Es por ello que gracias a ellas se pueden detectar por un lado los casos de desnutrición y por otro los de obesidad de forma más rigurosa y precoz.

Aunque los bebés nacidos de partos múltiples y los prematuros no fueron incluidos en la muestra de bebés que fueron utilizados para la elaboración de las tablas, hoy los gemelos se miden con las mismas tablas de crecimiento, pero se tienen en cuenta sus diferencias y se puede ser más flexible con ellos.

Un percentil es una línea que nos muestra la evolución del crecimiento de un bebé desde su nacimiento e indican el lugar que un bebé ocupa entre 100 de su misma edad en relación al peso, la talla o el perímetro craneal.

El número de percentil de peso nos dice cuál es el porcentaje de niños o niñas que estando en una situación normal está por debajo del peso de esa línea.

El percentil 50 es el que se considera la media, que significa que 50 de 100 niños está por debajo de los 3.200 gramos.

El percentil 3 es el que se toma como referencia para la alerta de bajo peso, y quiere decir que 3 de cada 100 niños está por debajo del peso que refiere.

Es importante, no obstante, tener en consideración los otros valores de referencia, como la talla, para diagnosticar con fidelidad el Bajo Peso para su Edad Gestacional.

Se considera un bebé pequeño para su edad gestacional al que nace precisamente dos desviaciones por debajo del peso correspondiente a su tiempo de nacimiento, o por debajo del percentil 3.

En el caso de los gemelos, puede afectar a uno o a ambos bebés y puede coexistir al mismo tiempo con la prematuridad.

También hay que tener en cuenta que durante la gestación a los gemelos se les evalúa con una tabla diferente, ya que a partir de la semana 28 su crecimiento se ralentiza notablemente, no siendo ello patológico.

La determinación del bajo peso para su edad gestacional se debe realizar teniendo en cuenta estos aspectos.

Más pequeños que los que nacen en solitario

Hay que recordar que los  gemelos de por sí son niños que nacen pequeños, alrededor de los 2.500 gramos, y que de entrada naciendo a su edad gestacional adecuada no se consideran de  bajo peso.

Normalmente nacen entre las semanas 37 y 38. Raro es el ginecólogo que se atreve a dejar evolucionar un embarazo gemelar más allá.

Por ejemplo, RC nació con 2.440 gramos en la semana 37 + 3.

FJ nació con 1.595 gramos en la misma semana, por supuesto.

De acuerdo a su edad gestacional deberían haber pesado unos 2.800 gramos, pero nacieron por debajo de la media de su tiempo de acuerdo a lo que viene a ser el peso de los gemelos, no de los bebés únicos.

Como el límite inferior de peso en esta semana para bebés únicos está en los 2.770 gr. aproximadamente, tanto RC como FJ se considerarían pequeños para su edad gestacional.

Especialmente FJ, que pesaba muy por debajo y su peso correspondía realmente con una edad de 32 semanas, y es el que realmente tuvo un verdadero PEG.

RC simplemente fue un bebé pequeño de acuerdo a lo esperado siendo gemelo y tenía entonces un peso adecuado a su tiempo, aunque en el informe pusieron bajo peso.

Puede que sólo sea una cuestión de genética, porque el papá o la mamá sean más bien  pequeños, pero la mayor parte de las ocasiones el bajo peso está relacionado con situaciones como el estado general de la madre durante el embarazo, la evolución del mismo y la aparición de complicaciones tales como hipertensión arterial, complicaciones con la placenta, o infecciones.

Otras veces la razón no queda clara.

El hecho de ser bebés nacidos de un embarazo múltiple ya los predispone directamente a poder pesar menos de lo normal.

Otros factores de riesgo son:

  • No tener apoyo durante el embarazo.
  • Poco peso de la madre al inicio de la gestación.
  • Poco aumento de peso durante el embarazo.
  • Tabaquismo.
  • Insuficiencia Placentaria.

En nuestro caso particular, yo me quedé embarazada después de superar una depresión con trastornos de alimentación, que me dejó en un peso de 50 kg al inicio del embarazo.

Mis bebés eran gemelos monocoriales que empezaron a experimentar discordancia de peso ya en el segundo trimestre y se sugirió la posibilidad de una transfusión feto fetal en la semana 33.

Desde la semana 24 se siguió un exhaustivo seguimiento del crecimiento fetal de los bebés, especialmente de FJ, que creía de forma general, más despacio que su hermano y de manera discordante.

A esto le llaman Crecimiento Intrauterino Retardado, una situación que suele presentar se muy habitualmente al mismo tiempo que el bajo peso, pero que no implica que todos tienen por qué nacer con Bajo Peso, sino que simplemente no han alcanzado su potencial de crecimiento y desarrollo como se debería, pero están dentro de los rangos normales de peso para su edad.

Los bebés pequeños para su edad gestacional se alimentan todo lo bien que pueden dentro de sus posibilidades.

Al nacer requieren de una valoración especial porque su salud está potencialmente comprometida, acusando una alta morbi mortalidad (casi un 10 o un 20% más que un bebé con peso adecuado).

Cuando un bebé empieza a experimentar restricción en la nutrición y en la oxigenación su pequeño cuerpo empieza a reorganizar sus prioridades de acuerdo a preservar su vida.

Una de las cosas que yo empecé a notar fue que FJ se movía poco.

Podría ser que el bebé estuviera conservando su energía para optimizar sobre todo aspectos de su desarrollo relacionados con el desarrollo cerebral dejando de lado partes menos importantes, como ciertos órganos y tejidos, los músculos o el panípulo adiposo.

Al nacer entonces los bebés pueden experimentar fácilmente más hipoglucemias, ya que no tienen casi reservas de glucógeno, desajustes de temperatura al tener poco tejido de grasa subcutánea y no tenerlo adecuadamente distribuido, ictericia por haber sufrido dentro del vientre falta de oxigenación, o déficits minerales como de calcio.

Durante el parto puede haber sufrido fácilmente aspiración de meconio y presentar estados nauseosos y más mucosidad de la normal. Puede presentar con más frecuencia regurgitaciones.

Además durante las primeras semanas tienen más riesgo de sufrir un retraso en el crecimiento, sobre todo porque tienen cierta inmadurez intestinal que no les permite absorber nutrientes de forma adecuada, incluso comparado con bebés prematuros de su mismo peso (en este caso en comparación con un bebé de 33 semanas).

A esto se le suma que debido a su relación de tamaño puede no alimentarse de forma efectiva durante el amamantamiento.

Su estatura puede ser baja, y deben someterse a una vigilancia de su talla para que logren alcanzar su recuperación dentro de los dos primeros años de vida.

Las alteraciones estructurales en el cerebro cuando hay restricción de alimento durante el embarazo puede originar menores niveles de inteligencia y peor desarrollo neurocognitivo que empiezan a debutar a partir de los dos años.

A largo plazo se puede hablar de bebés más predispuestos a padecer trastornos cardiovasculares, hipertensión arterial, síndrome metabólico como la diabetes mellitus tipo II, la dislipidemia o problemas renales de adultos.

Los bebés gemelos que comparten placenta

Los bebés nacidos de parto múltiples, como lo son los gemelos, pueden tener en algunas ocasiones dificultades en su nutrición y oxigenación dentro del vientre materno por el hecho de compartir la misma placenta.

Los gemelos monocoriales pueden tener comunicación vasculares de su placenta, permitiendo que a uno de los bebés le llegue más sangre que a otro, hecho que origina un conflicto de intereses fraternos.

Suele ocurrir en 1 de cada 2000 embarazos y puede comprometer la vida de ambos gemelos.

Habitualmente los gemelos monocoriales tienen un seguimiento por ultrasonido que va evaluando el crecimiento y el correcto flujo de cada cordón con su bebé correspondiente, para poder actuar con celeridad si surge alguna situación que ponga en peligro la vida de alguno de los bebés.

Así fue como ocurrió con mis primeros gemelos.

Desde la semana 24 hasta el final del embarazo se realizaron ecografías quincenales, y a partir de la semana 33 semanales con monitorización cardiotocográfica diaria.

Cuando el crecimiento se paró y no hubo evolución semanal, a la semana 37, se decidió programar el parto para que los bebés crecieran fuera mejor.

Prevención de partos de gemelos con bajo peso al nacer

Es un poco difícil predecir si la madre de gemelos va a tener un embarazo complicado o no, ya que hay factores relacionados con la situación que escapan de su poder, como por ejemplo la inserción adecuada de las placentas y la comunicación vascular de la placenta en caso de gemelos monocoriales.

Ya que el bajo peso al nacer tiene que ver con determinados estilos y hábitos de vida, es recomendable llegar al embarazo en las mejores condiciones físicas, psicológicas y emocionales.

Es importante llevar una nutrición sana y equilibrada, que incluya una buena ingesta de líquidos, la práctica de ejercicio acorde con la gestación y sobre todo, el entrenamiento en  técnicas de respiración y relajación.

Es muy importante que se lleve un buen seguimiento del embarazo acorde con las necesidades de cada caso, sobre todo si se comparte placenta.

Si se evitan los tóxicos como el tabaco, el alcohol y otras sustancias potencialmente nocivas, es fácil reducir los riesgos.

No se debe olvidar que es necesario un buen apoyo familiar y social durante la gestación y asegurarse de descansar suficiente,  disfrutando de cada minuto de los movimientos de los bebés.

Acudir a un grupo de apoyo de madres, y a la preparación al parto con suficiente antelación, especialmente de gemelos, para poder recibir respuesta a todas las dudas y reducir el nivel de ansiedad.

Criar a gemelos con bajo peso al nacer

No es difícil ya que los bebés vengan de dos en dos cuando la madre sólo tiene dos manos, pero si tenemos dos pechos es porque tenemos suficiente para poder empezar con buen pie y darles la mejor bienvenida.

Dependiendo del peso y del estado pueden ingresar en la unidad de Neonatos o sólo pasar a un alojamiento conjunto con su mamá

Con estos bebés se inician además tratamientos preventivos de Atención Temprana.

El tratamiento por excelencia de los Bebés Nacidos con Bajo Peso es la alimentación con leche de su madre, especialmente adaptada a sus necesidades y en segundo lugar, pero igual de importante porque van juntos, el Contacto Piel con Piel o Cuidados Madre Canguro (MMC).

Cuando esta situación me ocurrió a mí desafortunadamente en Santa Cristina no sabían del madre canguro, y sacar a FJ de su incubadora me costó mucho tiempo.

En contacto piel con piel los bebés estabilizan muy bien todas sus constantes vitales.

Puede que asuste que los bebés sean tan pequeños y frágiles, pero precisamente por eso es tan importante para ellos la leche materna.

Por lo tanto se recomienda que estos bebés reciban lactancia materna desde el primer momento, ya que mientras que la leche fórmula simplemente no ofrece ventaja alguna y demostrada de mejora del desarrollo intelectual ni reduce los problemas de orden digestivo, la leche de su madre lo es todo.

Les proporciona sobre todo un aumento del potencial de protección inmunológica y gracias a ella consiguen alcanzar el crecimiento infantil normal y nutricional más óptimo.

A veces las madres pueden tener ciertos sentimientos ambivalentes, como el de culpa y la pérdida de confianza.  Gracias a la lactancia materna la madre podrá estrechar y reafirmar la vinculación con cada bebé y sentir que es importante en el desarrollo de ambos.

En estos momentos más que nunca la leche materna es una obra maestra, con pura función medicinal, algo así como magia natural.

Puede que al principio sea difícil poder amamantarles, pero no es necesario ni hacerlo a la vez ni hacerlo enseguida, pero sí la extracción de leche debe iniciarse lo más pronto posible, ya que la calibración del volumen del pecho es crucial en los primeros siete días.

Cualquier retraso del estímulo del pecho y/o la extracción tiene efectos importantes en la producción de leche.

Hoy RCy FJ son dos chicos maravillosos, que han sido pequeñitos durante mucho tiempo, pero en los últimos meses, cerca de la pubertad, se ha notado el estirón y nunca habría pensado que con 13 años tendrían el mismo pie que su padre y fueran casi más altos que él.

Y eso que sólo recibieron 6 meses de leche materna. Teniendo en cuenta que a mayor dosis de leche mejores resultados, lamento no haberlo hecho con la misma vehemencia que con los pequeños.

Los bebés al final crecen, a pesar de ser gemelos idénticos, serán diferentes.

Cada uno tiene un ritmo para crecer distinto, y no es bueno intentar forzar situaciones solo para unificar el progreso de ambos.

¿Has tenido gemelos de bajo peso? ¿Quieres contarle a otras madres cómo lo llevaste? Tu experiencia ayuda a otras mamás, y yo también aprendo de tí.

Déjame tus comentarios.

Si te ha gustado este post compártelo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
A %d blogueros les gusta esto: